La Verdad

Real Murcia

El plan de Gonzalo Samper para salvar sus acciones del Murcia

Gonzalo Samper.
Gonzalo Samper. / Guillermo Carrión / AGM
  • Con Gestora Deportiva Murciana en concurso, el hijo de Jesús Samper evita que varios acreedores de las empresas de su padre embarguen el 73% de la propiedad del club grana

Gonzalo Samper no ha provocado el concurso de acreedores de Gestora Deportiva Murciana para quitarse de encima el 73% de las acciones del Real Murcia ni para deshacerse de un problema que ha heredado tras la muerte de su padre. Todo lo contrario. Lo ha hecho para proteger a la institución grana de los acreedores que tienen las empresas de su progenitor. El fin último del único hijo de Jesús Samper es deshacerse de estas acciones, pero no ahora, a través de un embargo de terceros y cuando su valor es prácticamente inexistente, sino más adelante, cuando la situación deportiva del club mejore y pueda sacarles algún provecho.

Jesús Samper utilizaba Gestora Deportiva Murciana como sociedad instrumental que tomaba prestado dinero de otras sociedades del propio grupo de la familia para después prestarlo al Murcia y a sus filiales. Cada año que había pérdidas o agujeros, Santa Mónica o cualquier otra de sus firmas ponía el dinero necesario para cuadrar las cuentas. Ahora, algunas de esas firmas están en liquidación y sus acreedores, entre los que están bancos y grupos de inversión, quieren cobrar algo a toda costa. Dado que Gestora Deportiva Murciana figura como deudor de esas sociedades de los Samper por el dinero que tomó prestado anteriormente, las acciones del Murcia eran algunos de los activos embargables.

Por lo tanto, el peligro residía en que en la fase de liquidación de cualquiera de esas empresas que dejaban dinero al Real Murcia sus respectivos administradores concursales decidieran ir a por el único capital que tiene Gestora Deportiva Murciana: el 73% de las acciones del Murcia y los créditos que prestó a la entidad grana y a sus filiales. El resto de las acciones no corren peligro porque son de Raúl Moro y otros pequeños accionistas. Con la entrada de Gestora Deportiva Murciana en concurso voluntario, Gonzalo Samper evita que cualquier acreedor de las empresas de su padre se quede con el paquete mayoritario, e incluso que sea troceado en pequeñas partes.

Varios compradores

La maniobra, la entrada en concurso, tiene como fin proteger sus acciones y esperar a un posible ascenso. De hecho, Gonzalo Samper ha manifestado que tiene encima de su mesa varias ofertas de grupos para hacerse con el Murcia si el club vuelve a Segunda. De momento, la siguiente parada del proceso es el 15 de mayo, fecha límite que tiene el administrador concursal de Gestora Deportiva Murciana, Jesús García, para presentar ante el Juzgado un informe detallado sobre los activos y pasivos de la sociedad. Después, Gonzalo Samper tiene previsto presentar una propuesta de concurso para contentar a sus acreedores. El hijo de Samper tomará como ejemplo, que prevé pagar a sus acreedores en función de la categoría en la que milite el club. Cuanto más valgan las acciones del Murcia, a más acreedores podrá pagar. Además, el hijo de Samper insiste en que no es fundamental la aceptación de la herencia de su padre para que el Murcia esté seguro y para que todo su plan salga adelante.