La Verdad

Real Murcia

Un premio más gordo para un final feliz

Raúl Moro, algunos de sus consejeros y la plantilla, en la ofrenda floral celebrada durante las Fiestas de Primavera.
Raúl Moro, algunos de sus consejeros y la plantilla, en la ofrenda floral celebrada durante las Fiestas de Primavera. / Alfonso Durán / AGM
  • Raúl Moro recompensará a su plantilla y cuerpo técnico con más de 400.000 euros si consigue el ascenso. El Consejo grana sabe que subir es clave para la viabilidad del Murcia y por eso ha doblado la prima que ofrecieron Samper y Abarca

El Real Murcia tiene que cuidar todos los detalles y atar todos los cabos sueltos de cara al final de temporada. Uno de los más importantes es tener cerrado el acuerdo con los jugadores y cuerpo técnico por las primas, en caso de ascenso a Segunda. Pasa todos los años y en todos los equipos, no solo en el Real Murcia. Por eso la directiva murciana negoció con los capitanes de la primera plantilla el premio en caso de que el equipo grana se meta entre los cuatro primeros al final de la Liga y acabe ascendiendo a Segunda División a finales de junio.

La cantidad fijada, en total, para la primera plantilla y cuerpo técnico ronda los 400.000 euros, una cantidad bastante superior a la fijada por el Consejo de Martínez Abarca un año atrás. Aunque esta cantidad parezca desorbitada para un club sumido en una gran crisis económica, Moro entiende que es solo una pequeña parte del premio económico que ingresaría el Real Murcia si asciende al Fútbol Profesional, cifrado en cerca de 7 millones de euros solo por derechos de televisión, sin contar publicidad y abonos. La directiva grana ha determinado que no pierde nada ofreciendo una cantidad tan fuerte, ya que si la actual plantilla logra devolver al equipo murciano a la élite, su supervivencia estará mucho más asegurada.

La prima actualmente pactada ha dado un salto con respecto a los dos últimos años, desde que el club grana fue descendido a Segunda B por motivos económicos. En la temporada 2014-15, la del Murcia en el grupo I, los jugadores pactaron un premio cercano a 8.000 euros por cabeza en caso de ascenso. Al año siguiente, Martínez Abarca negoció una prima superior para sus jugadores, coincidiendo con el tramo de temporada en el que el equipo de Aira comenzó a cojear. El abogado murciano decidió ofrecer una cantidad cercana a los 10.000 euros por jugador para intentar levantar el ánimo del vestuario, que aún así se derrumbó y perdió el liderato del grupo IV y cayó en la primera ronda del 'playoff' ante el Toledo de Onésimo.

En la actual temporada, que comenzó con la gestión de Abarca y su grupo, se cambió la forma de proceder. Con todos los jugadores que llegaron al Murcia al principio de temporada se pactó en sus contratos una prima por ascenso inicial de 10.000 euros por cabeza, aunque los exgestores de la entidad no descartaban que tuvieran que elevar ligeramente la cifra en el tramo final de campaña. El plan ha cambiado tras la llegada de Raúl Moro y su grupo. El actual Consejo acaba de negociar un pacto global para todos los jugadores por igual, con cifras que han dejado satisfechos a los futbolistas que dirige Vicente Mir, que han asumido la responsabilidad de llevar al equipo grana a Segunda.

Además, la totalidad de la plantilla se verá beneficiada por el ascenso, ya que todos sus contratos variarán a mejor en un escenario como el de Segunda. Para empezar, ninguno de ellos podrá cobrar por debajo de los 77.000 euros, el salario mínimo para la categoría de plata.

Hasta esta temporada, el importe de las primas por ascender a Segunda División habían disminuido con respecto a la campaña 2010-11, fecha del último ascenso del Murcia al Fútbol Profesional. En aquella campaña, el equipo de Iñaki Alonso ascendió un año después de bajar en Montilivi, obteniendo un premio por jugador de 15.000 euros netos. Mucho mayor fue la prima ofrecida por el propio Jesús Samper dos temporadas más tarde, cuando el Real Murcia de Julio Velázquez se quedó a un solo paso de Primera.

Entonces, y a pesar de que el equipo grana ya estaba sumido en una profunda crisis financiera, el madrileño ofreció a su plantilla un premio de 2 millones de euros. Entonces, y al igual que ahora, la prima estaba acorde a la recompensa que recibiría el club por el ascenso y que superaría los 30 millones de euros solo por derechos de televisión.

800.000 euros invertidos

Mientras tanto, Raúl Moro sigue poniendo dinero en el Real Murcia. Después de los 400.000 euros iniciales de la ampliación de capital, ha tenido que desembolsar otros 400.000 para sufragar diferentes gastos. Sin la aparición del empresario extremeño, la temporada se hubiera complicado en lo económico. En cuanto a la primera plantilla, recientemente cobraron la mensualidad de marzo y a mitad de mayo el empresario extremeño tiene previsto pagar la de abril.

La plantilla del Imperial, por su parte, cobrará la próxima semana una o dos mensualidades de las que tienen pendientes, según los planes del Consejo. Además, el Real Murcia va a firmar en los próximos días un acuerdo para utilizar como residencia parte de las torres de edificios cercanas a la Nueva Condomina que construyó Jesús Samper y que en gran parte están deshabitados. En principio serán cinco viviendas en las que se alojarán 15 de los futbolistas que integran las bases del club grana.