La Verdad

Real Murcia

Una fiesta en un entierro

Partido de La Roda disputado en el campo Municipal de la localidad albaceteña.
Partido de La Roda disputado en el campo Municipal de la localidad albaceteña. / La Roda C.F.
  • El ya descendido La Roda recibe con los brazos abiertos a los casi 2.500 aficionados del Real Murcia, a los que instalará una grada supletoria y dará un servicio especial en la cantina

La afición del Real Murcia prepara una invasión histórica a La Roda, con más de 2.100 seguidores que acompañarán a su equipo para animarlo en su lucha por acabar en puesto de 'playoff' la fase de ascenso a Segunda. Lejos de asustarse, en La Roda solo piensan en que los hinchas granas disfruten del partido y se sientan cómodos. Han preparado el Municipal de La Roda para que se sientan como en casa, pero con miguelitos.

La recaudación servirá para que La Roda pague a sus jugadores parte de la deuda que tiene contraída con ellos. Les debe tres nóminas. El club manchego, por tanto, va a recibir a la afición grana con los brazos abiertos. «Ha sobrepasado todas las previsiones de asistencia al partido que teníamos para esta jornada», dijo ayer Ricardo Moya, directivo de La Roda, quien añadió que su club se ha gastado 5.000 euros en instalar una grada supletoria para 1.000 espectadores.

«No lo hacemos para hacer más caja, sino para que los que vienen de fuera puedan estar más cómodos y no haya problemas de seguridad», advierte. Y es que el aforo de 3.000 espectadores que tiene el Municipal de La Roda es relativo, puesto que solo hay 250 asientos en la zona de tribuna, mientras que el resto del estadio es de piedra, como eran antiguamente los campos. El club aprobó ayer su montaje y no han querido hacerlo oficial hasta que hoy vaya la empresa a montarla en la zona del lateral del campo. La intención es situarla entre lo que es la grada propiamente dicha y los arboles que hay detrás, ahí colocarán tres filas más para que puedan tener más espacios los espectadores.

No será la única comodidad que tendrán los visitantes. También han montado dos sanitarios portátiles para que no tengan que desplazarse todos los aficionados al único baño que hay en el estadio, situado en la zona de tribuna. También han reforzado el servicio de la cantina del bar, en el que han preparado bocadillos, han recargado bebidas y han pedido 600 cajas de miguelitos para que nadie se marche del partido sin probar, al menos, uno de los productos estrellas de la localidad.

El club manchego percibirá por este partido un atractivo botín, que superará los 18.000 euros. La venta anticipada de entradas es a 8 euros la localidad y se pueden adquirir hasta hoy. Mañana su precio subirá hasta los 15 euros. Con ese dinero, la directiva ha anunciado a la plantilla que el martes recibirán una de las tres mensualidades que les deben, ya que al ser un club modesto esa cantidad les da para pagar a todos los jugadores. Esos retrasos en los pagos se deben a que tienen apalabrado con la Junta de Castilla La Mancha, la Diputación y el Ayuntamiento una serie de subvenciones que todavía no han recibido, pero que cuando lo hagan dejarán al club con superávit y podrán hacer frente a todos las deudas que ahora tienen.

La invasión grana, que rondará los 2.500 aficionados desplazados hasta el pueblo de Los miguelitos, sumado a los 570 socios fieles que van al estadio cada domingo, harán que sea la segunda mayor asistencia a un partido que ha tenido La Roda en su historia. Su mejor entrada la vivió en la fase de promoción a Segunda B del año 2010 ante el Gandía, al que asistieron unos 3.500 espectadores. Ni las visitas del filial del Real Madrid ni de históricos como el Cádiz o el Recreativo de Huelva han hecho que el aforo supere los 2.500 seguidores. La visita del Cartagena esta temporada tampoco movilizó a tantos aficionados. A aquel partido acudieron unos seiscientos seguidores cartageneros.

Sin televisión

Se había especulado mucho últimamente con la posibilidad de que 7 TV anunciase a última hora la retransmisión en directo del partido de mañana entre el Real Murcia y La Roda, pero el directivo Ricardo Moya informó ayer a 'La Verdad' de que las negociaciones para la transmisión estaban rotas.

Los murcianos que no puedan ir a La Roda tendrán que asumir la disputa que tiene el club manchego con Castilla La Mancha Televisión desde el principio de temporada, cuando la junta directiva del club reclamó un montante fijo por toda la temporada, mientras que el ente público quería ir pagando partido a partido. Una negociación que acabó sin acuerdo. Esta semana, Castilla La Mancha Televisión -que dará mañana al mediodía el Albacete-Socuéllamos- pidió a La Roda, por instancia de La 7 TV, producir el partido para que se viese en la Región de Murcia. El próximo rival del Murcia pidió 2.000 euros, una cifra que se negaba a pagar el ente autonómico. Finalmente, la tirantez que han tenido desde la televisión manchega y La Roda durante todo el año ha provocado que las cámaras no puedan entrar al estadio para ofrecer el partido en directo.