Fútbol | Real Murcia

Un objetivo, dos escenarios

Víctor Gálvez, el miércoles, durante un acto con los medios./Nacho García /AGM
Víctor Gálvez, el miércoles, durante un acto con los medios. / Nacho García /AGM

El ascenso no pasa solo por el césped: Gálvez tiene que llegar a un acuerdo con el fisco para subir a Segunda. También tiene que cerrar un trato con la Seguridad Social, a la que el Murcia debe casi tres millones de euros

ALBERTO GÓMEZMURCIA

Deportivamente el Real Murcia va como un tiro. Está completando un final de campeonato espectacular, postulándose como uno de los grandes favoritos para lograr el ascenso de categoría en las eliminatorias que arrancarán en mayo. Sin embargo, que los granas puedan competir en la división de plata la próxima temporada no solo dependerá de lo que suceda en el césped. Lo que ocurra en los despachos también tendrá mucha importancia. Una de las cuestiones que los dirigentes pimentoneros deben atender con la mayor urgencia es la deuda que el club grana tiene pendiente con Hacienda.

El presidente del Murcia, Víctor Gálvez, dio esta semana los primeros pasos para alcanzar un acuerdo con el fisco. Trasladó por escrito una propuesta que recogía el abono inmediato de la décima parte de la totalidad que le debe el Murcia. El empresario alicantino detalló que en su encuentro con Hacienda le trasladaron que el club adeuda 13,4 millones, por lo que Gálvez ofreció el pago inmediato de 1,3 millones. Además, aportó como garantía un bien libre de cargas propiedad de la empresa Gálvez Brothers, la mercantil que dirigen los actuales gestores murcianistas.

Víctor Gálvez comentó en la presentación de Toni Hernández como nuevo director general y deportivo del Murcia que nadie del equipo había ido a hablar con Hacienda en los últimos siete años. Sin embargo, el 22 de mayo de 2017 los exconsejeros Enrique López y Stefan Settels se reunieron con el delegado de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria en la Región, Alfonso del Moral, poco después de que este cartagenero ocupara el cargo. Eso sí, la cita no supuso ningún avance porque el Murcia no estaba en disposición de pagar ninguna cantidad.

Podrían pedir más

Ahora el presidente de los granas tiene en mente seguir los mismos pasos que dio el Elche para desbloquear su situación con el fisco. «Si al Elche se lo aceptaron, ¿por qué a nosotros no?», se pregunta Gálvez. La propuesta trasladada por el empresario de Orihuela esta semana será evaluada por la Agencia Tributaria en Madrid y en las próximas semanas el Murcia recibirá una contestación. Los consejeros murcianistas confían en que su propuesta llegue a buen puerto, aunque no es descartable que Hacienda exija al Murcia un pago mayor al propuesto por el equipo de Víctor Gálvez.

De hecho, en un informe de auditoría que el Real Murcia entregó a sus accionistas en junio pasado se reflejó que la Agencia Tributaria demandó al club grana el pago inmediato de 3,8 millones en concepto del IRPF que la entidad murcianista estuvo sin abonar desde que entró en concurso de acreedores, en febrero de 2009. El problema es que el equipo pimentonero siguió sin abonar el IRPF, por lo que esta cantidad se ha ido incrementando con el paso del tiempo.

El espejo del Elche

A falta de que llegue la contestación de Hacienda en Madrid a las oficinas de la Nueva Condomina, el Murcia se mira en el espejo del Elche. El equipo franjiverde cerró un convenio con la Agencia Tributaria en noviembre del año pasado. Lo hizo pagando 987.123 euros equivalentes al 10% del total de la deuda que tenía el club y que ascendía a 9,3 millones. Llegar a este punto le costó al conjunto ilicitano mantener negociaciones con el fisco durante tres meses, un plazo que dejaría en fuera de juego al Murcia, ya que, en caso de que lograse el ascenso a Segunda, deberá formalizar su inscripción en el fútbol profesional en julio.

El acuerdo alcanzado por el Elche le permitió cobrar 1,25 millones de la Liga como ayuda por el descenso a Segunda B que sufrió. En el caso del Murcia, se podría poner en riesgo una cantidad próxima a los 6 millones por los derechos televisivos a los que tendría derecho el equipo grana, en caso de llegar a Segunda. Otra clave del acuerdo de los franjiverdes con Hacienda es que están cumpliendo lo pactado. En marzo debían afrontar el primer plazo acordado y su máximo accionista, José Sepulcre, depositó los 316.000 euros estipulados. Además, el Elche deberá hacer frente a un 3% de interés por sus incumplimientos en el pasado.

El Elche también alcanzó un acuerdo con la Seguridad Social. Se comprometió a abonar 375.000 euros en 5 años. El Murcia también debe afrontar con prontitud una negociación con este organismo, al que adeuda casi 3 millones de euros. El artículo 18 -relativo a las deudas con la administración pública- del reglamento de control económico a los clubes afiliados a la Liga de Fútbol Profesional, recoge que los equipos deberán aportar «un certificado emitido por las autoridades públicas correspondientes en el que se recoja, expresamente, a fecha de cierre del ejercicio social, que no existen deudas pendientes con la entidad pública correspondiente».

Además, hay otros ejemplos de conjuntos que han cumplido recientemente con Hacienda estando en Segunda B. El Recreativo de Huelva firmó en febrero un convenio para pagar 4,5 millones en 8 años. Por otra parte, el Albacete y el Racing pagaron casi 9 millones al fisco durante la temporada pasada.

Acuerdo con Borja Gómez

El Real Murcia y su exjugador Borja Gómez se vieron las caras ayer en los tribunales. El futbolista presentó contra el club una demanda por despido improcedente y el juicio estaba señalado para ayer en el Juzgado de lo Social número 5 de la capital del Segura. Sin embargo, los abogados del jugador y el Murcia llegaron a un acuerdo en un acto de conciliación previo a la vista. El club grana se compromete a ir haciendo pagos a Borja Gómez hasta extinguir lo que debe cobrar el futbolista el 30 de diciembre. La cantidad se sitúa entre los 15.000 y los 20.000 euros.

El Betis de Valladolid, sin noticias del dinero de Gálvez

La relación entre el Real Murcia y el Betis de Valladolid no para de ofrecer nuevos capítulos. Los granas todavía no han saldado la cantidad que debían abonar por el traspaso de Sergio Escudero al Schalke 04, que se produjo hace casi una década. Esta semana el presidente pimentonero, Víctor Gálvez, anunció que había pagado 15.000 euros al club vallisoletano y avanzó que la deuda estaría liquidada en mayo. Sin embargo, a las arcas del Betis no ha llegado aún ese dinero.

El conjunto castellanoleonés debió cobrar 35.000 euros con la recaudación del Murcia de la venta de entradas del partido contra el Cartagena que se disputó el 8 de abril. Así se recogió en un acta notarial que se firmó en la capital del Segura el 1 de agosto de 2017. A pesar de ello, los pimentoneros no pagaron y el club de Valladolid ha llevado este incumplimiento a los tribunales.

El juzgado mantiene el dinero recaudado retenido hasta que se resuelva la demanda presentada por los vallisoletanos. Además, el Betis presentará una demanda contra el Murcia. Será por los 10.000 euros de recargo que los granas tampoco han abonado por abonar fuera de plazo un pago de 15.000 euros que debieron afrontar el 30 de diciembre de 2017, como muy tarde, y por no pagar lo pactado ante notario de la taquilla del duelo contra el Cartagena.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos