Ocho años de desencuentros

Iñaki Bea felicita a Escudero (año 2010), el jugador por el que el Murcia mantiene el contencioso con el Betis./Nacho García / AGM
Iñaki Bea felicita a Escudero (año 2010), el jugador por el que el Murcia mantiene el contencioso con el Betis. / Nacho García / AGM

Amenaza con querellarse contra los consejeros granas por apropiación indebida de la taquilla del derbi contra el Cartagena. El Betis de Valladolid tramita otra vez el bloqueo de los derechos del Real Murcia por no pagarle lo acordado

ALBERTO GÓMEZMURCIA

La relación que mantienen el Betis de Valladolid y el Real Murcia no para de ofrecer tristes capítulos desde que en el verano de 2010 el club grana vendiera por 2 millones de euros al lateral Sergio Escudero al Schalke 04 alemán. En el contrato firmado entre los equipos se recogió que la entidad pucelana debía percibir el 25 por ciento de un futuro traspaso del jugador, criado en las bases del Betis. Es decir, el conjunto de Valladolid debió recibir 500.000 euros, pero 8 años después el asunto todavía colea.

El último episodio sobre esta historia se escribió ayer. El conjunto castellanoleonés envió por correo electrónico a la federación española la documentación que demuestra que el Murcia no cumplió con el pago que debió afrontar en abril por valor de 35.000 euros. El montante debió salir de la venta de las entradas del derbi contra el Cartagena que se disputó el 8 de abril en la Nueva Condomina. Así se firmó ante notario el 1 de agosto de 2017, pero los murcianistas no cumplieron y por ello deberán hacer frente a un recargo adicional de 7.000 euros correspondiente al 20 por ciento de la cantidad total que debía satisfacer el equipo pimentonero. Así lo dicta una de las cláusulas del acta notarial suscrita entre granas y pucelanos.

Los derechos federativos del Murcia estarán bloqueados de forma efectiva a partir del próximo lunes, fecha en la que el Betis remitirá a la federación un burofax denunciando a los granas. Además, el equipo de Valladolid presentó en el Juzgado de lo Social número 8 de Murcia una demanda por no cobrar de la taquilla del Cartagena, debido a que para este encuentro solicitó un embargo el abogado Pablo Martínez Abarca. De tal forma, el órgano judicial tomó la decisión de retener el dinero recaudado hasta que se celebre el juicio por este asunto. La vista está señalada para el viernes 8 de junio. Así recibió comunicación el abogado Andrés López Atenza en representación del Real Murcia.

En el derbi de los murcianistas contra el Cartagena se recaudaron 24.300 euros por la venta de entradas de la afición albinegra, pero ese montante lo embargó el exgerente de los granas Víctor Alonso como parte de la indemnización por su despido, que se acordó en julio pasado en un acto de conciliación celebrado en el Juzgado de lo Social número 6 de Murcia. El madrileño acordó el cobro de 20 días por cada uno de los 18 años que estuvo trabajando para el conjunto pimentonero.

La taquilla contra el Efesé reportó a los granas una recaudación de 87.000 euros, por lo pudieron saldar lo exigido por Alonso, pero también los 35.000 euros que correspondían al Betis de Valladolid. Es por esto que el conjunto de Castilla y León se reserva el derecho de interponer una querella por apropiación indebida contra los actuales consejeros del Real Murcia.

A los 35.000 euros que no cobró el Betis de la taquilla del Cartagena y el consiguiente recargo de 7.000 euros por su retraso en el abono, la entidad de Valladolid reclama al Murcia el pago de otros 3.000 euros porque los pimentoneros debieron abonar el 30 de diciembre de 2017, como muy tarde, una cantidad de 15.000 euros, pero no afrontaron el pago hasta el 26 de enero de 2018 y ante notario se recogió un recargo equivalente a la quinta parte de la cantidad principal. Es decir, 3.000 euros.

Por lo tanto, el total que debe el Murcia al Betis asciende a los 45.000 euros. De los 10.000 que se corresponden con los recargos porque el club grana va a pagar con retraso los dos últimos plazos la entidad de Valladolid tiene la intención de interponer otra demanda.

Desde el Real Murcia no esconden que todavía no se han puesto en contacto con los pucelanos, pero esgrimen que empezarán a afrontar pagos a partir de la próxima semana, después de estar auditando durante 51 días consecutivos las cuentas del club, con unos resultados que arrojan una deuda de 45 millones, según algunas fuentes. La directiva que encabeza Víctor Gálvez tiene previsto realizar la semana que viene varios anuncios de enjundia.

De la Vega pide consenso

Por otra parte, el empresario mexicano Mauricio García de la Vega quiere evitar el bloqueo institucional en el Murcia que se podría dar si el equipo de Gálvez toma decisiones que después podrían ser tiradas para atrás por el exagente de futbolistas si el laudo arbitral que dictará el Tribunal de Arbitraje Deportivo lo reconoce como dueño legítimo del club grana. Por ello, De la Vega pide que las decisiones que se tomen en el Murcia durante este mes se hagan por consenso. Desde el núcleo del equipo grana, prefirieron ayer guardar silencio sobre este asunto y no se aclaró si recogerán el guante lanzado por Mauricio García.

Stoichkov admite que tiene una oferta de los granas

El delantero del Linense Juan Diego Molina 'Stoichkov' ha admitido en diferentes medios de comunicación del Campo de Gibraltar que tiene encima de la mesa una oferta para fichar por el Real Murcia desde hace unos diez días. El jugador está decidido a abandonar la Balona este verano, pero el problema es que el Cartagena, el Mallorca y el Valladolid también le siguen los pasos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos