El oriolano denuncia que «Mauricio se ha llevado tres sofás, cuadros y alfombras»

«El murcianismo está cansado de gente sin educación ni modales. Gálvez es un novato y lo ha demostrado», responde el mexicano

A. GÓMEZMURCIA

La tensión que mantienen el empresario oriolano Víctor Manuel Gálvez y el mexicano Mauricio García de la Vega vivió ayer un nuevo capítulo. En un desayuno informativo el primero se refirió al segundo apuntando que «de Mauricio lo sé todo. Sé dónde vive y sé lo que hace; y no ha puesto una peseta en el Murcia. Se ha llevado tres sofás, tres cuadros y tres alfombras y he tenido que pagar 623 euros de mi bolsillo de un coche que alquiló con cargo al Murcia. Sueño con él de vez en cuando». También comentó en tono jocoso que «yo tengo el mismo poder que Mauricio. Gestiono sin poner un euro».

Estas palabras no pasaron inadvertidas para el empresario de México, quien llevará a los tribunales a Víctor Gálvez por sus manifestaciones. Los abogados de De la Vega sostienen que imputar un delito a alguien a sabiendas de que no es cierto, sin aportar ninguna prueba y sin denunciarlo en los tribunales, es un claro caso de calumnia, según el código penal. De esta forma, la defensa de Mauricio García de la Vega estuvo en la tarde de ayer preparando la documentación para presentar una demanda de conciliación previa a la presentación de una querella para que se depuren las responsabilidades civiles y penales correspondientes.

«El murcianismo está cansado de gente sin educación ni modales. Es ilógico que Víctor Gálvez se meta en este tipo de problemas. Demuestra su inexperiencia y que es un novato. Una institución tan grande como el Real Murcia no merece esto», apuntó ayer Mauricio García de la Vega al diario 'La Verdad'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos