Pablo Martínez-Abarca también embarga al club

Los embargos están siendo una constante esta temporada en el Real Murcia. Como publicó 'La Verdad' el 19 de octubre, la entidad grana tiene bloqueados los ingresos de la venta de entradas de todos los partidos que dispute como local esta temporada para hacer frente a deudas pendientes. Uno de los últimos en mover ficha ha sido el abogado Pablo Martínez-Abarca. El letrado ha presentado una demanda de ejecución para cobrar una cantidad de 8.587,20 euros.

El demandante trabajó para el Murcia. Por ejemplo, defendió al club en las demandas por despido improcedente que presentó el cuerpo técnico del entrenador Gustavo Siviero cuando fue despedido en febrero de 2013. El decreto emitido por el juzgado competente solicita el embargo de las taquillas del Murcia y también de las posibles devoluciones pendientes que pueda tener la Agencia Tributaria con la entidad grana, así como los créditos pendientes de cobro que pudiera tener el club de las federaciones españolas y murciana hasta cubrir la cantidad exigida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos