Un palco con acento murciano

Moro, Miguel Martínez y Deseado, los tres consejeros que quedan en el Murcia, en la Junta de Accionistas del pasado mes de junio./Vicente Vicéns / AGM
Moro, Miguel Martínez y Deseado, los tres consejeros que quedan en el Murcia, en la Junta de Accionistas del pasado mes de junio. / Vicente Vicéns / AGM

El nuevo Consejo del Real Murcia contará con personas muy vinculadas a la ciudad. A falta de conocer las intenciones del mexicano Mauricio García, la idea de Deseado Flores, consejero delegado del club, es que el nuevo presidente sea de la tierra

ALBERTO GÓMEZMURCIA

Corren tiempos de cambio en el Real Murcia. La llegada del empresario mexicano Mauricio García de la Vega al club y la salida de Raúl Moro de la presidencia se entiende en la directiva grana como una oportunidad para acercar todo lo posible el equipo a la sociedad murciana. Por eso, los planes del equipo pasan porque el futuro Consejo de Administración de la entidad cuente con personalidades relevantes de diferentes ámbitos de Murcia, lo que transmitiría una imagen de cercanía entre los seguidores pimentoneros.

En la actualidad, tras la marcha de José Carrilero, Enrique López y Stefan Settels, los consejeros son únicamente Raúl Moro, presidente en funciones, Miguel Martínez y Deseado Flores. El empresario extremeño saldrá del órgano de gobierno del club después de ceder su paquete accionarial a Mauricio García. El consejero delegado y actual director deportivo, Deseado Flores, tiene asegurada su permanencia en el Consejo. Ocupará un cargo de responsabilidad. Es el principal artífice del desembarco de De la Vega y es quien está confeccionando el que podría ser nuevo Consejo grana, aunque la decisión final la tomará Mauricio García, quien tiene previsto estar en Murcia en la primera quincena de enero.

En la nueva etapa que se abre en el club murcianista no se descarta que Deseado se desenvuelva más en el ámbito organizativo que en el meramente deportivo. La presumible llegada de Pedro Gómez Carmona como secretario técnico lo desplazaría en esta parcela. Dentro de la estrategia que está ideando el actual consejero delegado grana, encima de la mesa está la posibilidad de que el próximo presidente del club sea murciano. No es la primera vez que se baraja esta opción en la Nueva Condomina. Durante el desembarco del equipo de Moro también se valoró, pero la falta de un candidato y la premura por empezar a trabajar provocaron que no se llevara a efecto el planteamiento, una alternativa que ahora se ha retomado.

De César Oliva a Pablo González

Uno de los nombres que suenan como posible consejero es el del catedrático de Teatro César Oliva, un murcianista de pro que deja bien a las claras el tipo de perfil que busca el Real Murcia para su Consejo. Otro nombre que ha salido a la palestra es el del cocinero Pablo González-Conejero. Con 46 años, es dueño del Restaurante La Cabaña, establecimiento que logró recientemente su segunda Estrella Michelín. González nunca ha escondido su pasión por los granas y no dudó en participar en el acto de presentación de las nuevas camisetas del equipo que se realizó en julio pasado.

La intención inicial de la directiva murcianista era que el futuro Consejo contara con siete representantes, cifra que bien podría incrementarse. No es la primera vez que el Murcia recurre a personajes con peso en la sociedad de la capital. El exrector de la Universidad de Murcia, José Antonio Cobacho, contribuyó con su labor y sus contactos a que se produjera en Madrid, en el verano de 2016, un acercamiento entre el club grana y Hacienda.

Guillermo Martínez Abarca y Víctor Alonso acudieron a la cita representando a los pimentoneros. Precisamente con Abarca de presidente, el Murcia ya contó con consejeros fuertemente vinculados a la ciudad, como Juan Guillamón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos