Real Murcia

Víctor Gálvez: «No he parado de pagar, pero me siento solo»

Víctor Gálvez, en su casa de Campoamor. / Guillermo Carrión / AGM
Víctor Gálvez, en su casa de Campoamor. / Guillermo Carrión / AGM

El actual presidente grana pide ayuda a los empresarios de la Región: «He hecho lo suficiente para que confíen en mí, los necesitamos»

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

El Real Murcia va a afrontar, a partir del próximo domingo, una de las temporadas más importantes de su historia. Víctor Gálvez ha apostado fuerte por el retorno del conjunto grana a Segunda, su hábitat natural. El actual presidente de la entidad murciana tiene claro que el conflicto sobre la propiedad del club tardará todavía varios años en solucionarse y que, mientras tanto, no se puede quedar de brazos cruzados. En los últimos días, el de Molins ha superado otro 'match ball' solventando las denuncias que impedían al club grana tramitar las fichas de sus jugadores y ahora espera ver al equipo de Manolo Herrero arrancar con buen pie en Sanlúcar de Barrameda.

Pero pese a las buenas noticias, el oriolano tiene una espina clavada, algo que le quita el sueño. Siente que está haciendo todo lo posible para que el Real Murcia no descarrile, pero se siente solo. El empresariado murciano todavía no ha respondido como él esperaba y ha decidido mandar un mensaje alto y claro: «Queremos que los empresarios apoyen al club de su tierra: que compren palcos, que se publiciten en el estadio y que se sientan parte de este proyecto. Los necesitamos a todos, nadie puede mirar hacia otro lado».

Víctor Gálvez piensa que ya ha despejado las dudas existentes sobre su capacidad para gestionar el club y que nadie podrá cuestionar su implicación con el club grana: «Creo que estoy haciendo suficientes cosas como para que se fíen de mí, pero a la gente le cuesta apostar un euro en este club. Le pedimos a los patrocinadores que den un paso adelante. Cogí el equipo el pasado mes de abril y desde entonces he pagado las nóminas desde noviembre y otras deudas que estaban antes de que yo llegara. Y no me he quejado». Reconoce que patrocinadores históricos como Estrella de Levante o Viva la Suerte, entre otros, no le van a fallar, pero necesita más.

«Al empresario que factura millones no le cuesta poner 10.000 o 15.000 euros en el Murcia», dice el de Molins. La entidad grana solo ha vendido 7 de sus 32 palcos, que esta temporada cuestan 6.000 euros.

«Al empresario que factura millones de euros no le cuesta nada invertir 10.000 o 15.000 euros en el Murcia. Hay muchas empresas a las que no costaría nada ayudar al club. Estoy pagando por todos sitios y no quiero ser el tonto de la película. Creo que he hecho un gran esfuerzo y he preparado un equipo para lograr el ascenso, pero necesito que la gente se implique, me tienen que apoyar, no me pueden dejar solo». El club grana, de momento, ha vendido solo 7 de los 32 palcos de los que dispone la Nueva Condomina, y eso que el precio se ha reducido, respecto al año pasado, siendo el coste actual de 6.000 euros.

Desde su llegada, Gálvez siempre anunció el desembarco de posibles inversores con grandes cantidades de dinero detrás. Para el oriolano, el hecho de que puedan llegar ayudas no significa que el empresariado murciano tenga que tomar una actitud contemplativa: «No tiene nada que ver una cosa con la otra. Los inversores tienen que venir a la ampliación de capital, pero el club tiene que funcionar con empresas de Murcia, con la gente de aquí. Hay que apoyar ahora, no esperar a que el club suba a Segunda. Queremos respetar a las empresas que han ayudado al Real Murcia en los tiempos malos. Si nos apoyan, el club les responderá».

Víctor Gálvez se reivindica. No ha sido un verano fácil para él. El oriolano asegura que ha puesto casi dos millones de euros en el Murcia: «Estuvimos toda la tarde del miércoles negociando con el Betis de Valladolid y al final solucionamos un problema que generó Samper en 2010. Del Imperial también pagamos otros 25.000. A Salmerón le pagamos su parte, igual que a la AFE, a la que abonamos otros 78.000 euros. No hago más que pagar, pagar y pagar. Y trabajar 24 horas al día. No me he tomado ni un solo día de vacaciones para arreglar el club. También hemos pintado, adecentando y arreglando las instalaciones de la Nueva Condomina y Cobatillas para que todo esté en condiciones de cara a la nueva temporada. Hemos estabilizado el club, estamos transmitiendo tranquilidad con todo lo que estamos haciendo».

Más

El arreón final

Gálvez es ambicioso. Está contento con los más de 8.000 abonados que ya tiene el Real Murcia, pero sigue soñando con una cifra más alta. Y no duda en compararse con el Cartagena, que según la proporción de habitantes, tiene más socios que el club grana: «No puede ser que ellos tengan cerca de 7.000 abonados y que nosotros contemos con poco más de 8.000. Eso nunca. Con todos mis respetos, Cartagena tiene 200.000 habitantes y Murcia tiene el doble. El Murcia es un club centenario al que hay que empujar entre todos. Si el Cartagena llega a los 7.000 abonados, nosotros tenemos que llegar a los 12.000, no es ninguna locura. Tenemos un estadio de Primera».

La campaña echará la persiana el próximo 31 de agosto y Gálvez confía en el último arreón de la próxima semana. Los precios, desde 40 a 230 euros, son asequibles. Pero el oriolano quiere más: «La campaña va bien, tenemos más abonados que el año pasado y 2.000 de ellos son nuevos. El abonado me está apoyando, no le puedo decir nada a los que ya se han sacado su carné. Pero necesitamos que los miles de murcianistas que sienten el escudo y que todavía no se han decidido, den un paso adelante. Tenemos el mejor equipo posible para lograr el ascenso. Necesitamos que el murcianismo se ilusione y que sueñe como lo hacemos nosotros».

Las taquillas de la Nueva Condomina estarán abiertas de lunes a viernes, hasta el 31 de agosto, de 9.30 a 14.00, y de 16.30 a 19.00 horas. Los aficionados que quieran podrán pagar, a partir de ahora, con tarjeta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos