El 'parapenaltis' Ribas sostiene al Murcia

El portero del Real Murcia Biel Ribas, el día de su presentación./Guillermo Carrión / AGM
El portero del Real Murcia Biel Ribas, el día de su presentación. / Guillermo Carrión / AGM

Biel se ha especializado en salvar a su equipo para que no pierda el tren del 'playoff'. Gracias a las tres penas máximas que ha detenido, el conjunto grana sumó puntos en Villanueva de la Serena, en Sevilla y ante el Granada B

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Su trabajo ha sido determinante para que el Real Murcia, a pesar del pésimo arranque grana en la Liga, esté a solo un paso de los puestos de 'playoff'. Además de ser decisivo en innumerables partidos con intervenciones de éxito atajando disparos de los delanteros rivales, Biel Ribas también está llamado la atención del fútbol español por los tres penaltis que ha detenido hasta el momento. Todos ellos han sido decisivos para que el club grana haya obtenido, al menos, 5 puntos de los 26 que acumula en este momento, empezando por el de Villanueva de la Serena del 24 de septiembre. Era la sexta jornada de la competición y el equipo grana no emitía buenas vibraciones. El Murcia, con Sanlúcar al frente, visitó a su ex, el Villanovense.

3 penaltis parados acumula el portero del Real Murcia. El primero fue en la jornada 6, en Villanueva de la Serena; el segundo en la jornada 11, ante el Granada B; y el tercero el pasado domingo, ante el Betis B. Todos ellos dieron puntos a su equipo.

El equipo extremeño se colocó por delante en el marcador en el minuto veinte gracias a una vaselina de Annunziata. El equipo grana, que no mostró capacidad de reacción, estuvo contra las cuerdas en la segunda. Hasta que Biel Ribas, en el ecuador de la segunda parte, detuvo un penalti que pudo ser el 2-0. Tapia, el encargado de ejecutarlo, no pudo engañar al mallorquín, que amagó con tirarse a la derecha pero que finalmente se fue para el lado izquierdo. El disparo, fuerte y a media altura, fue repelido por Ribas. Una parada que cambió el partido y que motivó a sus compañeros, que encontraron el empate en el minuto 64 gracias a Curto. Del 2-0, el Murcia pasó a un 1-1 que salvó, provisionalmente, la cabeza de Sanlúcar.

El segundo penalti que paró Biel Ribas esta temporada también fue determinante para que el equipo grana lograra tres puntos. Fue ante el Granada B, en la que supuso la primera victoria de Salmerón en el banquillo grana. Nada más arrancar el choque, una jugada de ataque del Granada B acabó con un penalti inocente de Fede Vega, que embistió a Isi. El balón lo agarró David Grande, que intentó engañar a Ribas. El portero del Murcia no picó el anzuelo y se tiró para su izquierda, aunque no perdió del todo la posición, ya que pensó que el disparo podía ir centrado. Dicho y hecho, Ribas salvó con los pies el lanzamiento del delantero del Granada B, que hubiera supuesto el 0-1 en un partido vital para los granas, que llegaban tras perder 3-2 en San Fernando. De hecho, el penalti fue un punto de inflexión ya que el Murcia llegó a caer a puestos de descenso, pero dos goles de Elady terminaron de arreglar una situación que con Salmerón ha ido mejorando partido a partido.

OTROS ESPECIALISTAS

Sergio Herrera. Osasuna
El pasado 7 de octubre detuvo 3 penaltis a los delanteros del Cádiz. Su equipo venció por 0-2.
José Antonio Caro. Sevilla Atlético
En la jornada 8 también fue protagonista, como Herrera. Paró dos penaltis a los delanteros del Sporting de Gijón.
Jan Oblak. Atlético de Madrid
Ha parado dos penaltis esta temporada, frente a Las Palmas y el Athletic.

De los fichajes del pasado verano, es el que más está brillando junto a Santi Jara

El último penalti parado por Ribas fue el del pasado domingo. Una parada que mezcló valentía e intuición y que fue vital para que el equipo grana se llevara un punto de la Ciudad Deportiva Luis del Sol de Sevilla. El penalti supuso la expulsión de Álex Ortiz y, si Biel Ribas no le hubiera parado el lanzamiento a Loren Morón, el máximo artillero de la categoría, el equipo grana hubiera estado condenado a buscar el empate en inferioridad y ante uno de los equipos más peligrosos al contragolpe del grupo IV.

Ante el filial del Betis tiró de intuición para atajar el lanzamiento del especialista Morón

Biel Ribas, que esta vez se tiró a su derecha, paró un disparo potente y colocado al palo con la cabeza y con parte de su cuerpo. Se tiró a tumba abierta y sin ver muy bien la trayectoria del balón. No le importó detener el balón con la cara. En total, y con los tres penaltis parados, al Murcia le ha dado Biel Ribas al menos cinco puntos y también la seguridad de que este año tiene un portero de garantías para buscar el ascenso.

La gesta de Herrera

Biel Ribas no es el único portero 'parapenaltis' del fútbol español. Otros guardametas han protagonizado esta campaña grandes gestas que les han hecho saltar a todas las portadas. La más mediática fue la de Sergio Herrera, portero de Osasuna, que detuvo tres penaltis en el mismo partido. Fue en Cádiz, en la jornada 8 de Segunda. En el primero, en el minuto 14, adivinó la intención de Aitor García. El segundo, en el minuto 66, se lo detuvo nuevamente a Barral con una gran intervención, aunque el colegiado Cuadra Fernández lo mandó repetir. El portero osasunista terminó de escribir una de las grandes páginas de su carrera cuando detuvo el tercer penalti en una misma tarde, otra vez ante Barral, que permitió al equipo navarro llevarse los puntos gracias a los goles de Xisco y De las Cuevas.

José Antonio Caro, portero del Sevilla Atlético, también fue protagonista en la misma jornada de un hecho parecido. Y es que Caro detuvo dos penaltis a los delanteros del Sporting de Gijón. El primero, a Scepovic, en el minuto 15 del partido disputado en El Molinón, y el segundo a un Carlos Castro que se atrevió con un disparo desde los 11 metros a lo Panenka, un lanzamiento que Caro también atajó. Lo malo para el portero del filial sevillista fue que su equipo, pese a su gran actuación, cayó 3-0.

Otro portero que ha llamado la atención esta temporada por estar acertado a la hora de detener lanzamientos desde el punto de penalti es el esloveno Jan Oblak, del Atlético de Madrid, que ya ha detenido dos esta temporada. El primero, a Las Palmas el 26 de agosto, y el segundo a Aduriz, del Athletic de Bilbao, en el Nuevo San Mamés.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos