La pareja de oro brilla en Pontevedra

Armando felicita a Guardiola, autor del segundo gol del Real Murcia en Pontevedra.
Armando felicita a Guardiola, autor del segundo gol del Real Murcia en Pontevedra. / LOF

Los goles de Sergi Guardiola y Víctor Curto ponen de cara la primera eliminatoria del 'playoff' para un Murcia brillante en los primeros sesenta y cinco minutos de partido, y que solo sufrió en el tramo final de un encuentro de alto voltaje

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

El Real Murcia demostró en el campo de Pasarón que este año va en serio. Que no es el mismo de las dos últimas temporadas, un equipo que se resquebrajó al primer soplido de sus rivales en la fase más importante de la temporada. Su apuesta por volver al fútbol profesional este año es firme y tanto la plantilla como el cuerpo técnico grana están involucrados al cien por cien. Creen en un objetivo que hace unos meses parecía inalcanzable. Ayer pasó por encima del Pontevedra, demostró que es un muy superior al equipo gallego y que ya espera al próximo domingo para liquidar la primera batalla en la guerra por el ascenso. Solo le sobraron los últimos minutos del partido, en los que dejó creer a su rival que podía tener posibilidades de remontar.

Mir dio una vuelta de tuerca a la alineación de las ultimas semanas. Ni Diego Benito, ni Rayco, ni Roberto Alarcón, ni Elady. La sorpresa del técnico valenciano fue la presencia en el equipo titular en el primer partido de 'playoff' de Javi Saura y Adrián Cruz, jugadores que hace apenas dos semanas no contaban para Mir y que de golpe y porrazo pasaron a la titularidad. El técnico grana tenía un plan: frenar las subidas de los extremos del Pontevedra, con el propio Javi Saura y Armando. Un movimiento inusual en la primera partida de ajedrez del 'playoff'. Luisito, el entrenador local, tampoco dispuso de su once habitual y jugó, de partida, sin delantero centro. En la batalla táctica entre los dos técnicos, que decidieron jugar al despiste de buenas a primeras, ganó Mir a Luisito por mucha diferencia.

Pontevedra
Edu, Miguel, Javi Bonilla, Portela (Mateo Ferrer, min. 45), Bruno, Kevin Presa, Iker Alegre (Alez González, min. 64), Jacobo Trigo, David Añón (Jacobo Millán, min. 57), Abel y Eneko.
Real Murcia
Simón Ballester, Juanjo, Golobart, Josema, Pumar (José Ruiz, min. 80), David Sánchez, Javi Saura (Diego Benito, min. 65), Armando, Adrián Cruz, Sergi Guardiola y Víctor Curto (Elady, min. 86).
Goles
0-1, min. 20, Víctor Curto. 0-2, min. 40, Sergi Guardiola. 0-3, min. 48, Víctor Curto. 1-3, min. 79, Bonilla, de penalti.
Árbitro
Pablo Fernández Pérez (Comité Asturiano). Auxiliado por Oses Arasa y López Abilleira. Mostraron tarjeta amarilla a Bonilla,Pumar, Golobart, Curto y Jacobo Millán.
Incidencias
Partido de ida de la primera eliminatoria de ascenso a Segunda División. Estadio Municipal de Pasarón, 8.000 espectadores, 250 llegados desde Murcia. Césped en perfecto estado. Representaron al Real Murcia su presidente Raúl Moro, y Miguel Martínez.

El ambiente en Pasarón fue espectacular y el Murcia no se asustó, demostró que es un equipo grande. Sergi Guardiola, por encima del resto de sus compañeros, se mostraba combativo. Eizmendi, por parte de los locales, se probó desde lejos. El dominio era grana pero la mejor ocasión de los primeros minutos fue para el Pontevedra, gracias a una jugada que inició Iker Alegre y que acabó con un remate de David Añón y una parada cargada de reflejos de Simón, que demostró su madurez. El Murcia, además de tener el balón en su poder, debía ser más vertical, a pesar de que Mir había renunciado a sus extremos. El plan inicial había conseguido maniatar al rival, ahora tenía que rematar la faena.

Elady, con el 1-3 en el marcador, estrelló un balón en el larguero que pudo ampliar la ventaja murciana. El Pontevedra solo había perdido en la actual temporada dos partidos en su estadio

Pero la incertidumbre duró hasta que volvió a aparecer la pareja de moda en la Segunda B. Una pase de Josema al hueco para Sergi Guardiola fue rematado por el delantero jumillano contra el cuerpo del portero local. Pero Víctor Curto, que estaba siguiendo la jugada de cerca, llegó desde atrás y batió a Edu. Tres fichajes del mercado invernal, en un latigazo, ponían por delante a los granas y cumplían con los deseos de Mir: marcar fuera de casa en la ida de la eliminatoria ante el Pontevedra. Ahora le tocaba al equipo gallego dar un paso adelante, dejar espacios atrás, llevar la iniciativa en el partido. En definitiva: arriesgar.

Pero lo mejor fue que en los siguientes diez minutos el Murcia no pasó frío. El Pontevedra no arreó lo suficiente para asustar a los granas. Sergi Guardiola, el mejor de los murcianos, se pegó con todos los defensas locales. El equipo grana estaba combativo. La actitud del Murcia fue minando cada vez más la moral del Pontevedra, que solo se volvió a acercar a la portería grana con un disparo de Bruno que se fue fuera. Los dos centrales granas, Golobart y Josema, estaban inconmensurables, igual que David Sánchez, que mandaba en el centro del campo.

En los últimos minutos de la primera parte el equipo grana buscó el segundo, sobre todo tras un saque de esquina cuyo rechace lo remató Armando con toda la intención. Hasta que volvió a aparecer Sergi Guardiola, el mejor del partido, que cazó un balón tras un error de la defensa del Pontevedra para hacer el 0-2. La frialdad y la precisión de Guardiola demostró que el jumillano está ya para jugar en Segunda. La pareja de oro fichada por Deseado Flores en el mercado invernal allanó el camino hacia la segunda ronda del 'playoff'. Antes del descanso el Murcia pudo poner más tierra de por medio si Javi Saura, que se plantó cara a cara ante Edu tras un pase de Adri Cruz, hubiera acertado en el mano a mano. El Murcia, con dos golpes certeros, había dejado al Pontevedra aturdido y muy cerca de arrojar la toalla. Pero faltaba rematar al rival, y más teniendo en cuenta que el Pontevedra es un equipo belicoso en casa, sobre todo con el calor del público de Pasarón.

El tercer zarpazo

Por si había alguna duda del instinto asesino del Murcia, el equipo grana pegó el tercer zarpazo a los tres minutos de la segunda parte. Un centro perfecto de Pumar que Curto cabeceó con contundencia. El delantero tarraconense marcó su décimo gol en un día clave. Pasarón volvió a enmudecer ante la superioridad grana. Pero el choque no estaba terminado, faltaba el arreón final de los gallegos. De hecho, a los 67 minutos, el equipo local tuvo la ocasión más clara, con una jugada por la banda de Eneko, el más peligroso de los de Luisito. Tras una jugada desde la banda, Simón tuvo que sacar un balón sobre la misma línea de gol. Pasarón volvía a vibrar y el Murcia reculó. Hasta que llegó el penalti de Golobart en la recta final que Bonilla anotó, elevando el balón ante la estirada de Simón. Con el 1-3 el Pontevedra apretó aún más, pero el Murcia, a base de casta y experiencia, consiguió dormir el choque y pudo conseguir el cuarto tras un disparo contundente de Elady que se estrelló en el larguero.

Con el resultado final de 1-3 el equipo grana ha dado un paso de gigante para meterse en la segunda ronda y obliga al Pontevedra a tener que salir a por todas en la Nueva Condomina, precisamente el territorio donde el Murcia es más letal. En Pasarón, a pesar del último tramo del partido en el que equipo grana sufrió, el equipo de Mir demostró que es uno de los grandes candidatos para luchar por el ascenso a Segunda. Solo tiene que rematar la faena el próximo domingo ante su público y demostrar la misma ambición que ayer, que le ha convertido en un equipo cien por cien engrasado para conseguir un objetivo fundamental para su futuro.

Fotos

Vídeos