Fútbol | Real Murcia

Paso por 'boxes' antes de buscar el ascenso

El cardiólogo Domingo Pascual somete a Armando a una ecocardiografía. / Juan Carlos Caval / AGM

El Murcia controla cada día el peso de sus jugadores, el estado de sus pies y la aparición de posibles dolencias cardiacas. Los granas cuentan con unos servicios médicos de Primera, a los que se une una endocrinóloga «para marcar las diferencias en los momentos vitales»

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Han sido compañeros de viaje del Real Murcia desde la temporada 2010-11, en la que Iñaki Alonso rescató al equipo grana de la Segunda B. Se encargan de poner a punto al Murcia y sus jugadores por dentro y por fuera para que la plantilla esté a punto. Cada verano someten a los futbolistas granas a exhaustivos análisis clínicos, pruebas de esfuerzo y de rendimiento; y se hicieron indispensables para entrenadores como Julio Velázquez y José Manuel Aira, entre otros. La firma Cardiosalus y el traumatólogo Paco Martínez, jefe de los servicios médicos del club, han hecho que dentro del mundillo futbolístico, a nivel médico, el Murcia sea un equipo de Primera.

Su buena fama, incluso, llega hasta fuera de las fronteras nacionales desde que el nutricionista Juanjo Morillas, formado en esta clínica, pone a raya al Mónaco, semifinalista de Champions y campeón de la Liga francesa 15 años después. «Es un motivo de orgullo y la confirmación de que nuestra forma de trabajar es la idónea. Este método lo fuimos mejorando hasta consolidarlo el año de Velázquezs en Segunda. Es el mismo que aplica Morillas en el Mónaco. Vistos los resultados, estamos seguros de que es el adecuado», asegura José María de la Cierva, gerente de la firma Cardiosalus.

Los jugadores del nuevo Murcia ya están en el buen camino para buscar el ascenso. «Les hemos practicado un estudio completo cardiovascular, con electrocardiograma y ecocardiografía, así como una analítica muy amplia. Un estudio de grasa y composición corporal, y un estudio de la marcha y la pisada. Ayudamos a cada futbolista a buscar su mejor estado de forma. Después haremos una prueba de esfuerzo con medida de gases respiratorios para evaluarlos tras la pretemporada, y así obtener datos objetivos de cada uno al inicio del curso. La evolución y valoración traumatólogica previa realizada por Paco Martínez, con el que tenemos una coordinación total y que ha demostrado confiar en nosotros plenamente, es vital», afirma Domingo Pascual, cardiólogo y responsable médico de esta firma.

La dieta fijada para el verano está cargada de platos frescos, ensaladas de legumbres y frutos secos

Los jugadores granas no se pueden despistar. «El seguimiento del peso es diario, y el de la composición corporal se hace una o dos veces al mes y sin avisar. La revisión podológica la hacemos cada dos semanas, y las analíticas, según planificación, aunque las orientamos a detectar y corregir alteraciones justo antes de los momentos críticos de la temporada. Haremos, como mínimo, cinco durante la temporada», afirma Nepthalí Palazón, uno de los nutricionistas que trabaja con el Murcia. La alimentación en verano también es crucial. «Vigilamos la hidratación y los minerales, con platos frescos, ensaladas de legumbres, fruta de temporada, frutos secos ricos en magnesio como el pistacho, pasta y proteínas poco calóricas», afirma Pascual.

La novedad médica de este año es la incorporación a este equipo de la endocrinóloga Elena Saura, que tiene una formación de gran nivel en nutrición y suplementación deportiva, «aspecto clave para marcar diferencias en los momentos más competitivos». Lo mejor para los servicios médicos del Murcia es el reconocimiento de los futbolistas y técnicos que pasaron por el club. «Lo hacemos con la ilusión de aportar al equipo y ayudar a conseguir los objetivos, nos consideramos una parte más de la plantilla», dicen.

Más

Fotos

Vídeos