Real Murcia

La pegada como seña de identidad

Chamorro celebra el gol anotado ante el Hércules.
Chamorro celebra el gol anotado ante el Hércules. / Vicente Vicéns / AGM

A falta de un partido de preparación, el nuevo Murcia ya ha mostrado sus virtudes y defectos: mantiene la chispa arriba, pero le falta contundencia atrás

ALBERTO GÓMEZMURCIA

El Real Murcia dejó un buen sabor de boca en su partido de presentación contra el Hércules. En un envite propio de las fechas veraniegas, en las que las piernas de los jugadores están muy cargadas, el equipo grana destiló buen fútbol, aunque también mostró carencias en las que Manolo Sanlúcar debe poner el foco de atención. El técnico murcianista no escondió en declaraciones a Onda Regional que su conjunto se encuentra inmerso en un «proceso de adaptación» lógico después de que Deseado Flores, director deportivo de la entidad, haya realizado catorce fichajes hasta la fecha.

A pesar del cansancio, el míster pimentonero valora que en cada amistoso que pasa, su equipo va dando «pasos al frente». Lo cierto es que en el Trofeo Ciudad de Murcia el Real salió incisivo y sometió a su rival durante el primer cuarto de hora. «En torno al minuto 20 nos caímos físicamente y el equipo estuvo muy largo. Eso hizo que tuviéramos problemas y cometiéramos errores en la salida del balón con pérdidas que se deben evitar», manifestó Sanlúcar tras el triunfo de su equipo ante el Hércules (2-0) en el choque de presentación jugado el miércoles en la Nueva Condomina y a falta de un amistoso mañana ante el Lorca.

Para el entrenador es irrenunciable «hacer presión en campo rival». El ex del Villanovense también destacó que el perfil tan variado de jugadores que tiene facilita que se puedan hacer varias «adaptaciones tácticas» durante los partidos. Contra el Hércules, por ejemplo, el Murcia empezó con un dibujo 4-3-3 y en el segundo periodo mutó al 4-4-2. En esta variante destacó el desborde entrando por fuera de hombres como Xiscu y Elady, que sobresalieron en el uno contra uno, como resaltó su entrenador. Sanlúcar apuesta por «tener el control del juego, evitar ser un equipo previsible y tener fortaleza en el juego interior».

«Cometimos errores en la salida de balón que hay que evitar», dice Manolo Sanlúcar El técnico arrancó con un 4-3-3 y mutó a un 4-4-2 con el que el equipo mostró más desborde

El míster grana también tuvo palabras de halago a la afición, que, en un número muy a tener en cuenta para ser primeros de agosto, acudió a la presentación del equipo en la Nueva Condomina: «La ilusión de la gente es tremenda y está volcada con el equipo. Yo ya lo experimenté la temporada anterior cuando vine como visitante». El técnico también se refirió a los fichajes y aseguró estar «contento con lo que tengo. Ahora debemos trabajar para conjugar todas las piezas y llegar de la mejor manera al inicio de la liga, aunque será el ritmo de competición en el que nos lleve a nuestra mejor versión». Al Murcia le quedan ahora libres dos fichas sub 23 y debe liberar otras dos sénior. Los candidatos a abandonar el club son Rayco e Isi. El de Cieza, por ejemplo, no ha participado en los dos últimos amistosos y podría salir, pese a estar recién renovado.

Dentro del cómputo general, los pimentoneros se mostraron como un equipo fiable frente al Hércules. Una escuadra que no necesitó exhibir su mejor juego para doblegar a un candidato al ascenso. De la parte de atrás la portería es la demarcación que se demostró estar mejor cubierta. Biel Ribas y Santomé cuajaron una gran actuación y no pasaron apuros en ningún momento. Los dos realizaron intervenciones de mérito cuando el guion del partido lo requirió y demostraron ser una dupla de garantías para afrontar la temporada.

El discurso cambia para hablar de la línea defensiva. La pareja de centrales formada por Álex Ortiz y Pedro Orfila no cumplió las expectativas. El segundo fue el único que jugó todo el partido. Ambos tuvieron problemas de colocación y no fueron lo expeditivos que se espera para no tener problemas. En los laterales, Fede Vega y David Forniés cumplieron las expectativas que demanda Sanlúcar en ataque, especialmente el primero, pero dejaron huecos en el repliegue que el Hércules aprovechó para hacer daño valiéndose, por ejemplo, de la velocidad de Juli. A Vega le costó replegar y eso causó que, especialmente en la segunda parte, los alicantinos tuvieran varias ocasiones para marcar.

En el centro del campo actuó el único superviviente de la temporada anterior en el once titular, Armando. Jugó con solvencia, como lo hizo David Sánchez. Fran Carnicer tuvo libertad de movimientos, pero la intermitencia de Santi Jara y Abel Molinero evitó que el Murcia llevara más peligro en el primer periodo, algo que cambió con la inclusión de Xiscu y Elady. Los dos pusieron chispa y desborde.

En ataque el Murcia se mostró un equipo intratable por momentos e hizo gala de un trío de delanteros que reúnen todas las características para ser incómodos para las defensas. Chamorro pone la fuerza y la presencia física, Pedro Martín la calidad y la visión entre líneas y Curto el olfato y el remate certero.

Más

Fotos

Vídeos