Las peñas del Real Murcia alzan la voz

Aficionados del Real Murcia, en un partido de esta temporada./Vicente Vicéns / AGM
Aficionados del Real Murcia, en un partido de esta temporada. / Vicente Vicéns / AGM

Protestan por la mala imagen que está dando el club con el enfrentamiento entre García de la Vega y Moro y mañana expondrán sus quejas en el partido contra el Granada B. Los más de quinientos aficionados granas que acompañarán al equipo, sin embargo, exhibirán pancartas de apoyo a los jugadores

A. GÓMEZ y S. CONESAMURCIA

La afición del Real Murcia está harta. No soporta el sainete constante en el que se encuentra inmerso el club por el tira y afloja que mantienen Mauricio García De la Vega y Raúl Moro Martín por la propiedad del conjunto grana . El Consejo de Administración del equipo pimentonero rindió cuentas ante sus peñistas el miércoles por la noche. Lo hizo en una reunión informativa convocada el lunes con carácter urgente. El único propósito del encuentro era el de trasladar a los aficionados información sobre la situación institucional que presenta el club.

El encargado de exponer los hechos fue el presidente en funciones de la entidad y responsable de la Federación de Peñas del Murcia (Fepemur), Miguel Martínez. Su figura tampoco estuvo exenta de polémica en la reunión, porque algunos de los presentes le afearon que esté simultaneando sus puestos como consejero y presidente de los peñistas. Sin embargo, su cometido fue el de exponer con claridad el estado que presenta el Murcia, un club que vive una situación insostenible. El Consejo de Administración ha prohibido la entrada a las instalaciones a De la Vega y a Moro hasta que resuelvan sus diferencias. Aún así, a las reuniones del Consejo el empresario extremeño no debe tener problemas para acudir, ya que es uno de los miembros que tiene en la actualidad el máximo órgano de poder de los granas.

Por otra parte, Miguel Martínez admitió ante los peñistas la existencia de una acta notarial acreditativa del proceso de venta del Murcia en favor de Mauricio García. De igual manera, el Consejo Superior de Deportes (CSD) tiene constancia del movimiento dado por el empresario mexicano para adquirir el 84,2 por ciento de las acciones del club pimentonero, pero asegura que no le consta la compra anterior que Moro realizó del paquete accionarial que obraba en poder de Gonzalo Samper, hijo del difunto Jesús, exdueño de los granas. Por ello, el CSD emplaza al Consejo de Administración del Murcia a que actualice su situación accionarial. Cuando este paso esté realizado se procederá a estudiar la solicitud de adquisición tramitada por De la Vega.

LAS CLAVES

1
García de la Vega ha desembolsado 50.000 euros para pagar a los empleados la nómina de enero
2
El Consejo va a contratar a abogados de fuera de la Región para que presten asesoramiento legal
3
El CSD tiene información de los movimientos de García de la Vega, pero no de los de Moro
4
Los consejeros no tienen constancia del interés real de algún inversor extranjero

La directiva del equipo murciano tampoco piensa quedarse de brazos cruzados y va a contratar a un despacho de abogados de fuera de Murcia para que asesore legalmente al club en la resolución del conflicto existente entre García y Raúl Moro. Además, en el Consejo murcianista admiten que el empresario mexicano lleva aportados 50.000 euros que sirvieron para que los empleados de la entidad cobraran la nómina correspondiente a enero.

Los consejeros aseguran no tener ninguna constancia de la existencia del interés real de ningún inversor que se haya puesto en contacto con el Murcia. Sin embargo, el 25 de febrero, a la conclusión del partido que los granas disputaron en la Nueva Condomina contra el Córdoba B, Deseado Flores, en aquel momento consejero delegado de la entidad pimentonera, mantuvo una reunión con un emisario del empresario norteamericano Bryan Cohen, quien también tuvo contacto con Raúl Moro.

Usos del estadio

En cualquier caso, uno de los temas más urgentes del Murcia es el de resolver sus problemas económicos. Para ello se ha planteado en más de una ocasión la celebración de conciertos en la Nueva Condomina con la intención de que el club se pueda beneficiar de ingresos atípicos, como los que puedan generar la venta de entradas para estos eventos.

Esta fórmula la empleó el Cartagena cuando organizó un concierto de Alejandro Sanz, que tuvo lugar el 14 de julio de 2016 en el Cartagonova, y congregó a 10.000 personas que dejaron un importante pellizco económico para el Efesé.

Por contra, en el feudo grana esta opción tiene pocas vías de éxito porque el estadio no cumple con la normativa para que un concierto resulte viable. Solo podrían asistir 7.000 personas a los conciertos en la Nueva Condomina debido al tamaño que tienen las entradas al recinto murcianista.

Con este panorama, los peñistas han decidido organizar una protesta en el partido que mañana jugará el Murcia en Granada ante el filial nazarí. También dispondrán una pancarta de apoyo a los jugadores. Ayer emitieron un comunicado titulado 'El murcianismo dice basta' en el que brindan su apoyo a jugadores, técnicos y empleados por los impagos que padecen e instaron a que, cuanto antes, vuelva la estabilidad institucional al club. Los granas agotaron ayer las entradas que tenían para la visita a tierras andaluzas. Se espera que más de 500 aficionados pimentoneros estén mañana en Granada.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos