La plantilla grana cobra una nómina de las tres pendientes

Deseado Flores y Miguel Martínez llegan, ayer, a Cobatillas./Javier Carrión / AGM
Deseado Flores y Miguel Martínez llegan, ayer, a Cobatillas. / Javier Carrión / AGM

Miguel Martínez, presidente, acude a Cobatillas, porque «el club no se para y hemos querido transmitir calma a los jugadores»

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Fue la primera imagen de un día cargado de noticias en el Real Murcia. Miguel Martínez, presidente del club, y Deseado Flores, miembro del actual Consejo grana, se presentaron en Cobatillas, donde la plantilla tenía previsto entrenar. El motivo: explicarle cuál es la situación tras la supuesta vuelta de Moro, que asegura haber revocado ante notario su acuerdo con García de la Vega, lo que le llevó a retomar, por la fuerza, el poder de la entidad.

Su llegada se produjo minutos antes de las diez de la mañana y a las 10.20 congregaron a todo el cuerpo técnico y futbolistas en la sala de prensa de las instalaciones del Murcia para una reunión que duró casi media hora. «Quiero transmitir a los jugadores que deben estar tranquilos y que vamos a seguir trabajando para que cobren sus nóminas. El club no se para, porque hay un Consejo que está velando para que eso no ocurra. Estas dos partes tendrán que resolver sus diferencias, el Consejo no se puede poner de parte de ninguna», aseguró Martínez tras salir de la reunión.

El también presidente de las peñas habló del conflicto entre Mauricio García y Raúl Moro. «Hay dos personas que creen llevar la razón y tienen que resolver sus problemas. El Consejo de Administración está al frente del Real Murcia, pero nosotros no somos jueces, no somos nosotros los que tenemos que decir quién es el dueño del Real Murcia. Tienen que resolver su problema en el juzgado», afirmó.

David Sánchez Jugador del Murcia «Los consejeros nos han dicho que nos centremos en el fútbol; hemos sido honrados y discretos»

«No sabemos quién ha pagado la nómina y es un problema de ellos, pero beneficia al grupo»

Al término del entrenamiento fue David Sánchez, uno de los pesos pesados del vestuario, el que habló de la situación: «Han venido dos consejeros y nos han dicho que nos dediquemos a jugar al fútbol», afirmó el sevillano. El centrocampista aseguró que «hemos cobrado un mes, aunque no sabemos quién ha pagado la nómina, pero es un problema que tienen que solucionar ellos. Nosotros solo estamos pendientes de las jornadas que quedan», afirmó.

El pago de la nómina alivia a un vestuario que tenía pendientes las mensualidades de noviembre, diciembre y febrero: «Estamos contentos porque nos han ingresado una nómina y eso ayuda y nos beneficia. Somos trabajadores y los más jóvenes no tienen el colchón de los más veteranos. Ahora el entrenador quiere que nos centremos en el balón, ya que queda poco tiempo y no podemos fallar para conseguir el objetivo. Por eso solo pensamos en el Granada B. El equipo está siendo muy honrado, hemos seguido peleando y nos hemos callado todos», aseguró.

Coello pide seriedad

En la mañana del lunes, mientras Moro acudía a la notaría, García de la Vega se reunía con Felipe Coello, concejal de Deportes del Ayuntamiento de Murcia. El tinerfeño, un día después, invitó a los dirigentes del Murcia a que aclarasen la situación en el club: «Lo que tienen que hacer los actuales dirigentes del club es cumplir sus compromisos con los profesionales de la entidad, tanto los jugadores como los empleados, como primera medida para poder subsistir en esa jungla en la que ellos mismos quieren estar con 42 millones de déficit. Parece increíble desde fuera que un club con esa deuda tenga un litigio porque alguien quiera llevar el control del mismo. Parece irreal esto que estamos viviendo y lo que espero es que se solucione cuanto antes».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos