«Voy a poner dinero en el Real Murcia»

García de la Vega, ayer viernes, en la Redacción de 'La Verdad'. / Martínez Bueso

«El club necesita un experto financiero y alguien que entienda el fútbol, y esa persona soy yo», dice el mexicano, quien insiste en que no se va

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Fue el gran protagonista de la Junta de Accionistas que se celebró el pasado martes en la Nueva Condomina, pese a que Víctor Gálvez no le dejó pasar. Se enfrentó cara a cara con un centenar de aficionados granas que, de forma exaltada, le pidieron que abandone su sueño de gestionar el Murcia. El de Guadalajara (México) está dolido por lo que considera una injusticia, pero también por los insultos y las coacciones, y porque, dice, los aficionados granas no saben realmente quién es. Insultos como el de «muerto de hambre» o «ladrón» hirieron el orgullo de Mauricio García de la Vega.

-¿Pasó miedo?

-Sí. Fue un momento de mucha tensión. Pero además de miedo sentí vergüenza, pena por la situación. Sabía que lo que estaba pasando allí lo iban a ver en México mis padres, mi mujer y mis hijos.

-De la Vega no se arrugó ante una situación como la del martes.

-Me gusta afrontar las cosas, soy de decir las cosas de frente, lo que me gusta y lo que no me gusta. Yo fui con el ánimo de dialogar con los aficionados, sé que hay gente que no está de acuerdo conmigo. Creo en la libertad de expresión, pero también en la libertad de tránsito y que cada uno pueda ir donde quiera.

-¿Cree que lo del martes estuvo organizado por los Gálvez?

-Todo hace parecer que sí. Yo no he recibido ningún tipo de comunicación por su parte y he visto que no han hecho ningún pronunciamiento oficial sobre este tema. Si ellos no estaban involucrados, podían haber lanzado algún comunicado público desmarcándose de la situación, y no fue así. Todo apunta a que tienen algo que ver en lo que pasó.

-¿Siente que el murcianismo está en contra de García de la Vega?

-Los que estuvieron allí no representan al murcianismo ni a la ciudad de Murcia. Esta ciudad me ha acogido muy bien, en la calle he recibido solo atenciones. La gente ha sido muy educada conmigo. Quiero pensar que esta gente necesitaba un desahogo y que decían cosas sin saber lo que decían. Había odio en ellos, pero no porque me conocieran ni supieran de mi pasado.

-Se queja de que la gente no sabe quién es, de dónde procede.

-Para mis padres no fue nada fácil salir adelante. Ambos trabajaron mucho para tener un patrimonio. A mí me educaron en ese sentido desde muy joven. Comencé a trabajar a los 14 años y a los 17 ya era contador auxiliar en una empresa que hacía máquinas de hielo. A los 19 años ya trabajaba en un banco, donde estuve 14 años, incluso trabajé en el Banco Santander. Estudié un postgrado en Estados Unidos dedicado a entender los negocios a nivel global. Viajé por muchos países haciendo negocios. Tengo una agencia en la que hicimos eventos muy importantes. El Real Murcia necesita un experto financiero y una persona que sepa de fútbol, y esa persona soy.

-Algunos aficionados del Murcia le acusan de que usted no ha puesto dinero en la entidad grana.

-Es falso que yo no haya hecho aportaciones de dinero al club, y también que yo tuviera poder de verdad en el tiempo que tuve influencia. Yo nunca tuve firma. El día en el que estábamos haciendo el trámite, llegó el asalto.

Las claves

La encerrona del martes
«Además de miedo sentí vergüenza y pena por la situación. Sabía que aquello lo vería mi familia»
Aficionados en su contra
«Los que estuvieron allí no representan al Murcia. La gente, por la calle, ha sido educada conmigo»
Siguiente paso
«Con mi proyecto hay futuro; hay que arreglar la situación con Hacienda y con la Seguridad Social»
Su modelo
«El Murcia debe generar sus propios recursos, pero debe tener un respaldo económico»
Lo que ha puesto Gálvez
«Dijo en la Junta que usaba los recursos del club. Tuvo problemas para inscribir al equipo y a los jugadores»

-¿Usted asegura que tiene todo lo que hace falta para sacar al Real Murcia del pozo donde está?

-Con mi proyecto el Murcia tiene futuro, es la única salida. Primero hay que resolver el problema con Hacienda y con la Seguridad Social para poder soñar con un ascenso. Para qué sirve hacer grandes equipos si administrativamente no podemos ascender. Un proyecto serio tiene que ir de la mano de Hacienda y Seguridad Social. Después, sin prisas, hay que buscar el ascenso. Crear un modelo que permita al Murcia llegar al fútbol profesional con una base sólida.

-¿No cree en los grandes inversores que anuncia Gálvez que vendrán a salvar al Real Murcia?

-Nosotros tenemos una forma de hacer las cosas que está muy de acuerdo con lo que pide la Liga a los equipos que quieran llegar al fútbol profesional. La Liga no quiere que lleguen grandes inversores, que hagan grandes contrataciones y que luego los dejen colgados. Lo que busca la Liga es que los clubes sean capaces de generar dinero, y lo que nosotros queremos para nuestro proyecto es que el Real Murcia genere sus propios recursos. Eso sí, con un apoyo económico detrás fuerte que sirva de soporte. Que venga alguien a poner dinero porque quiere mucho al Murcia es una fantasía. Es utópico.

-¿Usted y su grupo están preparados para tomar las riendas de la entidad de forma inmediata?

-Hoy día no tenemos información ni de cómo son los contratos, ni de cómo se hicieron ni cuánto falta por pagar. Tenemos claro que hay que poner dinero y sí, lo vamos a poner. No tenemos una bolsa interminable para solventar todo lo que se les haya ocurrido a los Gálvez. No es así. Nosotros sabemos cómo solucionar exactamente la problemática del club a corto, medio y largo plazo. Gálvez dijo en la Junta que estaba usando recursos del club y que había puesto muy poco dinero. Me suena lógico. Aunque cuando llegó dijo que lo hacía con mucho dinero, hemos tenido problemas para registrar el equipo en Segunda B y para poder inscribir a los jugadores.

-¿Qué opina de la ampliación que ha aprobado el actual Consejo?

-Es una ampliación que está hecha para que no suceda. Están votándola con un poder de Moro que no tiene valor porque las acciones del propio Moro ya fueron transmitidas. Cualquier fondo de inversión difícilmente va a poner su dinero así, es una ampliación dirigida al fracaso.

-A los accionistas minoritarios tampoco les gusta.

-Si no estaban de acuerdo deberían haber votado en contra. Yo estoy a favor de una ampliación, pero que sea legal, que de verdad ayude al Murcia. Esta ampliación es contradictoria. Por un lado quiere atraer a inversores del exterior y al mismo tiempo está dirigida a que yo no pueda participar. Es una ampliación fácilmente impugnable.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos