El presidente y De la Vega se tienden la mano, pero aún no se han reunido

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

El conflicto abierto entre Víctor Gálvez y García de la Vega por la propiedad del club está afectando a la recta final de la campaña de fichajes. El caso más significativo es el de Jesús Alfaro, atacante que tenía un acuerdo verbal con el Real Murcia desde hace dos semanas y que todavía no se ha decidido a firmar su nuevo contrato con la entidad murciana, a pesar de que el club grana le ofrece 150.000 euros brutos por la próxima temporada, lo que convertiría al jugador onubense en uno de los mejor pagados de toda la Segunda B.

Víctor Gálvez anunció la pasada semana que el futbolista sería presentado el pasado viernes, aunque finalmente no fue así. Según ha podido saber 'La Verdad', tanto el agente del futbolista como el propio jugador están analizando la situación del club y también otras ofertas de equipos potentes de la Segunda B como el Recreativo de Huelva o el Racing de Santander. De la Vega asegura en privado que cantidades como la ofrecida a Alfaro o la que cobrará Aquino son inasumibles para un Murcia endeudado.

Mediación de terceros

Aunque a través de 'La Verdad' Víctor Gálvez tendió el pasado domingo la mano a García de la Vega de cara a una posible negociación y el mexicano contestó positivamente, la reunión entre los dos protagonistas de la lucha por la propiedad del Real Murcia aún no se ha producido, a pesar incluso de la leve intermediación de algún tercero que no ha conseguido reunirlos. En las próximas horas o días podría conocerse el veredicto del CSD.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos