El proyecto deportivo del Real Murcia se ralentiza por la lucha entre Gálvez y De la Vega

Entrenamiento del Real Murcia en Cobatillas, el pasado 10 de julio. / vicente vicéns / agm
Entrenamiento del Real Murcia en Cobatillas, el pasado 10 de julio. / vicente vicéns / agm

El club grana lleva 17 días sin anunciar fichajes, a pesar de que el oriolano dijo que iba a presentar ayer a Jesús Alfaro

ALBERTO GÓMEZ MURCIA

La disputa legal por la propiedad del Real Murcia se clarificó bastante esta semana con el laudo arbitral dictado por el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), en el que daba legalidad a la opción de compra ejercida por el empresario mexicano Mauricio García De la Vega para adquirir el paquete accionarial del club grana que el expresidente Raúl Moro compró a Gonzalo Samper por 150.000 euros.

La próxima semana el Consejo Superior de Deportes (CSD) debe inscribir a nombre de De la Vega las acciones del Murcia. Con ello, el americano se convertirá de forma legítima en el nuevo dueño de la entidad murcianista y el equipo de trabajo que encabeza Víctor Gálvez tendrá difícil su continuidad al frente del club pimentonero, ya que su Consejo de Administración se verá en la obligación de inscribir a Mauricio García en el libro de socios del club como nuevo dueño.

Mientras esos pasos se dan y la situación termina de clarificarse la plantilla que dirige el entrenador Manolo Herrero sigue con la pretemporada con la mirada puesta en el próximo 26 de agosto, fecha en la que dará inicio la liga en Segunda B. La planificación deportiva está avanzada, pero no terminada. Hasta la fecha, Toni Hernández, quien ejerce como director deportivo del Murcia, ha realizado doce incorporaciones, pero lleva 17 días sin anunciar de forma oficial contratación alguna. La última fue el 17 de julio, cuando se anunció la incorporación del delantero Manel Martínez, quien llegó a la Nueva Condomina tras rescindir su contrato con el Gerona.

Mauricio García dice que revisará con lupa los contratos ya firmados para descartar ilegalidades

Esta semana, el presidente Víctor Gálvez anunció que «vamos a seguir igual que estamos. Vamos a seguir fichando. Voy a seguir el mismo ritmo. No tengo miedo a que ningún jugador decida no venir». De hecho, el empresario de Orihuela puso fecha a la presentación del siguiente fichaje del Murcia. «Vamos a presentar a Jesús Alfaro, el viernes [por ayer]». No se produjo tal presentación, pero la entidad pimentonera, por medio de sus perfiles en las redes sociales, ha comunicado que el próximo lunes, a las 13 horas, hará público un anuncio importante. Según algunas fuentes, esta noticia de interés sería, precisamente, la presentación de Alfaro, ya que medios aragoneses dan por segura la marcha del jugador al club de la Nueva Condomina, después de que Toni Hernández haya puesto encima de la mesa al futbolista del Real Zaragoza un contrato de 150.000 euros de sueldo.

Cuatro o cinco refuerzos más

Al margen de lo que acabe sucediendo con este jugador, lo cierto es que el Murcia tiene en la actualidad 4 fichas libres. Dos son de categoría sénior y otras dos de sub 23. Las posiciones que el equipo grana debe apuntalar son principalmente las de central, lateral y extremo derecho. Algunos de los nombres que confirmó Gálvez hace 3 días que interesan son los del defensa murciano del Numancia Gregorio Sierra, el canterano del Atlético de Madrid Adrián Jiménez y Ricardo Carvalho, formado en el Benfica.

Además, el pivote David Sánchez puede estar en la rampa de salida si los granas terminan concretando la llegada de algún jugador sénior más, aparte de los que ocuparán las dos fichas que tienen libres. Los actuales rectores del Murcia, pese a todo, dicen que la planificación deportiva no se ha paralizado, pese al laudo del TAS favorable a De la Vega, y esgrimen como argumento la renovación del canterano Josema y la cesión al Jumilla del portero Simón.

De la Vega también planifica

Entretanto, Mauricio García observa con atención cada paso dado por Gálvez. El mexicano tiene la certeza de que en las próximas semanas será él quien esté al frente del Murcia. Ha deslizado a su entorno que no piensa volverse loco y acometer una revolución en la plantilla, salvo en casos contados. Su primer paso será el de revisar con lupa cada contrato que haya firmado el equipo de Gálvez y solo en el caso de aquellos que entienda que plantean unas condiciones inasumibles para el club planteará la rescisión como una posibilidad.

García de la Vega también está trabajando en la planificación de su equipo deportivo. Uno de los nombres que se han vinculado a su persona para el cargo de secretario técnico es el del exfutoblista grana Xavi Juliá. El catalán, que cumplió en julio 57 años, actuó como entrenador durante la temporada pasada en el Huércal-Overa, equipo que milita en el grupo XIII de la Tercera División.

Además, Gálvez avisó esta semana de que «si me voy de presidente, muchos jugadores se irán. Así lo tienen en el contrato». Sin embargo, expertos en derecho laboral y mercantil apuntaron a 'La Verdad' que esas cláusulas pueden carecer de legalidad, por lo que los futbolistas fichados este verano por el Murcia no tendrían la obligación de abandonar la disciplina grana en caso de que el empresario de Orihuela deba dejar paso a De la Vega.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos