Fútbol | Real Murcia

«Quiero hacer historia en este club»

David Sánchez, este miércoles, en la grada de la Nueva Condomina. / NACHO GARCÍA / AGM
David Sánchez, este miércoles, en la grada de la Nueva Condomina. / NACHO GARCÍA / AGM
Fútbol | Real Murcia

David Sánchez Jugador del Real Murcia. «La entidad ha confiado en mí y espero no defraudarla; hay que morir por el ascenso», dice el centrocampista

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Cumple con la definición de peso pesado en el vestuario. David Sánchez (Sevilla, 1982), fue el primer fichaje de Deseado Flores y el director de orquesta de una revolución que llevó a los granas de la mitad de la tabla al 'playoff'. Tiene un historial importante en el fútbol español, con 39 partidos en Primera y 111 en Segunda, además de una larga trayectoria en Segunda B, en la que siempre ha jugado en equipos de la zona alta. Además, conoce el sabor de los ascensos y lo ha apostado todo para acabar la temporada con un baño en la fuente de la Plaza Circular.

- El 1-3 fue un resultado contundente, ¿está hecho lo del domingo ante el Pontevedra?

-Para los de fuera del equipo puede parecer que está hecho, pero para los de dentro no. Nos jugamos mucho y en un minuto puede cambiar el partido. Tenemos hambre de fútbol y de ganar, pero necesitamos que la gente apoye y venga al campo.

LAS FRASES «Cuando llegué la gente estaba desmoralizada, ahora te paran por la calle y está orgullosa del equipo» «Para nada, deciden los partidos; que sigan así, que nosotros curramos. Yo estoy encantado» «Ascender este año es una obsesión para mí; si no lo hacemos, será un fracaso en el aspecto personal» «Que lo marque Elady. Es especial, nos reímos mucho con él y es muy querido en el vestuario»

- Se valora mucho el acierto de Curto y Guardiola, ¿puede molestar tanto halago al resto del equipo?

-Para nada, llevo muchos años en el fútbol y sé que son los que desequilibran los partidos. Por mí, encantado, que sigan igual y nosotros a currar. Ellos, además de goles, están peleando y trabajando por el equipo en defensa. La plantilla es muy completa y todos estamos aportando.

- Este Real Murcia no es el que usted se encontró cuando llegó.

-Llegué el primero y la gente estaba decepcionada y desmoralizada. Era lógico, los equipos grandes que están en Segunda B están muy exigidos. Pero el equipo, con los fichajes y con Mir, dio un paso adelante, siguió trabajando y no arrojó la toalla.

- Y el entorno ha despertado.

-La afición lo nota y nos apoya. Ahora voy por la calle y cada tres personas te paran. En enero nadie te decía nada. La gente está muy orgullosa de su equipo. Ahora es cuando más la necesitamos y esperamos que el campo esté a tope.

- ¿Cuál es el secreto de este equipo?

-El amor propio. Han confiado mucho en nosotros y por eso no tiramos la toalla en los peores momentos. Los que hemos llegado sabíamos que veníamos para ascender. Cualquier equipo hubiera bajado los brazos tras el día de San Fernando, pero seguimos insistiendo. Hemos creído todos, este vestuario es muy noble.

- Ha pasado por el Albacete, Elche, Nástic y Cádiz, entre otros, equipos con parecida exigencia.

-He vivido esta situación algunas veces. Hay mucha afición, un estadio de Primera y las exigencias son máximas. Parecido a equipos como el Cádiz. No valen las medias tintas. A mí me gustan los retos importantes.

- Su grado de implicación es total. ¿Tiene aún hambre con 34 años?

-Cada año ascender se convierte en una obsesión para mí. Me pasó también la pasada temporada en el Cádiz. Si no ascendemos, para mí sería un fracaso en lo personal. No sé si es la edad, pero el club ha confiado en mí y no quiero defraudarlo. Yo sé que para el Murcia es necesario ascender y tenemos que morir para conseguirlo.

- ¿Es porque puede ser el último?

-Llevo siete 'playoff' y no es cuestión de que se acabe o no. Es una cuestión personal y una necesidad del club. Tengo la necesidad de ganar y de que la gente esté contenta conmigo. Tengo una mentalidad que de joven no tuve. Estoy en Murcia y puedo hacer historia. Es lo más bonito que nos puede pasar, que dentro de unos años, cuando pasee por Murcia, la gente te lo reconozca.

- Por lo que dice, parece que prima más el aspecto emocional que el estrictamente económico.

-El tema económico claro que es importante, es obvio que todos trabajamos por dinero, pero, sinceramente, en mi caso, prima lo personal y sería una alegría grandísima.

- ¿Se imagina en el Real Murcia la próxima campaña?

-Tengo contrato para el año que viene y me gustaría quedarme. Me siento querido e identificado con el club. Y mi familia está muy a gusto en Murcia. La experiencia me dice que no hay que mirar el futuro. Esto da muchas vueltas. Mi objetivo es que el equipo no afloje y pasar de ronda.

- ¿A quién elegiría para que marcara el gol del ascenso?

-Hay dos personas que me gustaría que marcaran ese gol. Por un lado, ojalá fuera Juanjo, que ha vuelto a su casa y en los últimos años lo ha pasado mal. Pero quizás te diría que Elady. Es muy buena gente, nos reímos mucho con él en el vestuario y le haría ilusión. Ha sufrido un cambio muy grande y es un jugador especial, con unas grandes condiciones y hay que darle tiempo. Todos los demás nos sentimos importantes, pero a Elady le daría mucho y se iría a casa con un sabor muy dulce. Es muy querido en el vestuario.

- Su carrera es larga, incluso debutó en la Champions con el Barça.

-Jugué poco, pero lo recuerdo y la gente me lo recuerda todavía. Fue en Brujas y estaban en el campo Iniesta, Puyol y Riquelme. Salí por Gabi y el entrenador era Van Gaal. Era un niño que debutó en el Barça.

- Y marcó con el Albacete un gol que dio la vuelta al mundo.

-Fue un gran gol. Le hice un regate a Xabi Alonso. Fue el tercer mejor gol del año por detrás de uno de Fernando Torres y otro de Ronaldinho. Soy de pocos goles, pero cuando los he metido, algunos han sido bonitos. En Melilla marqué 13.

- Incluso jugó en Rumanía.

-Fue una experiencia mala. No acerté en mi decisión. Me fui porque era un equipo que jugaba en Europa, se juntaron muchas cosas y me convencieron. Pero fue un paso en falso en mi carrera. Me costó reengancharme después. Uno aprende a darle importancia a cosas que antes no le daba. Fue una experiencia personal que me ha valido para muchas cosas.

- ¿Está dispuesto a conseguir a finales de junio su tercer ascenso?

-El del Alavés fue una experiencia muy buena. Estaba cedido por el Barça y teníamos un equipazo que subió a Primera. La celebración fue muy bonita, pero el ascenso con el Cádiz me marcó más. Me impliqué mucho y salió todo bien. Fue todo muy intenso. Ojalá que el ascenso con el Murcia sea igual.

Fotos

Vídeos