Vicente Mir: «No quiero que nadie se salga de la línea que marco, no paso ni una»

Vicente Mir, ayer, en las instalaciones de Cobatillas.
Vicente Mir, ayer, en las instalaciones de Cobatillas. / Nacho García / AGM
Entrevista

«Digo las cosas a la cara y, si tengo que corregir a un jugador veterano, lo hago», afirma el valenciano, que se siente querido por el vestuario

JOSÉ OTÓNMurcia

Vicente Mir (Meliana, Valencia, 1968) llegó al Real Murcia sin hacer ruido. No estaba en la quiniela de candidatos para dirigir al equipo grana, tras la destitución de Paco García, pero ha dado unos resultados excelentes: en trece jornadas como técnico grana, nueve victorias y tres empates. Convirtió a un Murcia frágil en un equipo rocoso y letal, como hizo la pasada campaña con el Hércules, y ha puesto a los granas camino de Segunda. Solo le falta rematar la faena para entrar en la historia de la entidad grana.

-¿Le sale todo a pedir de boca?

-Cuando los resultados acompañan es más fácil trabajar. Los jugadores han entendido lo que el cuerpo técnico quería y hemos llegado hasta aquí en una buena dinámica. Pero en un 'playoff' todo cambia, el Valencia B también viene de una buena dinámica tras eliminar a un favorito para el ascenso. Son jugadores con mucha proyección. De hecho, algunos ya han debutado en Primera.

«La gente dice que somos favoritos porque somos el Murcia y hemos estado en Primera, es inevitable»

- ¿Cuál es su fórmula magistral?

- Cuando tengo que decir las cosas a la cara, las digo. Pero creo que soy una persona que me hago querer por mi forma de ser. Los futbolistas pueden hablar conmigo en cualquier momento. Muchas veces entro en la dinámica de ellos y me convierto casi en jugador. Pienso también como jugador, a veces más que como entrenador.

- Decían que era un tipo duro.

-Según a lo que le llames duro. Si te refieres a que no dejo pasar nada de lo que yo creo que debo hacer, la respuesta es sí. Si tengo que echar la bronca o corregir a un veterano, lo hago. Hago lo que creo que debo hacer. Si a eso lo consideras ser duro, lo soy. Cuando veo una cosa que no me gusta, la corto rápidamente. Me gusta llevar una línea y no quiero que nadie se salga de ella.

- A veces ha sorprendido con sus alineaciones y con algunos cambios que nadie esperaba.

-Yo creo en lo que hago y hago lo que creo que tengo que hacer en cada momento. Soy un entrenador atrevido que hago lo que pienso. Si tengo que hacer un cambio a la media hora, lo hago, igual que elijo la alineación que considero idónea. A lo mejor otros entrenadores son más conservadores, pero a mí me gusta variar y arriesgarme.

- A Adri Cruz lo sentó usted el otro día a la media hora de juego.

-Hablé con él, le dije que le cambié por la tarjetas y lo aceptó. La plantilla me va conociendo y mando muchos mensajes al equipo. Ellos son inteligentes para entenderlos.

- ¿Le respeta el vestuario?

-Sí, creo que sí. No he tenido problemas con ningún jugador hasta ahora. El que no quiera entrar en la rueda de Vicente Mir, él sabrá. Si alguien se sale, es su problema.

- Dijo hace algunas semanas que en Murcia se sentía muy bien. ¿Sigue igual de contento?

-Me siento muy a gusto en Murcia, pero la verdad es que los resultados han ido muy bien desde que llegué. Tengo todo de mi parte; cuando las cosas van bien, todo es mucho más fácil. Espero que cuando las cosas se tuerzan un poco siga siendo igual de respetado, aunque sabemos que en un mundo tan complicado como el del fútbol eso es imposible.

- ¿Por qué salió del Hércules después de hacer todo lo que hizo? Desde fuera parece increíble que con la racha final que firmó no renovara una temporada más.

-En Alicante la afición se portó muy bien conmigo, aunque al principio hubo algunas reticencias porque yo venía del Elche. La gente, de primeras, no estaba mucho conmigo, pero con el paso de las semanas empezaron a quererme. La prensa nunca valoró mi trabajo, pensaba que el equipo ganaba por inercia cuando, sin embargo, venía de una situación muy complicada. No les valió, recibían el mensaje de arriba de que yo no era bueno. Pero cuando un equipo está 17 jornadas sin perder es porque muchas cosas se hicieron bien. Recibí muchos palos que no fueron merecidos.

- Lo mismo ahora, con el Hércules fuera del 'playoff', se arrepienten de no haberle renovado.

-Ahora se han dado cuenta de muchas cosas y de que lo que hicimos el año pasado fue muy difícil.

- ¿Se siente la presión a estas alturas de la temporada?

-El Murcia es un equipo grande, alrededor del que hay una ilusión tremenda por subir. Nuestro objetivo es el ascenso y te sientes responsabilizado, es indudable. Sientes presión y nerviosismo porque no quieres fallar a la gente que ha apostado por tí. Esto es el fútbol, es lo más bonito, y te dedicas a esto para llegar a vivir estos momentos. Igual no los vuelves a vivir nunca. Son momentos especiales en una carrera que no siempre se repiten.

- Ha estado presente en muchas eliminatorias de ascenso, incluso sabe lo que es subir de categoría, tanto de jugador como de entrenador. ¿Hay alguna diferencia?

-Es diferente. Como jugador se vive de una manera y como entrenador de otra. Los futbolistas son más jóvenes y el entrenador se encuentra más solo. Tiene una responsabilidad mayor porque lleva a todo el grupo. Un entrenador depende de los resultados y te puedes quedar fuera si no hay ascenso. Los futbolistas se reenganchan a otros equipos de forma más fácil. Pero todos saldremos beneficiados si hay un ascenso, incluso los que no juegan.

- La eliminatoria con el Valencia B le habrá alterado las pulsaciones.

-Soy valenciano y el Valencia es un equipo en el que he jugado, he entrenado y de pequeño iba con mi padre a Mestalla. De niño era valencianista a tope, soñaba con jugar en el Valencia. Una vez que sales y te haces mayor, empiezas a querer a otros equipos en los que vas jugando. También le tengo mucho cariño al Elche y al Hércules. Se tiene aprecio por todos los equipos por los que se pasa, pero ahora ni Hércules, Valencia ni Elche, estoy cien por cien centrado en intentar ascender con el Real Murcia.

- ¿Qué es lo que más le preocupa para esta segunda eliminatoria?

-Marcar fuera de casa es fundamental, pero tengo dudas sobre qué es mejor, si jugar primero fuera o en casa. Tengo dudas que se acrecentaron la semana pasada, cuando con 0-1 nuestro equipo necesitaba el calor de nuestra afición y se oían más los reproches que los ánimos. El público dudó, pero el equipo, en esos momentos, era cuando necesitaba el apoyo. Tenemos una gran afición, y si nos pasa lo mismo en la vuelta con el Valencia B solo pido que nos ayuden cuando el equipo lo pase mal. Si las cosas se tuercen es cuando debemos apoyar. El futbolista, sin querer, se pone nervioso con los silbidos.

- ¿Le gusta el papel de favorito?

-No me gusta que nos tachen de favoritos. En el 'playoff' no hay favoritos. Pero somos el Real Murcia, hemos estado muchos años en Primera División y es inevitable que nos vean como favoritos desde fuera.

- ¿Apuesta por un resultado?

-Solo firmo una victoria. Quiero ganar. Sería una buen resultado.

- ¿Había visto alguna vez una racha como la de Guardiola y Curto?

-Son dos futbolistas de mucha calidad, que trabajan para el equipo. Son los primeros en defender. Si no lo hicieran, quizás alguno no jugaría. La idea inicial era alternarlos, pero estando tan bien como están, haciendo goles y trabajando, tienes que apostar por los dos. Pero, sin los de atrás, no serían nada, somos un bloque.

- ¿Le gustaría seguir en el club?

-Sí, me gustaría seguir en el Murcia si hay un buen proyecto. Si te digo que no, mentiría. Si subimos a Segunda, cualquier entrenador querría seguir. Estando en Segunda B, el Real Murcia es de los tres o cuatro mejores clubes de la categoría. Pero seguir depende de muchas cosas.

Más información

Fotos

Vídeos