Fútbol | Segunda B

Raúl Moro ya es el dueño del Murcia

Raúl Moro y Gonzalo Samper se saludan en la última Junta del 23 de junio. / Vicente Vicéns / AGM

Gonzalo Samper ha accedido a vender sus acciones al extremeño por 150.000 euros. El acuerdo, que ya se ha firmado en un contrato privado, está a expensas del visto bueno final del Juzgado de lo Mercantil

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Raúl Moro podría ser, a falta del último fleco, el nuevo dueño del Real Murcia. Gonzalo Samper, dueño del 73% de las acciones del club grana, ya ha accedido a vender su participación al extremeño, que posee un 11% del club, por un precio de 150.000 euros. Solo falta que el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Murcia, que dirige el concurso de Gestora Deportiva Murciana (propietaria de las acciones de Samper), muestre su conformidad a esta operación que pondría fin a un periodo de 18 años de la familia Samper al frente de la entidad murciana.

El contrato de compraventa de las acciones está redactado y firmado por ambas partes y, según ha podido saber 'La Verdad', el pago del dinero ya podría haberse realizado, por lo que la venta es un hecho, aunque aún no sea efectiva legalmente. Solo falta un último paso que marca el procedimiento formal mercantil, y que para ambas partes «no debería suponer un problema».

El último paso para que Moro tome el poder total y sume el 84% de la propiedad del Murcia es que la juez María Dolores de las Heras, titular de dicha instancia judicial, autorice la operación, ya que la empresa propietaria de los títulos está en concurso de acreedores y no puede disponer de ellos libremente sin autorización judicial. Toda la operación está siguiendo el cauce legal previsto, ya que una vez alcanzado el acuerdo definitivo entre las partes semanas atrás, Jesús García, el administrador concursal de Gestora Deportiva Murciana, puso en conocimiento del juzgado el acuerdo alcanzado por las mismas para que este, a su vez, lo hiciera llegar de forma oficial a los acreedores de Gestora Deportiva Murciana.

Estas acciones son un activo de la firma creada por Jesús Samper y solo sus acreedores, Hacienda o un tercero podrían oponerse a la operación. Que el Real Murcia sea una sociedad con 46 millones de deuda puede hacer que ninguno de ellos, a priori, se oponga a la operación. Además, casi todos ellos son empresas de la propia familia Samper. El propio Jesús García tiene previsto acudir a principios de la próxima semana al juzgado para acelerar el proceso.

Si finalmente Moro cierra la operación con éxito, la jugada habrá sido redonda: el extremeño se habrá hecho con el control del 84% del Real Murcia pagando solo 550.000 euros, y no con los más de dos millones de euros que tendría que haber desembolsado en la última ampliación de capital para hacerse con el paquete mayoritario. En aquel proceso, puesto en marcha por la directiva de Abarca, Raúl Moro invirtió 400.000 euros y se hizo con el 11% de la entidad. A pesar de su baja inversión y debido a la ausencia de otros inversores, quedó posicionado por detrás de los Samper en la lista de accionistas.

Hace un mes la directiva grana, ya encabezada por un Moro que gobernaba el club gracias al beneplácito de Gonzalo Samper, redujo el capital social y propuso otra ampliación de capital de 400.000 euros que no salió adelante. Los asesores de Gonzalo Samper recomendaron al madrileño esperar, no votar a favor de esta ampliación y desprenderse de sus acciones de forma más segura. Y así lo ha hecho, a través de una venta a la que, en teoría, no se opondrá nadie. Moro, con los 150.000 euros desembolsados ahora y los 400.000 que pagó a su llegada, se habría hecho con el Murcia y podrá dirigirlo a su antojo. A partir de ahora, si la operación se cierra con éxito, la presencia de los Samper ya no será excusa para diseñar un plan para salvar a una entidad histórica.

Más

Fotos

Vídeos