Raúl Moro se plantea ampliar su Consejo sin llegar a la junta del 1-D

Raúl Moro, en el palco, antes del Murcia-Jumilla del pasado domingo./Guillermo Carrión / AGM
Raúl Moro, en el palco, antes del Murcia-Jumilla del pasado domingo. / Guillermo Carrión / AGM

El órgano de gobierno del club se reunió el pasado viernes y pactó la entrada de nuevos consejeros sin necesidad de celebrar una sesión extraordinaria

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

El anuncio efectuado el pasado miércoles por el club grana fijando una junta extraordinaria con el cese y el nombramiento de un nuevo Consejo como únicos puntos del día, se convirtió en una bomba de relojería dentro del club. De hecho, parte de los miembros del Consejo de Administración del Murcia se enteraron por la web de la entidad de dicho anuncio, una situación que dejó entrever que la decisión fue tomada de forma unilateral por Raúl Moro, el presidente y dueño del Murcia. Un acto ilegal ya que esta medida necesitaba el consenso del propio Consejo que forman Moro, Deseado Flores, Miguel Martínez, Stefan Settels y Enrique López.

Tras el incendio, el Consejo se reunió el pasado viernes por la mañana con carácter de urgencia y llegó a un acuerdo: ampliar el número de consejeros como quiere Raúl Moro, pero sin la necesidad de esta junta extraordinaria que podría llegar, incluso, a ser desconvocada en los próximos días. El empresario extremeño, que ya no se siente tan arropado en el órgano de gobierno del club tras las sucesivas marchas de Gustavo Pomar, Manuel Gimeno y recientemente José Carrilero, podría introducir, con el necesario apoyo de la mayoría del actual Consejo, a otras personas de su confianza, un hecho que le haría recuperar la mayoría en un órgano que se puede ver obligado a tomar decisiones importantes en los próximos meses y a buscar dinero para acabar el curso.

Detrás de la junta extraordinaria de accionistas del próximo 1 de diciembre, ahora en el aire, se esconden discrepancias internas entre algunos miembros del Consejo respecto a temas tan candentes como la liquidación de la entidad, una salida con la que no comulgan parte de los consejeros y una situación que ya estuvo encima de la mesa en una reunión informal del propio Consejo que tuvo lugar hace menos de un mes.

Fotos

Vídeos