Así está el Real Murcia hoy

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

  • 1

Un Consejo de administración bajo mínimos:

José Carrilero, responsable de la cantera, presentó su dimisión hace más de diez días, aunque seguirá pendiente de las bases desde fuera de la junta directiva. Sólo quedan 5 consejeros en activo, incluido Moro, los mínimos imprescindibles según los estatutos del club. Además de Moro siguen Deseado Flores, Miguel Martínez, Stefan Settels y Enrique López.

Antes de final de mes se celebrará una reunión del Consejo en el que se puede decidir el futuro de la entidad grana.

  • 2

El verdadero potencial de Moro:

El dinero generado en taquillas por el Murcia-Barça se lo han llevado Hacienda y otros acreedores del club grana. Ha sido un varapalo para el empresario extremeño, que esperaba suplir con este ingreso gran parte de los gastos del resto de la temporada. Moro ha desembolsado, desde que llegó en diciembre de 2016, cerca de 900.000 euros, pero ahora necesita poner de su bolsillo cerca de 800.000 para acabar el curso. Las taquillas hasta el final de temporada también están embargadas. La mejor noticia es que algunas grandes empresas murcianas se acercan al club grana otra vez.

  • 3

Un aviso para la plantilla:

El extremeño está muy molesto con la actitud de sus jugadores. Se siente dolido por su bajo rendimiento y por la imagen ofrecida en algunos partidos. Ya se lo ha trasladado, de forma personal, al vestuario. La plantilla grana, actualmente, tienen pendiente de cobrar el mes de septiembre. Los jugadores están intranquilos aunque tienen la promesa del club de que recibirán su dinero en los próximos días, igual que los empleados. Moro tiene que pagar cada mes, impuestos incluidos, una nómina que ronda los 200.000 euros brutos.

  • 4

Un plan secreto de difícil ejecución:

Moro tiene un plan en su cabeza, basado en poder explotar comercialmente la Nueva Condomina. Conseguiría así, a través de una entidad bancaria, un crédito para poder pagar las deudas más inmediatas del club. Necesita el apoyo del Ayuntamiento y de otros grupos políticos. El extremeño prefiere que el Murcia deba dinero a los bancos antes que a Hacienda. Es una posibilidad complicada ya que la Nueva Condomina es municipal, aunque el club grana tenga uso exclusivo durante las próximas cuatros décadas. Si Moro no pone dinero o no aparecen otras empresas, el extremeño podría llevar al club grana a la liquidación.

Fotos

Vídeos