El Real Murcia esquiva los sobresaltos

Fran Carnicer durante un partido con el Mirandés.
Fran Carnicer durante un partido con el Mirandés. / El Correo / Avelino Gómez

El club grana tiene la plantilla cerrada, a falta de unos «retoques», a tres semanas para que arranque la Liga. Deseado Flores, director deportivo, ha empleado una táctica distinta a la de años atrás, cuando Fernández Romo, Aira y el Chuti Molina se vieron obligados a fichar sobre la bocina

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Nada de estrés ni de apuros de última hora. El nuevo Real Murcia está casi a punto. Con la llegada de Fran Carnicer, Deseado Flores y Juanma Barroso, los encargados de construir el nuevo proyecto grana, habrán terminado prácticamente su trabajo, cuando aún faltan tres semanas para que arranque la Liga. El propio Flores recalcó en su última aparición pública que, tras la llegada de Carnicer y Xiscu Martínez, la plantilla estaba cerrada, y que, en todo caso, si llega algún futbolista más sería un «retoque mínimo que haría subir mucho el nivel de lo que tenemos». Un retoque que, probablemente, afectaría a las fichas sub 23 que aún están libres.

Desde luego, nada que ver con lo que ha pasado en el Murcia en los últimos años. Echando la vista atrás, concretamente a la temporada 2013-14, la última del Murcia en Segunda, el Chuti Molina esperó hasta el último momento para fichar a Malonga y a Álex Martínez. Entonces, para el director deportivo manchego fue muy importante esperar a los movimientos de otros equipos y a las cesiones de clubes de superior categoría. Un año después la historia fue diferente, ya que, tras el descenso administrativo, José Manuel Aira tuvo que recomponer el Murcia a última hora. Jugadores como Garmendia, Javi Flores y David Prieto llegaron con la Liga empezada. Incluso Armando, que procedía del Jaén, se subió al autobús grana para viajar a Ferrol para el estreno liguero, sin haber complementado un entrenamiento como grana.

Un año después, Azkorra y Jordi Hostench también llegaron casi sobre la bocina, mientras que Fernández Romo , la pasada campaña, esperó hasta el final para fichar a Wilson Cuero una vez que el Lorca le arrebatara a Manu Onwu. El nuevo Real Murcia ha sido más madrugador y está diseñado con el único objetivo del ascenso a Segunda. En teoría, tiene más argumentos para soportar la presión que los de los últimos años en Segunda B. Cuenta con un portero de garantías, extremos con desborde, dos delanteros espigados que mezclan la fortaleza con la calidad individual y una decena de jugadores cargados de minutos en el fútbol profesional. El equipo grana, que ha tirado de billetera para hacer, junto al Extremadura, el equipo más caro del grupo IV, ya no tendrá excusa para no colocarse desde el primer momento al frente de la tabla clasificatoria.

Hace tres años, el club murcianista fichó a un equipo entero con la Liga ya en marcha por el descenso administrativo

Ahora, tras la llegada de Carnicer, el club tendrá que dar la baja a dos jugadores mayores de 23 años

'Overbooking' temporal

El conjunto grana cuenta con 22 jugadores en la primera plantilla, de los cuales 18 tienen ficha sénior (mayores de 23 años) y otros cuatro ficha sub 23. La normativa en Segunda no obliga a los clubes a tener jugadores en la plantilla menores de 23 años, pero en Segunda B los conjuntos no pueden tener más de 16 futbolistas mayores de esta edad y están obligados a cubrir las otras seis fichas con jugadores sub 23 hasta llegar a las 22 reglamentarias. El espíritu de esta norma tiene como objetivo incentivar la promoción de los jugadores de la cantera y buscarles espacio en las plantillas de la tercera categoría del fútbol español.

«Vamos a buscar la mejor solución para todos. Desde un primer momento dijimos que las fichas sub 23 iban a ser para jugadores que pudieran ser titulares en cualquier momento. Eso aumentará mucho la competencia del día a día», dice Deseado Flores, director deportivo del Real Murcia.

En la plantilla se esperan dos movimientos más antes de que arranque la Liga. La dirección deportiva del Murcia tiene que prescindir de dos de sus jugadores sénior y ocupar las dos fichas sub 23 que tiene libres con jugadores llegados desde otros equipos, o bien inscribir en el primer equipo a alguno de los jugadores del filial que están entrenando con la primera plantilla. En cuanto a las salidas, Rayco tiene todos los números para abandonar el Murcia y solo falta que su representante y el club grana se pongan de acuerdo en su rescisión. Mientras, el futbolista tinerfeño ha decidido no rendirse y entrenar a tope para revertir la situación y quedarse en el Murcia. El otro descarte podría ser el de Elady, que tiene mucha competencia en la banda izquierda. El jienense tendrá que pelear por un puesto con Abel Molinero y Xiscu, recién llegado desde el Zaragoza.

Sin miedo al fracaso

El nuevo Real Murcia tiene jugadores cargados de experiencia y galones que apuntan claramente a la titularidad. Es el caso de Biel Ribas, que suma 187 partidos en Segunda. Un bagaje que contrasta con el de su competidor, Santomé, que solo acumula 13 en Segunda B con el San Sebastián de los Reyes. En la línea defensiva, el nuevo Murcia agrupa a futbolistas como Fede Vega, Pedro Orfila, Álex Ortiz y Borja Gómez, que entre los tres suman 397 partidos en el fútbol profesional. Junto a ellos estarán Juanra, sub 23 procedente de las bases del Atlético de Madrid, y Forniés, que ha estado en varios clubes de Segunda B.

Para el centro del campo habrá, en principio, cinco jugadores para tres puestos , siempre que Sanlúcar juegue con su habitual 4-3-3. Son David Sánchez, Armando, Fernando Llorente, Juanma Bravo y Fran Carnicer, aunque cuando el técnico gaditano decida variar su dibujo y pasar a un 4-4-2 uno de ellos tendrá que dejar paso a un mediapunta. Para las bandas, el Murcia ha intentado suplir este verano la falta de desborde en la fase final del pasado campeonato. Sanlúcar tiene a Santi Jara, Abel Molino y Xiscu, además de a Isi, que tiende más a irse hacia el interior. Si finalmente se queda Elady, el técnico grana contará con un jugador diferente, que puede revolucionar los partidos por su electricidad. Arriba, para acompañar a Curto, la secretaría técnica grana ha fichado a dos delanteros referencia, de gran envergadura pero con buena técnica en los pies y capaces de definir con rotundidad. Esta temporada el Murcia no tiene excusa.

Más

Fotos

Vídeos