El Registro Mercantil da la razón a los accionistas granas

A petición del grupo de Pablo Baeza, fija otra Junta para el 7 de mayo que servirá como garantía, por si no sale adelante la del 11 de abril

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

La Asociación de Accionistas del Real Murcia no se fía de lo que está pasando en el club. Por eso, el pasado 2 de febrero, ante la inacción del club grana y las obligaciones que para las sociedades anónimas indica la Ley de Sociedades de Capital en sus artículos 164, 167 y 168, solicitó ante el Registro Mercantil de Murcia la celebración de la Junta de Accionistas del Real Murcia que, como cada año, debe celebrarse antes del 31 de diciembre.

El Registro Mercantil notificó esta solicitud al entonces presidente, Raúl Moro, y decidió fijar la fecha del 7 de mayo para la celebración de la misma. «Tememos que el club pueda estar en causa de liquidación y hay que buscar soluciones. Hay un momento de indefinición y había que garantizar que se celebrase la Junta», asegura Pablo Baeza, presidente de la Asociación de Accionistas. Para esta Junta del 7 de mayo el Mercantil designa, a través de la resolución, que son el exconsejero Stefan Settels y el entonces presidente Raúl Moro los que deben moderar esta Junta que debe tener en su orden del día la aprobación de la cuentas.

Una vez decidido este extremo, el propio Registro Mercantil dictó la resolución el 6 de marzo, solo un día antes de que el club fijara la suya para el 11 de abril, sin duda, presionado por los accionistas minoritarios. Por lo tanto, actualmente existen dos fechas para la celebración de la Junta, la fijada por el Registro Mercantil (7 de mayo) y la del Consejo (11 de abril).«No vamos a desistir ni anular la Junta del 7 de mayo hasta que no sepamos con seguridad que se va a celebrar la del 11 de abril y que se van a aprobar las cuentas, y más con lo que está pasando actualmente en el club. Esta situación de caos refuerza nuestra postura», afirma Baeza.

Un as en la manga

Por lo tanto, a la AAMRM no le importará suspender la Junta del 7 de mayo si se celebra la del 11 de abril y se aprueban las cuentas, pero se guardará el as en la manga para asegurarse de que el club puede seguir con vida. La actual guerra entre Raúl Moro y Mauricio García de la Vega solo puede empeorar la viabilidad futura del equipo murciano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos