Un representante de jugadores vinculado al fútbol desde el año 2000

IconSTAR, la empresa del nuevo propietario grana, realizó movimientos por valor de 7,7 millones en el último torneo mexicano

ALBERTO GÓMEZMURCIA

El nuevo dueño del Real Murcia barruntaba desde hace tiempo la idea de desembarcar en el fútbol español. Así, antes de poner sus miras en la Región y reunirse en la misma semana con dirigentes del Lorca FC y del propio Murcia, realizó una intentona de entrar en Osasuna, aventura que finalizó en noviembre sin fructificar después de haber formado parte de la candidatura que buscaba poner fin a la etapa de Luis Sabalza. El grupo de Mauricio García también tuvo contactos con la gente del Elche, pero finalmente fue Deseado Flores el que lo atrajo para que invirtiera en el Real Murcia y se encargara de su día a día hasta, como mínimo, 2019.

La vinculación de este empresario mexicano con el mundo del fútbol se remonta al año 2000, momento en el que abandona su puesto como director de una entidad del Banco Santander en México para convertirse en el nuevo director general de la Agencia IconSTAR que se encarga de la representación de deportistas, la organización de eventos como conciertos de grandes estrellas y la realización de partidos internacionales de fútbol.

También realiza tareas de marketing deportivo. Mauricio García es agente FIFA y en la actualidad representa a 58 jugadores de varios países distintos como Argentina, Estados Unidos, Colombia y México.

Durante el pasado verano cerró operaciones en el mercado por valor de 7,7 millones de euros. Fue el representante que más movimientos realizó en su país. El más caro fue la cesión de Enrique Pérez al Morelia por 1,8 millones. Si, como todo hace indicar, Mauricio García entra en el Consejo de Administración del Real Murcia, tendrá que dejar de ser agente FIFA porque así lo exige la normativa al respecto que se encuentra vigente en la actualidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos