Resucita el afecto por el Real Murcia

El alcalde de Ceutí, Juan Felipe, y el concejal de Deportes, Jesús Hernández./Vicente Vicéns / AGM
El alcalde de Ceutí, Juan Felipe, y el concejal de Deportes, Jesús Hernández. / Vicente Vicéns / AGM

La nueva política del grupo de Moro, alejada del distanciamiento creado en la época de Samper, está dando sus frutos y casi 20 municipios han decidido mostrar su apoyo al club en la lucha por el ascenso

BORJA TORRASMurcia

'El Real Murcia es de todos, no solo de los que viven en la ciudad'. Este parece ser el lema asumido por el grupo de Raúl Moro desde que tomó las riendas de la entidad a principios de año. Los nuevos dirigentes llegaron con ganas de romper el desarraigo que en los últimos años había caracterizado al club con más historia de la Región, tanto con los ciudadanos de Murcia como con los del resto de los municipios, que históricamente se desplazaban desde numerosos puntos para ir a ver al Real Murcia cuando jugaba como local. Empezaron por los pequeños detalles, siguieron por dar invitaciones y ahora han conseguido que numerosos ayuntamientos se vuelquen con el equipo.

En los últimos cinco meses, en el Real Murcia no han parado de tirar de creatividad e iniciativas para que los vecinos de la Región se sumen al grana y recuperar así la masa social desanimada ante el alejamiento y la falta de propuestas que hubo en la época de Samper.

La última de ellas que ha calado hondo en la Región ha sido la de engalanar los balcones de los ayuntamientos con la bandera del Real Murcia. Una iniciativa que surgió de María José Nicolás, una extrabajadora del departamento de Marketing que fue despedida en el mes de marzo por el club. El pasado viernes se le ocurrió acudir al Ayuntamiento de Ceutí, de donde es ella, para invitarles a que apoyaran al Real Murcia poniendo una bandera en el exterior de su fachada, y su alcalde, Juan Felipe Cano, aceptó de buen grado. «No pensábamos que iba a tener tanta repercusión, creíamos que era una buena iniciativa y que debíamos ayudar en lo que pudiésemos porque el Real Murcia es un equipo que representa, en cierto modo, a la Región de Murcia y queríamos darle un empujón de ánimo», reconoce el alcalde de Ceutí.

El Ayuntamiento de Cieza ha sido el último en unirse a la causa, gracias al empuje de Estrella Grana Las iniciativas del club han ayudado a que la media de asistencia suba a 12.200 espectadores «El Real Murcia ha despertado y vuelve a ilusionar», explica Pedro Contreras

Además de este municipio, se han sumado otros muchos. Han sido los de Archena, Beniel, Las Torres de Cotillas, Ulea, Albudeite, Abanilla, Ricote, Alcantarilla, Alguazas, Lorquí, Villanueva, Campos del Río, Caravaca, Cehegín, Molina de Segura y Murcia. Ayer se unió a esta iniciativa el de Cieza, gracias al empuje de la peña ciezana Estrella Grana, en un acto que contó con la presencia del futbolista Isi y el alcalde de la localidad, Pascual Lucas. Próximamente, el Ayuntamiento de Torre Pacheco también colgará la bandera del club, gracias a la labor de la peña murcianista Furia Grana.

Detalle de Aidas

En el Ayuntamiento de Murcia el respaldo ha sido diferente y elegante. A propuesta de los peñistas, el edificio Moneo lució de grana a partir de las 21 horas el fin de semana pasado y este sábado y domingo se volverá a repetir.

Si todavía hay municipios con ganas de engalanar sus balcones con la bandera del Real Murcia, desde el club informan que pueden hacerlo contactando con el patrocinador Aidas Publicidad, que ha tenido el detalle desinteresado de elaborar las banderas y llevarlas gratuitamente al ayuntamiento que lo solicite. «Queremos acercar el Real Murcia a los municipios donde el sentimiento murcianista era habitual», asegura Pedro Contreras, responsable de comunicación del club. Ayer enviaron las invitaciones a todos los alcaldes de la Región para que asistan al partido de este domingo y muestren su apoyo al equipo.

Antes ha habido otras propuestas que han acercado al Real Murcia a la sociedad. Simples gestos como recuperar la figura del capellán, con el padre Antonio Carpena, o hacer la tradicional visita a la Fuensanta con todos los jugadores de la entidad, desde las bases hasta el primer equipo. Son gestos que han aportado calor y cariño a una afición que cada vez se va animando más en esta nueva etapa, como demostraron los más de 2.500 seguidores que se desplazaron a La Roda en la penúltima jornada.

El club necesitaba dar para después recibir. Así lo entendieron sus dirigentes nada más tomar el control de las oficinas de la Nueva Condomina. Empezaron por regalar entradas a los rivales que tenían en los partidos de sus equipos base para atraer a esos aficionados al fútbol. Después esas invitaciones se trasladaron al público en general, casi siempre con el socio como intermediario y principal valedor de la entidad. Todo esto ha llevado a que una media de 12.200 espectadores acudan al estadio en los últimos cuatro partidos de Liga.

La labor del nuevo Consejo de Administración ha ayudado a mejorar el aspecto de la grada, aunque lo primordial siempre ha surgido de lo deportivo «porque al final en el fútbol lo más importante es que el balón entre», destaca Contreras, que ha puesto mucho énfasis en el aspecto social y en revertir la estima que se había perdido hacia el Real Murcia desde su llegada. «Hay una sensación en la afición de que el Real Murcia está despertando y se vuelve a ilusionar tanto en lo futbolístico como en lo que se hace con el club», opina.

También han apostado por homenajear a diferentes sectores de la sociedad regional, como fue el que se se tributó al actor murciano Carlos Santos y al Carnaval de Cabezo de Torres en la previa de un partido. Y más recientemente, se invitó a ElPozo a hacer el saque de honor por su victoria en la Copa. El equipo de fútbol sala respondió permitiendo el acceso a todos los socios pimentoneros en su último partido de 'playoff'. Ahora la intención del Real Murcia es corresponder a ElPozo Murcia intentando que sus jugadores acudan a ver el primer partido de semifinales que disputan mañana contra el Barcelona en el Palacio.

Si bien desde el club han entendido que tienen un déficit con los aficionados al estar las oficinas en la Nueva Condomina, alejadas del centro de la ciudad, han apostado puntualmente por establecer el negocio hostelero de Deseado Flores, situado en el centro de la ciudad, como punto de recogida y reparto de entradas para facilitar el desplazamiento de los interesados.

7.000 entradas

Ahora en 'playoff', el club quiere recoger lo sembrado a lo largo de las últimas jornadas, y todo el mundo debe rascarse el bolsillo para ver la vuelta de la eliminatoria ante el Pontevedra, incluidos los socios. La venta de entradas marcha a buen ritmo y ya se han vendido unas 7.000, por lo que confían en que se alcance una asistencia de unos 10.000 espectadores el domingo. Unos ingresos que ayudarán a la entidad a cubrir el esfuerzo importante que hizo en el mercado de invierno al apostar por fichajes relevantes en la categoría. Eso ha dado un salto de calidad al equipo para terminar como segundo clasificado y convertirse en un serio aspirante al ascenso.

Fotos

Vídeos