Un mes que retratará a Víctor Gálvez

Víctor Gálvez, en las oficinas de la Nueva Condomina./ javier carrión / agm
Víctor Gálvez, en las oficinas de la Nueva Condomina. / javier carrión / agm

Los pagos que debe afrontar mostrarán si tiene cartera para reflotar el club o si sus promesas son de papel. Si Hacienda acepta la propuesta del gestor grana, este deberá abonar 1,6 millones, un 10% de la deuda del Murcia con el fisco

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Aunque Víctor Gálvez llegó al Real Murcia alardeando de billetera y de socios de viaje muy poderosos, el paso del tiempo ha demostrado que el empresario oriolano es más mesurado de lo que aparentaba. Vigila cada uno de los euros que ha desembolsado en el club grana hasta el día de hoy. De hecho, va cumpliendo algunas de sus obligaciones, pero no a la velocidad que pronosticó. Pero a partir del próximo jueves llega el momento de la verdad, el que demostrará sus verdaderas intenciones.

En el actual mes de junio el Murcia tiene que afrontar varias batallas vitales para poder arrancar en Segunda B la próxima campaña. Empezando por la gestión de los altos contratos de la plantilla y el fichaje de un nuevo entrenador, y terminando por pagos indispensables como las denuncias que ha recibido el club de la AFE (Asociación de Futbolistas Profesionales) y el Betis de Valladolid, pasando antes por la aprobación de las cuentas de 2016-17.

1,6
millones deberá abonar el Murcia a Hacienda si esta acepta su propuesta. Es un 10% de lo que adeuda el club a este organismo público.
630.000
euros suman las denuncias por impagos ante la AFE de la plantilla.
35.000
euros, intereses aparte, es lo que reclama el Betis de Valladolid para zanjar su deuda por Escudero.

7 de junio. Nuevo técnico y una campaña de abonos «muy agresiva»

El próximo jueves Gálvez revelará varios aspectos importantes de su proyecto. Hará público el nombre del nuevo entrenador grana, una vez que la relación con Salmerón parece rota, a pesar de los piropos mutuos de hace un par de semanas. En la misma cita y, según Toni Hernández, el Murcia dará a conocer las condiciones de la nueva campaña de abonos, que será «muy agresiva», destinada a despertar a la afición murciana. «No necesitamos solo a 7.000 u 8.000 socios, necesitamos al murcianismo entero. Necesitamos tener un colchón económico para ejecutar todas las ideas que tenemos en la cabeza», dijo.

El propio director deportivo debe armar la nueva plantilla, aunque antes debe hacer el 'trabajo sucio'. Hay 15 jugadores que tienen contrato en vigor, además de varios canteranos que subirían al primer equipo, pero Hernández se reunió la pasada semana con los 22 miembros del primer equipo para aclararles la situación económica del club. «Fue una reunión personal, individualizada. Les dije a todos que tienen la puerta abierta para marcharse, incluso a los que cuentan con contrato en vigor. Los contratos del pasado verano son de locos, no tienen justificación ni lógica», asegura Hernández. El Murcia también está cerrando el acuerdo con la Seguridad Social y la Hacienda Pública y, si finalmente el fisco accede a la propuesta grana de desembolsar un 10% de la deuda con la Agencia Tributaria, el empresario oriolano abonaría 1,6 millones.

8 de junio. Carpetazo a la historia sin fin con el Betis de Valladolid

El 8 de junio el Real Murcia tiene cita en el Juzgado de lo Social número 8 de la ciudad para solventar una deuda que arrastra desde 2010 y que ha dañado la credibilidad de la entidad. En el juicio, si no hay acuerdo previo entre las partes, el Betis de Valladolid exigiría los últimos 35.000 euros (recargos aparte) que le restan por cobrar de los 500.000 euros referentes a los derechos de formación de Sergio Escudero. Aunque, según un acuerdo previo con la anterior directiva, la taquilla del último Murcia-Cartagena estaba reservada a la entidad vallisoletana, el embargo de 24.300 euros de Víctor Alonso impidió que este se pudiera cumplir.

El propio juzgado, viendo la gravedad del asunto, bloqueó el resto de los 85.000 euros recaudados en dicho derbi. Finalmente y, según lo previsto, tanto el Betis de Valladolid como el abogado murciano Pablo Martínez Abarca, que reclama una cantidad pendiente cercana a los 6.000 euros, podrán cobrar lo adeudado. El Betis de Valladolid, club al que defiende un despacho catalán especializado en derecho deportivo, está dispuesto a demandar a los actuales consejeros del Murcia por apropiación indebida si no cobra el próximo viernes los mencionados 35.000 euros.

21 de junio. Hay que aprobar las cuentas de 2016-17 para evitar el riesgo de liquidación

El objetivo de la Junta de Accionistas que se va a celebrar el 21 de junio, a propuesta de la Asociación de Accionistas Minoritarios, es fundamentalmente aprobar las cuentas del ejercicio 2016-17, un periodo gestionado por Martínez Abarca y después por Raúl Moro y su grupo. Cabe recordar que estas cuentas no se aprobaron en la Junta del 11 de abril, tras detectar el propio Víctor Gálvez varios errores que ha intentado solucionar. El oriolano, con un grupo de colaboradores, ha realizado una auditoría que dará a conocer a los accionistas el próximo 21 de junio.

Para esta cita, los Accionistas Minoritarios quieren incluir dos propuestas: la aprobación de un código ético y de conducta para los consejeros y también que, a partir de ahora, los presupuestos de cada año se aprueben en un Consejo con un acta firmada. Este presupuesto no debe exceder la cifra de negocios del propio club, cumpliendo así con los requisitos que marca la Liga para los equipos de Segunda. El grupo de Pablo Baeza, con esta medida, quiere evitar despilfarros sin consecuencias para los administradores, como los de este curso. En caso de que lo presupuestado supere a lo ingresado, los accionistas minoritarios defienden que sean los propios consejeros los que avalen con sus mismas propiedades.

30 de junio. Pagar los sueldos pendientes o habrá descenso a Tercera

El Murcia conoció la pasada semana que los jugadores de la actual plantilla, junto a otros con acuerdos previos que fueron impagados, presentaron denuncias por importe de 630.000 euros ante la AFE (Asociación de Futbolistas Profesionales). La entidad murciana, si quiere evitar el descenso a Tercera, tendrá que hacer frente a este pago (la cantidad se puede reducir si llega a aplazamientos con algunos jugadores) antes del 30 de junio. Además, para terminar la temporada a cero, Gálvez debe hacer frente a otros 300.000 euros, entre los que se encuentran los salarios del personal deportivo (ayudantes y técnicos) y no deportivo.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos