Un rival cargado de caras conocidas que aspira a colarse en el 'playoff'

J. OTÓNMURCIA

El Mérida no es un equipo más del grupo IV de Segunda B. No está en el club de los tres o cuatro equipos con mayor presupuesto, pero sí se encuentra en el segundo escalón. Desde la llegada del empresario Daniel Martín a la presidencia del club emeritense, que sustituye desde 2013 al antiguo Mérida que llegó a jugar en Primera División, consiguió el ascenso desde Tercera y, desde hace dos años, busca jugar el 'playoff' para subir a Segunda. Martín, allegado a la Región de Murcia (veranea desde los veinte años en La Manga), ha elegido esta temporada al franco-tunecino Mehdi Nafti para comandar una nave que, al contrario de pasadas temporadas, ha arrancado con buen pie. De momento, no se ha establecido entre los cuatro primeros aún, pero en los seis primeros partidos ha sumado 10 puntos, tras conseguir tres victorias (San Fernando, Las Palmas Atlético y Cartagena), un empate (Jumilla) y dos derrotas, ante el Granada B y el Marbella. El equipo extremeño visita la Nueva Condomina aliviado, sobre todo tras imponerse la pasada semana al equipo dirigido por Alberto Monteagudo. El Mérida cuenta en sus filas con varios jugadores expertos y con muchas horas de vuelo en la categoría.

Un mal recuerdo

En el Mérida hay varias caras conocidas por la afición murciana. Sobre todo Mehdi Nafti, que en la campaña 2012-13 disputó 30 partidos con la camiseta grana, en un curso de agridulce recuerdo para los aficionados locales, que pasaron de ilusionarse con el ascenso de su equipo a sufrir hasta el último suspiro para salvar la categoría. En el Mérida también juegan cuatro futbolistas con pasado en el UCAM. Son los delanteros Javi Gómez y Hugo Díaz, el defensa Iván Pérez, y el centrocampista Julio de Dios, que también pasó por el Jumilla. Además de Álex Bernal, centrocampista que militó dos campañas en La Hoya.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos