Salmerón exige más puntería al centro del campo

Salmerón da instrucciones a Llorente, Jordan, Nadjib y Juanra en un entrenamiento./Vicente Vicéns / AGM
Salmerón da instrucciones a Llorente, Jordan, Nadjib y Juanra en un entrenamiento. / Vicente Vicéns / AGM

Entre Santi Jara, Nadjib, Molinero, Llorente, Jordan y Xiscu solo han marcado dos de los veintiún goles que ha anotado el Real Murcia en la Liga

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Deseado Flores, consejero delegado del Murcia que el pasado verano diseñó la actual plantilla grana, dijo en muchas de las presentaciones de los futbolistas que él mismo fichó hace unos meses que su intención era la de formar un equipo con una segunda línea de centrocampistas «con gol», de los que a pesar de no ser delanteros centros natos sí que se acercan a la portería contraria. Su objetivo era no depender en exclusiva de los delanteros y tener variantes en caso de sequía goleadora de Curto, Chamorro y Martín.

La intención de Flores era repartir la responsabilidad entre los delanteros y otros jugadores del centro del campo, necesario en cualquier equipo equilibrado. Pero tras catorce jornadas de Liga, la mayoría de ellos no han visto puerta aún y acumulan un déficit goleador que puede pagar el Murcia en las próximas semanas. Sobre todo ahora que lucha por intentar alcanzar los puestos altos de la clasificación y que sufre, de golpe, un cúmulo de circunstancias adversas en la parte de arriba. Entre ellas, la lesión de larga duración de Víctor Curto, el goleador más en forma de la plantilla, que ha caído para seis meses, las continuas molestias musculares de Pedro Martín, que no le dejan rendir plenamente desde el inicio liguero (suma tres lesiones musculares), o la sanción de cuatro partidos a Elady, que justo se ha quedado fuera de juego para un mes cuando más inspirado estaba en el ataque.

14
partidos de Liga se llevan disputados y los centrocampistas granas solo han anotado dos goles.
12
de 21 son los goles que han conseguido entre Curto, Elady y Pedro Martín. Demasiada dependencia.

Entre los tres han anotado, solo en la Liga, un total de 12 goles de los 21 que lleva su equipo, aunque Salmerón debe buscar otro plan. Pedro Martín, que jugó el pasado sábado en el derbi del Cartagonova, sufre una sobrecarga en el cuádriceps y el técnico almeriense lo tiene entre algodones. Salva Chamorro es el único que queda en pie al cien por cien, aunque le cuesta ver portería.

Pero el dato preocupante es otro. En total, de los 21 goles que suma el Murcia en esta Liga, dos los marcaron en propia puerta defensas rivales y de los otros 19 solo otros dos llegaron gracias a la segunda línea grana, la que componen Molinero, Santi Jara, Nadjib, Xiscu, Fernando Llorente y Jordan Domínguez. Solo Santi Jara, en la victoria por 3-0 ante el Marbella, y anteriormente Xiscu, en el 4-1 ante El Ejido de la tercera jornada, acertaron ante la portería contraria. Los números de todo estos jugadores tienen que mejorar para que el potencial ofensivo de un aspirante al ascenso no esté tan descompensado.

Uno de los casos que más llama la atención es el de Fernando Llorente, centrocampista que la pasada campaña, en solo 18 partidos con el Cartagena, anotó 7 goles jugando como mediocentro. Sin duda fue un registro extraordinario, ya que esos no son sus números, aunque anteriormente en equipos como el Sabadell o el Burgos sí anotó un par de goles cada curso, jugando no más de 20 partidos por año. Un caso similar al de Jordan Domínguez, otro centrocampista polivalente llegado a Murcia desde el Toledo. El pontevedrés siempre ha hecho goles en las últimas temporadas, como los seis que materializó en el Celta B en la campaña 2014-15, o los seis que hizo los años siguientes entre el filial vigués y el Toledo. En el caso de Jordan el problema es que ha jugado muy poco.

Otro de los jugadores que debe dar un paso adelante es Abel Molinero, un futbolista técnico y formado en la cantera del Atlético de Madrid. De allí pasó al Almería, donde en su primera campaña en Segunda B marcó cinco goles en 31 partidos. En los últimos años también vio puerta, aunque no jugara mucho. En el San Fernando anotó dos tantos en 14 encuentros y uno en el Lugo en solo siete apariciones en Segunda. Aunque la campaña que rompió todos los moldes fue la 2014-15, cuando marcó 12 con el Guadalajara. La pasada campaña en el Fuenlabrada, también de Segunda B, marcó cuatro goles en 25 encuentros, una cifra de la que aún está lejos en el Murcia. En el derbi tuvo el 2-2.

Tampoco de falta directa

Santi Jara y Xiscu han marcado un tanto, pero pueden hacer más. El primero era muy efectivo cuando jugaba en la cantera del Sporting de Gijón y el pasado año, en el Racing de Santander, donde marcó 3 en 16 partidos. Tanto el propio Xiscu como Nadjib, jugadores sub 23, han demostrado en categorías inferiores que tienen dinamita de sobra para ayudar al Real Murcia y por eso se intentan abrir paso con Salmerón.

Los que tampoco están ayudando mucho son los encargados del balón parado y las faltas directas. Armando, que suma cinco goles desde que llegó al Murcia, tampoco ha acertado con la puerta rival aún, igual que David Sánchez, que hizo 13 goles con el Melilla en la campaña 2014-15, o Fran Carnicer, que suele anotar algún gol cada año. Sin la aportación de todos ellos, el ascenso del Murcia será más difícil.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos