Santi Jara se encumbra con su gol 'maradoniano'

La brillante diana del extremo del Murcia, que resonó a nivel nacional, ya está en la hemeroteca grana junto a las de Figueroa, Tendillo y Manolo

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

«Santi Jara deja helado al Extremadura», tituló en la edición de ayer el 'Hoy' de Badajoz para resumir lo que sucedió en el partido entre el equipo local y el Real Murcia que se solventó por una genialidad del extremo de Almansa. El tanto, un ejercicio de técnica y potencia, también saltó a las ediciones nacionales de los periódicos deportivos. «Santi Jara silencia el Francisco de la Hera», tituló el 'Mundo Deportivo', que en la crónica del partido define la acción del futbolista grana como de «jugada messiánica», en relación al actual jugador del Barça que tiene a sus espaldas un sinfín de goles de bella factura.

Así, el argentino, un 18 de abril de 2007 en el Camp Nou, arrancó también desde su propio campo y, tras deshacerse de varios rivales y el portero, anotó un maravilloso gol al Getafe que pareció un calco del que consiguió Maradona ante Inglaterra el 22 de junio de 1986, en pleno Mundial de México. El del astro argentino es calificado por muchos como el mejor gol de la historia, seguido muy de cerca por el de su paisano Messi. Pero el de Jara, aunque en diferente contexto, no les tiene tanto que envidiar. Precisamente el diario 'Marca', de cobertura nacional, se preguntaba ayer: «¿Es el de Santi Jara el mejor gol del año?», para posteriormente definirlo como «un gol maradoniano».

El de Santi Jara, al tratarse de un partido de Segunda B, no tendrá la misma repercusión a nivel internacional que los de Maradona y Messi, pero al menos será una inyección de autoestima para un futbolista que ha marcado una veintena de goles en su carrera, desde que arrancó en las bases del Sporting hasta ahora, pero que guardará este, el que le ha emparejado a dos grandes del fútbol mundial, en un lugar privilegiado de su hemeroteca. Aun así, el jugador del Murcia se muestra modesto: «Va a parecer que me paso de honesto, pero para mí es un gol más. Uno que no metes todos los días, pero me quedo con la victoria del equipo, que era lo que más falta nos hacía. El equipo no estaba desarrollando el juego que queríamos, pero creo que hemos estado bien. Me quedo con los tres puntos».

Pensando en el colectivo: «Sé que no se meten todos los días y que me puedo pasar de modesto, pero es un tanto más»

La elección acertada: «Pensé en hacer otras cosas mientras conducía el balón, pero cuando llegué al área rival pensé solo en el gol»

Empujón anímico: «Este tanto será de mucha ayuda; el equipo no estaba jugando muy bien»

El tanto, pese a que Jara le reste importancia, no tiene desperdicio. Desde que recibe el balón de Salva Chamorro, Jara retrocede hasta campo propio para deshacerse de dos jugadores rivales con solo un toque sutil, y después arrancar en velocidad cambiándose el balón de pie. Se planta cerca del área extremeña, en la que elude con otro regate a los dos centrales. Una vez que se encuentra cara a cara con Manu García, Jara engaña al portero local y anota un gol que ya ha pasado a la historia grana y que empuja para arriba a los de Salmerón. «Conforme fui conduciendo el balón fui pensando en otras cosas, pero cuando iba llegando al área del Extremadura, comencé a pensar en el gol. La defensa se iba echando para atrás y yo iba en carrera, lo que hacía que yo me acercara más a la portería. Los defensas, en última instancia, no pudieron reaccionar y me quedé solo», aseguró el gran protagonista del partido de Almendralejo.

El manchego ya firmó una gran jugada en el 87 que acabó con un pase de la muerte a Chamorro

El extremo es uno de los pocos jugadores, junto a Ribas, Elady y Curto, que ha dado la talla desde el inicio

Joyas en el retrovisor

El tanto de Santi Jara en Almendralejo ya ha pasado a formar parte del grupo de goles que los aficionados murcianistas guardarán en su retina, como el que marcó Roberto 'Macho' Figueroa en el Armarjal ante el Cartagena, en su primera campaña como futbolista del Real Murcia. Fue el Día de Reyes de 1983, en un choque que acabó con empate a dos. Tras recibir un balón pegado a la banda, el hondureño se fue de varios contrarios y, tras recorrer la línea de fondo, enganchó un zurdazo que se coló por la escuadra derecha blanquinegra. Fue uno de los 54 goles de uno de los delanteros míticos que ha vestido la camiseta grana en sus cien años de historia. Los dos tantos que Manuel Sánchez Delgado anotó de chilena cuando vestía la camiseta del Murcia también han pasado a la historia. El más importante de los dos fue el de la visita del Real Madrid a La Condomina en la campaña 1987-88, en un choque que acabó con empate a uno.

En la temporada anterior fue Miguel Tendillo el que anotó un gol 'maradoniano' para otorgarle la victoria al Murcia ante el Cádiz. El central valenciano arrancó desde su propio campo y, tras sortear a varios rivales, batió a Bermell, el portero gaditano. Fue un partido vital para la permanencia grana en Primera. Más recientes son otros goles que también fueron de bella factura, como el del argentino Nico Martínez en El Molinón, el 25 de septiembre de 2012. El jugador se fue de varios defensores y batió al portero asturiano en un choque que acabó 2-3 para los de Siviero. Del mismo corte fue el de Wellington Silva ante el Lugo, un año después, cuando en un choque disputado en la Nueva Condomina el 13 de abril el jugador brasileño esquivó a varios rivales y batió a José Juan, portero lucense, en un partido que acabó 3-1 para los de Julio Velázquez.

85 partidos en Segunda

Santi Jara es uno de los pocos jugadores que ha brillado desde el arranque liguero. Ha dado la talla desde el principio, junto a Biel Ribas, Elady y Víctor Curto. Ha disputado 14 partidos como titular y no ha caído lesionado de gravedad en lo que va de temporada. Jara apostó por el Murcia el pasado verano, después de jugar media temporada en el Racing de Santander, club en el que anotó 3 goles y que había apostado por su renovación. Antes de aterrizar en la ciudad cántabra, tuvo una experiencia exótica en el Saburtalo Tbilisi georgiano, club en el que solo aguantó media temporada. Con 85 partidos en Segunda entre el Sporting y el Albacete, el extremo de Almansa busca volver al fútbol profesional vistiendo la camiseta grana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos