Fútbol | Real Murcia

«Me sentaré con Gálvez, siempre he buscado la conciliación y la paz»

De la Vega, en el Juzgado el 18 de julio./V. Vicéns / AGM
De la Vega, en el Juzgado el 18 de julio. / V. Vicéns / AGM

De la Vega contesta de forma positiva a la propuesta que el actual presidente del Murcia le hizo en una entrevista concedida a 'La Verdad'

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Mauricio García de la Vega, que lleva peleando por la propiedad del Real Murcia desde hace casi seis meses, se siente ganador. La resolución emitida por el TAS el pasado martes señalándolo como el propietario del 84% de las acciones del club grana ha sido un impulso en su carrera por recuperar el control del Real Murcia, un control que no tiene desde el pasado 12 de marzo cuando Miguel Martínez, el entonces presidente, y parte de su Consejo de Administración, decidieron impedir la entrada del mexicano a las oficinas de la Nueva Condomina.

García de la Vega, que actuaba con un poder otorgado por Raúl Moro desde diciembre de 2017, decidió ejercer su opción de compra el 7 de marzo de 2018, aunque solo pudo actuar como propietario cinco días, puesto que el 12 del mismo mes fue expulsado de las oficinas del club grana y ya solo pudo entrar en dos ocasiones, en las que se topó de frente con un Víctor Gálvez que ocupaba su sillón. En una de ellas, incluso, tuvo que intervenir la Policía para evitar males mayores en una reunión cargada de tensión.

Pero el gestor mexicano decidió seguir instalado en uno de los pisos de la torre de viviendas cercana a la Nueva Condomina construida por Jesús Samper. Si se exceptúa un viaje a México, De la Vega ha seguido insistiendo en Murcia y trazando una estrategia judicial que, de momento, le ha dado resultado.

«No despediré a Toni Hernández ni a Manolo Herrero cuando regrese al club», asegura el gestor mexicano

De la Vega comenta que «lo deportivo es lo primero» y añade que desde el principio buscó un acuerdo

Víctor Gálvez, por su parte, ha cambiado su estrategia y, en vez de chocar frontalmente con García de la Vega, ha decidido tenderle la mano, a través de una entrevista a 'La Verdad', para que ambos vayan de la mano por el club grana: «Mauricio y yo podemos trabajar juntos, una guerra en los juzgados de cuatro años por la propiedad del Real Murcia sería perjudicial», aseguró el oriolano desde su mansión en Campoamor. «Podemos gestionar el club al 50%, tener los mismos consejeros y firmar mancomunadamente», remató el actual presidente del Real Murcia.

García de la Vega, que se ha propuesto no hablar en rueda de prensa hasta dentro de unos días, no ha hecho oídos sordos a la propuesta de Víctor Gálvez y está dispuesto a sentarse a hablar, aunque quiere lanzar un mensaje claro y directo: «Siempre he estado dispuesto a negociar con Víctor Gálvez, y desde el principio he buscado un acuerdo. Tiene mi número y cuando quiera puede llamarme, seguro que, como él dice, lo arreglamos en cinco minutos», dice a 'La Verdad' el mexicano. En todos sus comunicados ha estado presente la palabra «conciliación» e, incluso, después del mencionado 12 de marzo en el que fue expulsado de la Nueva Condomina, acudió a las oficinas de Víctor Gálvez y mantuvo una reunión que, en teoría, había llegado a buen puerto.

Así, García de la Vega quiere transmitir un mensaje de tranquilidad: «Desde que llegué he apostado por la continuidad y la paz. Los empleados pueden estar tranquilos. Cuando regrese no voy a despedir a Toni Hernández ni a Manolo Herrero si hacen bien su trabajo», dice. De la Vega no desea hablar más, lo hará en una rueda de prensa dentro de unos días, aunque quiere que el murcianismo tenga claro que «lo deportivo es lo más importante, no deseo más circos mediáticos alrededor del Real Murcia», afirma.

Otra semana decisiva

Independientemente de la negociación o acuerdo al que puedan llegar en las próximas horas Víctor Gálvez y García de la Vega, los próximos días pueden ser claves para el futuro de la entidad murciana. Según afirmó el CSD (Consejo Superior de Deportes) en una circular de mediados de mayo, que fue remitida a las partes litigantes en el conflicto por la propiedad del Real Murcia (García de la Vega, Raúl Moro y también Víctor Gálvez, que intentó registrar sus acciones), este organismo, debido a las discrepancias surgidas en este conflicto, no adoptaría la decisión de inscribir las acciones del Real Murcia en favor de uno u otro hasta que no se resolviera el procedimiento acelerado ante el TAS, como ocurrió el pasado martes.

Una vez se conociera el laudo del TAS el CSD aseguró que decidiría en cinco días, abriéndose después un periodo de otros siete para las pertinentes alegaciones de la parte perdedora. También aseguró el CSD que, en cualquier caso, su decisión podría ser recurrida en la jurisdicción contencioso-administrativa.

A partir de aquí las partes defienden dos posturas distintas, ya que los abogados de Gálvez entienden que hasta que no haya sentencia en firme -que pueda llegar después de los recursos pertinentes en la justicia ordinaria- García de la Vega no tiene que ser considerado inmediatamente como dueño del club grana. Sin embargo, otra buena parte de expertos en derecho mercantil consultados por 'La Verdad' interpretan que una vez que el CSD inscriba las acciones a nombre de Mauricio García de la Vega, este puede actuar como dueño, sin perjuicio de que se inicie un procedimiento contencioso paralelo solicitado por Gálvez y que la sentencia que se dicte pueda dar la razón a la otra parte.

Incluso, afirman que si el actual Consejo y el secretario del mismo no acceden a inscribir en el libro de socios a García de la Vega como accionista mayoritario y no lo reconocen como dueño del club grana, podrían ser inhabilitados al tratarse de una decisión del organismo superior del deporte español y acusados hasta de administración desleal.

En todo caso y, vista la maraña judicial en la que se puede ver envuelta la entidad grana, todo apunta a la negociación y el acuerdo entre ambas partes como la salida natural a un conflicto que ha tenido ya todo tipo de episodios: desde el cambio de cerraduras para impedir la entrada a la Nueva Condomina de alguna de las partes, hasta broncas en las oficinas del club con la Policía de por medio e incluso dos Juntas de Accionistas volcánicas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos