Sierra esquiva a Gálvez y Belmonte

Víctor Gálvez y Paco Belmonte. /LV
Víctor Gálvez y Paco Belmonte. / LV

Tanto el Real Murcia como el Cartagena pelean por el pivote, que quiere seguir en Soria. El centrocampista, que se formó en la cantera grana, lucha para quedarse en la plantilla del Numancia, a pesar de los 100.000 euros que ha puesto el oriolano sobre la mesa

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Es una disputa que se está convirtiendo en uno de los clásicos del verano: el Murcia y el Cartagena, ambos en el grupo IV de Segunda B y con aspiraciones de ascender, se han propuesto fichar al mismo jugador y compiten con todas sus fuerzas para intentar convercelo de que diga 'sí' a su propuesta. En este verano, en el apartado de futbolistas que han gustado a ambos conjuntos, destaca por encima de los demás la pelea que el equipo grana y el conjunto albinegro mantienen por Grego Sierra, un jugador murciano que tiene 25 años y que milita en el Numancia de Segunda, que podría dejar el club castellano en los próximos días, si López Garai no contase con él.

En estos momentos y, tras haber participado en los dos últimos amistosos del Numancia, tanto el Murcia como el Cartagena tienen difícil fichar al futbolista. El equipo grana es, de momento, el que más dinero ha puesto encima de la mesa ya que, aunque en un principio le ofreció 50.000 euros por temporada, luego tuvo que subir la oferta a 90.000. Es más, la última propuesta para el centrocampista ronda los 100.000 euros.

Hasta Víctor Gálvez no se escondió para asegurar que, desde hace unos días, se encarga directamente de intentar su fichaje e, incluso, ya ha hablado con el futbolista, ofreciéndole hasta tres años de contrato. La oferta del Cartagena es sensiblemente más baja que la del equipo grana, aunque Paco Belmonte se agarra a otros argumentos para intentar convencer al jugador: el Efesé es un club saneado, que no hace grandes locuras pero que cumple con sus obligaciones monetarias y en el que el futbolista solo tiene que pensar en el balón y en el rival de cada semana.

De hecho, los últimos problemas de la plantilla grana para cobrar sus emolumentos y las posteriores denuncias ante la AFE ha restado credibilidad al club murciano y han dado que pensar a algunos futbolistas que consideran el club un buen escaparate y a Murcia una gran ciudad para vivir, pero no el mejor escenario para estar tranquilo. Además, la guerra entre Víctor Gálvez y Mauricio García de la Vega ha empeorado el panorama para el club grana, ya que algunos futbolistas con ofertas temen que, de recuperar el mexicano el control de la entidad, podría alegar la invalidez de sus contratos. Además del Real Murcia y el Cartagena y, pese a la posibilidad, cada vez más lejana, de que Grego Sierra abandone el Numancia, otros equipos han preguntado por el futbolista. Aparte de granas y albinegros, el Recreativo de Huelva de Salmerón, el UCAM, el Salmantino de José Miguel Campos y el Hércules de Planagumá se han interesado por los servicios de un jugador que, curiosamente, se formó en la cantera grana hasta el año 2012.

Grego Sierra estuvo a un paso de debutar con el primer equipo del Murcia cuando Iñaki Alonso era el entrenador, aunque a la siguiente temporada se fue al Atlético de Madrid. Noja fue su siguiente destino hasta que Paco García, uno de sus grandes valedores, se lo llevó al Mar Menor y después al Imperial, ambos de Tercera. Con el entrenador murciano dio el salto a Segunda al año siguiente para jugar en La Hoya, un equipo modesto con el que disputó 23 partidos, 20 de titular. Hasta que apareció el Valencia Mestalla, club en el que dio el salto definitivo. A las órdenes de Curro Torres jugó 39 partidos, marcó 2 goles y llegó con su equipo hasta la tercera ronda del 'playoff' de ascenso en el que el filial valencianista doblegó al Murcia. En el Numancia, en su estreno en Segunda, ha jugado diez partidos. El cambio de Arrasate por López Garai le ha favorecido y, a falta de diez días para que arranque la Liga en Segunda División, cada vez está más cerca de poder quedarse en el fútbol profesional.

Eso sí, Víctor Gálvez ya ha demostrado que cuando se le mete un jugador entre ceja y ceja hace todo por conseguirlo. Como pasó con Dani Aquino, que al principio tenía dudas sobre su regreso al Real Murcia. Cuando parecía que las negociaciones estaban rotas, Víctor Valentino, hijo del actual presidente grana, se encargó personalmente de cerrar el fichaje del que hasta ahora es el buque insignia del nuevo proyecto grana para el curso que comenzará en breve.

El Efesé contraataca

Aunque la pasada campaña el club grana le quitó al Cartagena a dos jugadores como Biel Ribas y Fernando Llorente, este verano ha sido la entidad albinegra la que se ha llevado a dos jugadores como Pedro Orfila y Santi Jara, que la pasada campaña rindieron a buen nivel en el equipo grana. El defensa central, que encontró su mejor forma como lateral derecho, disputó 42 partidos como grana. El extremo, por su parte, disputó un total de 37 encuentros y anotó 4 goles, uno de ellos ante el Extremadura que fue considerado uno de los mejores de la temporada 2017-18.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos