Del sueño copero a la realidad de la Liga

Sanlúcar charla en un entrenamiento con Fede Vega, de espaldas, y Forniés, en el suelo./Nacho García / AGM
Sanlúcar charla en un entrenamiento con Fede Vega, de espaldas, y Forniés, en el suelo. / Nacho García / AGM

El Murcia recibe al Mérida en otra final para Sanlúcar, tras saber que el Barça visitará la Nueva Condomina

JOSÉ OTÓNMURCIA

Tras una semana en la que casi nadie alrededor del Real Murcia ha estado centrado en el choque de hoy ante el Mérida, el equipo grana vuelve al mundo real, en el que se está jugando la vida en busca del ascenso a Segunda. La Copa del Rey es regalo para el club murciano, un premio para una afición dolorida por lo sucedido en los últimos años y poco más. Cualquiera en el club grana cambiaría, con los ojos cerrados, no disfrutar de este caramelo a mitad de temporada y poder salir este año del pozo de la Segunda B. De hecho, tras la resaca del sorteo que deparó que el Barça sería el rival del Murcia en la cuarta eliminatoria de la Copa del Rey, la amenaza del despido volverá a revolotear sobre Manolo Sanlúcar, que tiene un trabajo pendiente antes de poder sentarse en el banquillo grana ante los culés dentro de un mes.

Si el técnico gaditano quiere estar presente en la cita de finales de octubre, debe procurar que su equipo gane hoy al Mérida con solvencia y comience a enderezar un rumbo que se ha torcido demasiado pronto. Sanlúcar no ha dado con la tecla y ha pegado varios volantazos tácticos improductivos desde que arrancó la competición en agosto. Sus jefes piensan que tiene un Ferrari para Segunda B entre las manos, y que aún no ha sacado todo el jugo a a un equipo diseñado para ser campeón.

Cambios de estilo

El argumento más contundente que tiene en contra el técnico grana en las seis primeras jornadas ligueras no son solo los resultados obtenidos (solo ha ganado un partido), también el pobre nivel de juego mostrado en su estreno contra el Écija, en la segunda parte del Colombino ante el Recreativo, en algunos tramos del choque contra el UCAM y en la primera parte del duelo contra el Villanovense. El equipo grana debe, además de conseguir un buen resultado ante el Mérida, mostrarse como un equipo solvente y no dependiente del estado de gracia de sus pareja de delanteros, de lo único productivo en el club grana hasta el momento.

Sanlúcar puede seguir apostando por algunos de los jugadores que entraron en el once inicial la semana pasada. Como Juanma, que podría repetir titularidad junto a Fran Carnicer. En las bandas, para surtir de balones a Curto y Pedro Martín, Sanlúcar podría colocar a Elady y Santi Jara, volviendo así a un 4-4-2 con el que el Murcia se ha mostrado menos endeble esta campaña. Atrás, también podrían repetir Mateos, Xiscu y Juanra, en un partido clave para que Sanlúcar siga al frente de un proyecto que está, en la Liga, muy lejos del objetivo marcado por Moro Martín.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos