Las taquillas se ven pero no se tocan

Cola en las taquillas de Nueva Condomina en una imagen de archivo. /Nacho García / AGM
Cola en las taquillas de Nueva Condomina en una imagen de archivo. / Nacho García / AGM

Las deudas que ahogan al Murcia tienen bloqueado el dinero que el club ingresa por la venta de entradas. El Betis de Valladolid y los exjugadores Alberto Cifuentes y Pedro se han repartido lo recaudado en los tres últimos partidos disputados en la Nueva Condomina

ALBERTO GÓMEZMURCIA

El Real Murcia tiene varios problemas a los que hacer frente sin mayor dilación. Uno de los más peliagudos tiene que ver con las deudas que la entidad casi centenaria arrastra desde hace años. Hacienda y la Seguridad Social no representan las únicas vías de agua que debe taponar la directiva pimentonera para no ver puesta en entredicho la futura viabilidad del club murcianista.

La Agencia Tributaria está embargando el dinero de las entradas del partido de Copa contra el Barcelona, pero no es la única. 'La Verdad' ha podido conocer de fuentes de toda solvencia que el conjunto murcianista tiene abiertos varios procesos contencioso-administrativos orientados a lograr un pellizco de la taquilla del Barça por parte de mercantiles acreedoras del Murcia.

En realidad, el equipo que preside Raúl Moro tiene embargados los ingresos procedentes por la venta de entradas de sus partidos como local de toda la temporada. Así lo ha acordado la justicia como garantía de que el club pueda hacer frente, al menos en parte, a las deudas que arrastra. De esta manera, el club pimentonero no ha visto un céntimo de las entradas que vendió en sus tres últimos partidos como local. El primero de esa terna fue uno de los más atractivos de la temporada porque visitó la Nueva Condomina el UCAM. Sin embargo, el Juzgado de lo Social número 5 de Murcia emitió una notificación de embargo para la taquilla del derbi por el procedimiento que tiene abierto contra el club grana el exjugador murcianista Alberto Cifuentes. El actual portero del Cádiz disputó 90 partidos con los murcianos entre 2009 y 2013 y todavía se le adeuda dinero por parte del equipo grana.

Alberto Cifuentes. Cobró 996 euros de las entradas del partido que disputó el Murcia contra el Mérida. Pide 10.236,85 euros.

Pedro. Está a la espera de cobrar lo recaudado de la taquilla del encuentro contra el Marbella. Pide 32.239,37 euros.

Betis de Valladolid. Cobró 22.117 euros de la taquillas del derbi contra el UCAM. El Murcia aún le debe casi 173.000 euros

La mejor entrada

Sin embargo, la taquilla del Murcia-UCAM no tuvo como beneficiario al guardameta. Deseado Flores, en calidad de consejero delegado de los granas, presentó un acto de comunicación ante el órgano judicial competente para argumentar que el dinero de la venta de entradas del derbi que se disputó el pasado 16 de septiembre iría a parar al Betis de Valladolid. El Murcia no quiso dejar flecos sueltos y firmó el 1 de agosto ante la notaria María del Pilar Berral una escritura pública que cedía los derechos económicos (venta de entradas) del partido al conjunto vallisoletano como garantía del aplazamiento de la deuda que todavía tiene pendiente el club murciano con el Betis por valor 195.000 euros. El acuerdo recoge que el conjunto de Castilla y León recibiría hasta 45.000 euros de las taquillas del UCAM.

El fisco está embargando el dinero de las entradas del partido de Copa contra el Barcelona

Según recogió el Informe de Recaudación del encuentro elaborado por el responsable de taquillas del Murcia, Pascual Liza, se vendieron 2.958 entradas, lo que supuso unos ingresos por valor de 22.117 euros, que fueron a parar de manera íntegra al Betis de Valladolid. De hecho, dos días antes del partido frente a los universitarios, Deseado Flores comunicó al juzgado que se llevaban recaudados 15.000 euros por la venta de entradas, pero esa cantidad ya no estaba en las arcas del equipo grana porque había sido transferida al Betis.

Hay que recordar que el último pago del Real Murcia a la entidad vallisoletana fue de 25.000 euros, correspondientes a un plazo que expiró el 30 de abril y que los pimentoneros pagaron en junio. Ese mismo mes debieron saldar la deuda total por valor de 195.000 euros, pero no lo hicieron llegando en agosto a un acuerdo para abonar 100.000 euros de forma inmediata y después acometer tres pagos más hasta liquidar el total. Sin embargo, el Murcia tuvo que recurrir a las taquillas del partido contra el UCAM como garantía para que el club vallisoletano siguiera cobrando.

La diligencia de embargo por el procedimiento de Alberto Cifuentes lo entregó un funcionario del cuerpo de Auxilio Judicial y otro de Gestión Procesal a María Dolores Alcolea en calidad de secretaria de dirección del Real Murcia. La cantidad que Cifuentes pide al equipo que preside Moro es de 10.236,85 euros.

La defensa del portero del Cádiz no se quedó de brazos cruzados y el letrado Diego Guerrero inició otra ejecución de título no judicial para embargar la taquilla del partido que el Real Murcia disputó contra el Mérida el 1 de octubre. En esta ocasión no encontró impedimentos y Alberto Cifuentes cobró 996 euros recaudados de la venta de entradas de ese partido, una cantidad muy inferior a la que solicita el meta. La diligencia de embargo se le hizo esta vez a Cristina Bustillo, jefa de administración del Murcia, a pesar de que la ex del Cartagena no aparece reflejada en el organigrama oficial del equipo grana.

Desde Granada

Otro exjugador del Real Murcia que anda detrás del dinero que le debe el cuadro murcianista es el actual delantero del Granada, Pedro.

Jugó en la Nueva Condomina, entre los años 2009 y 2012, un total de 105 partidos y solicita el cobro de 32.239,37 euros. Existe una diligencia de embargo de la taquilla del partido Real Murcia-Marbella del pasado domingo, pero el Juzgado de lo Social número 6 de Murcia todavía no ha recibido el ingreso con la cantidad recaudada. Esta gestión la acostumbra a llevar a cabo el consejero Stefan Settels, en calidad de apoderado de la entidad pimentonera.

Más

Fotos

Vídeos