La tarea pendiente de Santi Jara en la Nueva Condomina

Santi Jara, ayer, durante su presentación en la Nueva Condomina. /Guillermo Carrión / AGM
Santi Jara, ayer, durante su presentación en la Nueva Condomina. / Guillermo Carrión / AGM

El nuevo extremo grana aterriza con «ganas» de lograr lo que no pudo por los pelos en el Racing: el salto de categoría

ALBERTO GÓMEZMURCIA

Santi Jara aterrizó ayer en la Nueva Condomina con hambre de fútbol. El extremo aseguró tener «ilusión y ganas» de que comience la pretemporada y se empiece a dar forma al nuevo año deportivo. De 26 años y natural de Almansa (Albacete) el ex del Racing de Santander viene de jugar las eliminatorias de ascenso a Segunda con el equipo cántabro y aspira a lograr en Murcia lo que dejó a medio camino en El Sardinero: el salto de categoría.

Pese a su juventud, la experiencia del jugador albaceteño es indudable después de disputar 85 partidos en Segunda con Sporting de Gijón y Albacete e incluso tener una aventura en el extranjero en el fútbol de Georgia. Sobre su posición en el campo el interior lo tiene claro: «Me encuentro más cómodo en las bandas». También aporta mucho al juego desde la estrategia y es buen lanzador de faltas. «He entrenado con el balón parado desde pequeño».

Jara afirmó que tiene el beneplácito de Manolo Sanlúcar, técnico murcianista, con el que se midió en la penúltima eliminatoria de ascenso contra el Villanovense. «Es importante que al entrenador le guste lo que haces» reconoció. Según desveló, el proyecto para lograr el ascenso fue lo que más le motivó para venir a Murcia.

El jugador se compromete con la entidad grana para los dos próximos años con opción de que la relación se pueda extender si se cumplen una serie de objetivos que vienen reflejados en varias cláusulas del contrato firmado. Así lo desveló Deseado Flores, director deportivo grana.

Santi Jara es uno de los cuatro fichajes que el Murcia ha realizado hasta la fecha, pero el club debe hacer más movimientos. Uno de los que no vestirá de grana será el lateral Morillas, que ayer se comprometió con el Albacete. El lateral del UCAM estaba en la agenda del Murcia, como adelantó 'La Verdad', pero se ha decantado finalmente por la opción manchega. Allí coincidirá con el exentrenador murcianista Aira. De esta manera, los granas no han podido convencer a ninguno de los dos defensas que les interesaban de los universitarios porque Tekio, también en la agenda de Deseado, firmó por el Elche.

En relación a las posibles salidas, el director deportivo no soltó prenda y se limitó a manifestar que «depende» de cómo se desarrollen los acontecimientos. Donde tampoco quiso entrar Flores fue en la polémica surgida por el fichaje del portero Biel Ribas. Bajo su punto de vista el Murcia se esfuerza para lograr a los mejores y en esta tarea entran en colisión sus intereses con los de otros gallitos de la categoría como Elche, Extremadura, Mallorca y Cartagena.

Fotos

Vídeos