El teléfono del club grana echó humo durante todo el día

Conocidos de la afición grana como David Vidal y Loreto son algunos de la treintena de técnicos que comunicaron al director deportivo grana su deseo de dirigir al club murciano

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

El teléfono de Deseado Flores no ha parado de sonar en las últimas horas. De las múltiples e incesantes llamadas recibidas por el empresario manchego, un alto porcentaje las realizaron entrenadores que, de forma directa o indirecta, se han dirigido al director deportivo grana en busca de trabajo. Tras la destitución de Sanlúcar en la mañana de ayer, el teléfono de Flores se colapsó del todo, con ofrecimientos de todo tipo encaminados a hacerse cargo de un equipo que aún cuenta con un buen cartel en el fútbol español, a pesar de que habita, desde hace más de tres años, en el pozo de la Segunda B.

Uno de los que más ha insistido ha sido David Vidal, exentrenador del Real Murcia, al que llevó a Primera en la campaña 2002-03. El gallego se ha puesto en contacto con la entidad grana a través de varias personas de su confianza en Murcia. Uno de ellos ha sido el exfutbolista grana Ponce, que fue el que lo llevó al Lorca el pasado año. Vidal gusta a parte de la afición, pero Flores estima que no es el tipo de técnico que necesito el club grana.

Otro exmurcianista que se ha ofrecido al director deportivo extremeño ha sido Loreto, delantero que militó en el club murciano desde el año 2000 a 2003. La falta de experiencia del sevillano no convence a Flores, que no quiere cometer el mismo error que con Sanlúcar. Otro histórico de los banquillos españoles como el valenciano César Ferrando también se ha dejado querer, tirando de un historial en el que aparecen nombres de clubes como el Atlético de Madrid, Albacete, Elche y Nástic de Tarragona. En el caso de Ferrando, su falta de experiencias recientes en la Segunda B han tirado para atrás a Flores, que también ha recibido ofrecimientos de técnicos más jóvenes.

Años en la élite

El serbio Visnjic, otro clásico del fútbol español que pasó por clubes como el Rayo Vallecano y el Hércules, entre otros, también llamó a Deseado Flores para comandar la nave del Real Murcia, mientras que en esta lista, con más de treinta nombres, también aparecen otros técnicos más jóvenes como Juan Sabas, entrenador que se marchó del Extremadura antes de que arrancara la temporada por desavenencias con la directiva extremeña, que hizo caso omiso a las necesidades que planteaba el exjugador del Atlético de Madrid. Rubén Baraja, jugador internacional que se formó como entrenador en las bases del Valencia y que después entrenó en Segunda al Elche y al Rayo Vallecano, también se dejó querer para dirigir al Real Murcia de aquí al final de la temporada, un club apetecible para muchos de los técnicos que se encuentran en las filas del paro en la actualidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos