Temporada 2017-18, entre la estridencia y el sonrojo

De la Vega, obligado a dejar la Nueva Condomina. / n. garcía / agm
De la Vega, obligado a dejar la Nueva Condomina. / n. garcía / agm

El Murcia fue noticia el 11 de abril, cuando García de la Vega fue expulsado del estadio grana antes de una Junta polémica y cargada de tensión

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Durante los 15 años de gobierno de Jesús Samper en el Real Murcia no pasaban demasiadas cosas que llamaran la atención por su extravagancia. Era un club que hacía poco ruido y donde todo parecía convencional y ordenado, sin estridencias. La falta de noticias, a veces, desesperaba a la afición grana, que no soportaba la parsimonia del exdueño del club. Pero esta campaña el club grana ha roto todos los moldes y ha generado decenas de noticias entre llamativas y surrealistas.

Como cuando el pasado 10 de julio el club grana decidió presentar sus nuevas equipaciones con el humorista José Luis Moreno como maestro de ceremonias. El evento, en el que también hicieron acto de presencia la cantante Ruth Lorenzo y el cocinero Pablo González-Conejero, tuvo lugar en una cafetería de la ciudad de Murcia, lugar poco habitual para estas cosas.

En cuanto a la campaña de fichajes del pasado verano todo fue demasiado estridente. Como cuando Deseado Flores viajó hasta Mallorca para cerrar el fichaje de Biel Ribas y utilizó una foto con el portero balear portando la camiseta grana para ajustar cuentas con el Cartagena de su exsocio comercial Paco Belmonte, que creía tener atado al portero. El afán de Deseado Flores por dañar a su rival tuvo otro capítulo anterior, cuando el 29 de junio presentó como fichaje «sorpresa» al exalbinegro Fernando Llorente, al que no anunció hasta que este salió a la sala de prensa. Unos métodos poco habituales en los clubes serios y con clase.

El humorista José Luis Moreno fue el encargado de presentar la camiseta grana en un bar de Murcia Moro fichó a Salmerón tras una reunión de la que fueron testigos todos los integrantes del Lorca FC

Formas de actuar poco habituales, como cuando Raúl Moro, antes de cerrar su fichaje, fijó una reunión con Salmerón en un conocido hotel de Lorca donde, curiosamente, estaba concentrado el Lorca FC antes de un partido. La reunión, lejos de ser secreta, fue presenciada en directo por toda la plantilla blanquiazul, su cuerpo técnico y hasta parte de su directiva que no tardaron demasiados minutos en filtrarla.

Amigos señalados

El Murcia fue también noticia a nivel nacional cuando el Pequeño Nicolás, personaje conocido por hacerse pasar por agente del CNI, hizo acto de presencia en el Camp Nou el 29 de noviembre como acompañante de la delegación grana en la cuarta ronda de la vuelta de la Copa del Rey. Una situación que para muchos aficionados granas manchó el nombre de una entidad centenaria.

La lucha de poder en el Real Murcia también dejó imágenes dantescas. Como la del viernes 6 de abril, cuando una reunión entre el oriolano Víctor Gálvez y García de la Vega acabó con la presencia de la Policía en la Nueva Condomina.

El mexicano, que se sintió amenazado, salió escoltado de la que había sido su oficina semanas atrás. Un episodio que casi se repitió el 11 de abril, cuando el todavía presidente Miguel Martínez no autorizó la entrada del mexicano a una Junta General que coronó al oriolano como presidente. Las escenas de máxima tensión llegaron cuando la seguridad privada contratada al efecto no permitió a De la Vega atender a los medios de comunicación en la entrada al estadio.

Hasta de histórica se puede calificar la aparición de Toni Hernández, el nuevo director deportivo y director general del Real Murcia, en la rueda de prensa de Salmerón del pasado viernes. En dicho acto, reservado a periodistas, el valenciano intervino haciendo la última pregunta de la rueda de prensa al entrenador grana, un hecho que hace unos años hubiera sido difícil de imaginar en un club que tenía una buena reputación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos