En la trampa de la Nueva Condomina

Salmerón conversa con su plantilla esta semana en Cobatillas./Vicente Vicéns / AGM
Salmerón conversa con su plantilla esta semana en Cobatillas. / Vicente Vicéns / AGM

El Murcia recibe al Villanovense en un campo en el que sufre y donde solo ha sumado 2 puntos de los últimos 9. Salmerón, que recupera a Santi Jara, Fran Carnicer y Jordan, necesita acoplar rápido a los recién llegados para no descolgarse de los puestos de 'playoff'

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

El Real Murcia no tiene tiempo para más probaturas. Agarrado a los puestos de 'playoff' por los pelos, el equipo grana vuelve a jugar hoy en la Nueva Condomina, territorio donde es menos fiable que a domicilio y donde esta temporada no está seguro. En casa, el Murcia ha ganado cinco partidos este curso, ha perdido tres y ha empatado otros tres, mientras que en su último choque como local, ante el Melilla, también dejó muy mal sabor por tratarse de un rival directo que se llevó de la casa grana, además de los puntos, el 'goal average'. Unas dudas que crecieron la pasada semana, cuando el UCAM, otro rival directo, le puso contra las cuerdas, a pesar del empate final en el derbi capitalino.

Salmerón, que junto a la secretaría técnica grana, ha hecho una revolución en la plantilla tras las salidas de Molinero, Álex Ortiz, Nadjib, Salva Chamorro, Llorente y Fede Vega, que se suman a las llegadas de Carlos Martínez, Molo, Charlie Dean, Chrisantus y Pallardó, intenta armar todas las piezas de su nuevo equipo. Y lo está haciendo sabiendo que se le echa el tiempo encima y que no tiene tiempo para más resbalones a falta de catorce jornadas para el final de la liga regular.

Molo y Charlie Dean, que dejaron entrever su calidad ante el UCAM, apuntan de nuevo al centro de la defensa, mientras que los puestos en los laterales parecen adjudicados a Pedro Orfila y Forniés, dos de los jugadores más en racha de la plantilla. David Mateos, Armando, Juanma Bravo y David Sánchez pelearán por jugar en el centro del campo, mientras que la gran duda es saber si debutará hoy en casa Miguel Pallardó, jugador fichado para dar claridad al juego ofensivo de un Murcia al que le ha faltado, desde que se lesionó Víctor Curtos, profundidad e imaginación para atacar.

El técnico almeriense, por lo menos, recupera para el partido frente al Villanovense a Jordan, Fran Carnicer y Santi Jara, que acumulaba varias semanas consecutivas fuera de la lista de convocados por una apendicitis. Todo hace indicar que los tres pueden arrancar el partido desde el banquillo, mientras que el puesto de delantero centro se lo disputarán Pedro Martín y Chrisantus, que marcó en su primer partido como grana y que podría ser el delantero referencia de inicio si el propio delantero malagueño juega pegada a la banda, de extremo.

Solo ganó en San Fernando

El Villanovense no es un equipo que haya brillado esta temporada como visitante, aunque llega a la Nueva Condomina con buen sabor de boca. Sobre todo, porque la semana pasada venció en el Romero Cuerda por 1-0 al Cartagena, el líder del grupo IV. Lo hizo sobre la bocina. Antes, el equipo serón no había conseguido ganar un partido en las cuatro jornadas precedentes. Pero el dato no esconde que el rival grana solo ha ganado un partido lejos de su estadio esta temporada, a pesar de que en sus tres visitas anteriores a la Región en esta misma temporada empató ante el Cartagena, el UCAM y el Jumilla.

Su única victoria a domicilio fue en San Fernando, mientras que después solo ha sumado cinco empates como visitante que han hecho que el conjunto verdiblanco no se haya acercado más a los puestos de 'playoff'. «Es difícil ganar en Murcia, es un equipo de entidad y un campo muy grande. La victoria de la pasada semana nos da tranquilidad, veo a mi equipo concienciado para lo que nos espera», asegura Iván Ania, técnico del equipo extremeño que no cuenta con Tapia y Allyson.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos