«Mi única pena es no haber sumado más puntos»

Víctor Basadre, ayer, en la banda./Vicente Vicéns / AGM
Víctor Basadre, ayer, en la banda. / Vicente Vicéns / AGM

Víctor Basadre asegura sentirse «orgulloso» tras dirigir al Murcia en dos encuentros

ALBERTO GÓMEZMURCIA

Víctor Basadre y David Karanka, primer y segundo entrenador del Real Murcia ayer, se fundieron en un abrazo liberador cuando Elady logró en la Nueva Condomina el 3-0 de los granas ante el Marbella. El gesto entre los máximos responsables del primer equipo durante las últimas semanas escondía varios mensajes. El primero, el que supone dejar atrás la pesada carga que causó la derrota del equipo hace una semana en el campo del Córdoba B y, el segundo, un sabor a despedida después de que el técnico Basadre cumpliera ayer su periodo de interinidad al frente de la primera plantilla murcianista. La duda ahora es si el entrenador natural de Lugo se volverá a sentar en el banquillo en el próximo compromiso de los pimentoneros en San Fernando o si volverá al banquillo del Imperial en Tercera.

Que ayer ante el Marbella fue la despedida de Basadre como técnico grana también flotó en el ambiente al final del partido cuando el propio Víctor manifestó que «entendería perfectamente la llegada de otro entrenador». Aun así, matizó que «es una cuestión que tiene que confirmar el club que es al que le corresponde hacerlo». El entrenador aseguró tener una espina clavada de las dos semanas que ha estado al frente del Murcia. «Mi única pena es no haber sumado más puntos», confesó. Ante la insistencia por su posible continuidad como técnico pimentonero después de la holgada victoria lograda ante el Marbella, Basadre empleó una metáfora para aclarar que «ya sabéis que para bailar hacen falta dos. Yo quiero entrenar en el fútbol profesional y soy muy consciente de que para ello hace falta tener un bagaje y una experiencia que solo se adquieren con el paso del tiempo». De su etapa como primer entrenador murcianista, Basadre aseguró sentirse «orgulloso» y amplió que «tuve claro mi papel aquí desde el primer día en que llegué. Por mí no hay problema».

El técnico también ofreció su visión sobre el partido. No ocultó que el tanto de Pedro Martín a los 56 segundos ayudó a que los jugadores murcianos se asentaran. «El gol rápido ha ayudado porque cuando han llegado los apuros hemos sabido tener más pausa por ir por delante». La peor factura que dejó el triunfo de ayer para el Murcia fue la de las lesiones. Todos los cambios los tuvo que realizar el equipo por obligación. La situación de Curto es la que reviste más gravedad, con el ligamento cruzado tocado. En el cambio del central David Mateos el jugador se quejó y Basadre explicó lo sucedido: «La permuta la hacemos porque así lo dicta el doctor después de comprobar que el futbolista está muy mareado. Lo que sucede es que con el cambio hecho David dice que se ve para jugar y se enfada, pero ya no había marcha atrás. Sus compañeros y yo hemos hablado con él al final».

El entrenador del Real Murcia no consideró que su equipo estuviera «brillante», pero advirtió que «tampoco es lo que buscábamos». A su juicio, «en el Murcia no se percibió miedo». Apuntó que «el equipo estuvo bien asentado y tuvo ocasiones para ampliar la ventaja. Además, con el resultado a favor desde tan pronto tuvimos menos obligación de amasar la posesión».

Basadre defendió la versión más práctica que ofreció ayer el Real Murcia, porque «no era momento de hacer malabares. Cualquier camino que ofrezca como resultado una victoria es válido y hemos demostrado que tenemos jugadores muy buenos».

Claudio Barragán encabeza la lista de candidatos

Una vez que Víctor Basadre ha consumido los dos partidos que iba a estar al frente de la primera plantilla del Murcia, y después de que Deseado Flores, director deportivo murcianista, y sus colaboradores estuvieran manteniendo contactos con diversos técnicos durante la semana pasada, se espera que hoy el club grana haga oficial el nombre del que será el nuevo entrenador. Las opciones para ocupar el banquillo pimentonero han sido varias durante los últimos días. Juan Carlos Garrido era uno de los perfiles que más gustó a la dirección deportiva del Murcia, pero su opción flaqueó, motivo que propició que tomara fuerza la alternativa de José María Salmerón. El ex del UCAM se reunió en Lorca con Raúl Moro, presidente del Real Murcia, y Juanma Barroso, miembro de la parcela deportiva, pero no se cerró un acuerdo y ahora Claudio Barragán es otro de los candidatos con más fuerza.

Fotos

Vídeos