Fútbol | Real Murcia

Raúl Moro: «Si De la Vega no ejerce la opción de compra, donaré el club a los murcianos»

Raúl Moro, el martes, junto al restaurante Los Almillas./JAVIER CARRIÓN / AGM
Raúl Moro, el martes, junto al restaurante Los Almillas. / JAVIER CARRIÓN / AGM

«Cuando te das cuenta de que ya no eres capaz de sumar es el momento de parar», asegura Raúl Moro, expresidente del Real Murcia, tras la cesión de sus acciones al empresario mexicano

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Raúl Moro ha salido por la puerta grande del Real Murcia. Al menos, es lo que piensan una parte de los aficionados granas, que han agradecido a través de las redes sociales su esfuerzo por salvar al club murciano. Tras un año de gestión, se ha gastado casi un millón de euros y se va sin recibir nada a cambio, a excepción de cientos de mensajes de apoyo. Es lo que defiende una y otra vez el empresario extremeño, que generó algunas dudas tras su llegada y que ahora se ha echado a un lado para dejar entrar a un grupo mexicano encabezado por Mauricio García de la Vega, que aterrizará en la Nueva Condomina con la ilusión que Moro mostró en diciembre de 2016. Unos nuevos gestores que tienen hasta 2019 para rescatar al club grana del abismo. Moro se va con la convicción de que ha hecho todo lo posible por salvar al Murcia, aunque no se va a marchar de una ciudad de la que se ha enamorado.

-¿Cómo ha vivido estos dos años al frente del Real Murcia?

-A nivel deportivo ha sido una experiencia muy intensa, con el partido en casa contra el Valencia B en el 'playoff' y la subida meteórica de los últimos partidos de Liga la pasada campaña que nos catapultó hasta el segundo puesto. Quién sabe, pero quizá hubiésemos llegado a ser primeros si la anterior directiva hubiese abandonado el Consejo un mes y medio antes como, por cierto, se enorgullecía de decir. A nivel de la afición, desde mi llegada solo tengo elogios. Ha sido mi motor en los días en los que lo vi todo gris y en los que me acompañó en los miles de kilómetros que hice detrás del Murcia.

«En el viaje a Sevilla de hace un mes entendí que debía apartarme a un lado»

-¿Se va con el regusto amargo de que el equipo esté lejos del líder en este momento?

-Tenemos una gran plantilla y lo único que necesitan nuestros futbolistas es engrasarse bien para rodar perfectamente y conseguir lo que todos buscamos: llegar a la Liga de Fútbol Profesional cuanto antes. En el fútbol todos sabemos que una cosa es lo que deseamos todos y otra es la realidad. Si la pelota no entra, no la podemos empujar nosotros.

-¿Cuándo decidió marcharse? ¿Seguirá viendo partidos del Murcia?

-Para estar en el Real Murcia hay que sumar, y a raíz de mi viaje a Sevilla en diciembre me di cuenta de que debía apartarme a un lado y dejar a otra persona que sumara y trabajara para el Real Murcia. En ningún momento he pensado en aferrarme a un sillón si no es para aportar cosas y hacer crecer al club. Por supuesto, que nadie dude de que seguiré viendo partidos de mi Real Murcia, seguirá siendo mi equipo.

-¿Qué nota le pone a la afición?

-Ha sido fantástica en todo momento, apoyando al equipo y valorando el esfuerzo que nuestra directiva ha realizado desde hace un año.

-¿Le queda algún sabor amargo?

-Siento decir que los medios de comunicación han sido el punto negro en esta etapa. Cuando han analizado el tema deportivo, a nivel periodístico, ninguna pega. Cuando han considerado que el equipo estaba mal o no lo hacía como debía, se lo han hecho saber a los consejeros y a la afición. Pero a nivel personal creo que en Murcia hay tres tipos de periodista: los que se dedican al cotilleo y a la investigación y cuyo sitio está en un medio que debería dedicarse a otra cosa, los que ni siquiera se pueden considerar periodistas porque solo saben decir cosas sin sentido y suplicar a los amigos del presidente [José Luis Moreno] salir en series de televisión, y luego están los periodistas deportivos.

«En un año conseguí ilusionar de nuevo a la afición»

-¿Si no llega a aparecer Moro hace un año en la vida del Real Murcia ya no existiría el club?

-Pues es muy posible, pero no somos ninguno Rappel para saberlo. El caso es que el Real Murcia ha tenido más vida e ilusión y ha luchado por un ascenso en el último año.

-¿Lo ha intentado todo? ¿Se va con la conciencia tranquila?

-La opción de hipotecar el uso del estadio para pagar a Hacienda y Seguridad Social se estudió y se dieron los primeros pasos en ese sentido. Además, estuve estudiando la posibilidad de declarar el escudo y el himno del club como BIC (Bien de Interés Cultural), pensando en la ciudad y en la afición. Tuve reuniones con el Ayuntamiento y la Comunidad para trabajar en esto.

-¿Y los empresarios murcianos?

-No me siento defraudado con ellos, en absoluto. Los que han querido estar con nosotros, han estado. Siempre podían habernos ayudado más, pero también han sumado.

«No me siento traicionado por mi Consejo; todos nos equivocamos»

-¿Se siente engañado con alguno de los miembros de su Consejo? ¿Se siente traicionado?

-En absoluto. Todos nos equivocamos como personas que somos. Creo que hay algunos temas que trataríamos de forma diferente si volviésemos a diciembre de 2016. Siempre se puede mejorar y quizás mantendría un contacto más directo con los medios de comunicación. Pero en todo momento, todos los consejeros hemos trabajado por y para el Real Murcia. Con mayor o menor acierto, pero todos hemos pensado en este club, que es uno de los grandes patrimonios de la Región. No cambiaría por nada la experiencia de este año que he vivido al frente del Real Murcia.

-Ha firmado una cesión de las acciones con De la Vega, ¿tiene pensado vender definitivamente el Real Murcia algún día?

-Sí, mi etapa ha llegado a su fin. Si Mauricio García de la Vega no ejerce la opción de compra, mi firme intención es que el Real Murcia pase a ser propiedad del Ayuntamiento de Murcia y de los aficionados, que son los verdaderos valedores de este club. Si el grupo mexicano no cumpliese los compromisos adquiridos, daría el Murcia a los murcianos.

-Todavía hay algunas preguntas sin respuesta, ¿por qué se va tras solo un año al frente del Murcia?

-Cuando te das cuenta de que ya no eres capaz de sumar y que estando en la carretera lo único que consigues es poner en peligro a los demás conductores, es el momento de parar. Solo pido a la afición que cuando viaje a apoyar al equipo sea prudente, porque lo importante es regresar para apoyar en el siguiente partido con más fuerza.

«Quiero ver ascender al Murcia con un gol de Elady, y ver jugar de grana a Curto otra vez»

-¿Se arrepiente ahora de haber comprado el Real Murcia?

-Nunca. En un año he conseguido ilusionar a una afición que estaba muy tocada, recuperar las bases con ayuda de grandes profesionales. Que el Real Murcia se vuelva a abrir a la ciudadanía y que la etapa de Samper llegara a su fin. Teniendo a un paciente como el Murcia en la UCI de forma diaria, considero que hemos hecho bastantes cosas por este club como para que ninguno de los que llegamos se arrepienta de lo que hemos hecho. Me voy tranquilo.

-¿Qué último mensaje quiere mandarle a la afición del Murcia?

-Que en la salud y en la enfermedad, siempre hay que apoyar al Real Murcia, y que Raúl Moro no ha recibido ni un céntimo del grupo mexicano por la cesión del Murcia.

«Moro no ha recibido ni un céntimo del grupo mexicano»

-¿Qué queda en su retina justo un año después de su llegada?

-El día del 'playoff', cuando perdimos contra el Valencia B. También el Entierro de la Sardina, una fiesta que me marcó mucho. Y por supuesto la subida a la Fuensanta.

-¿Qué cosas le quedan por hacer en el Real Murcia?

-Ver un ascenso del Murcia que se consiga gracias a un gol de Elady, bañarme en la Redonda, que ojalá sea este año, y volver a ver jugar a Víctor Curto con la camiseta grana.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos