Fútbol | Real Murcia

De la Vega pide a Gálvez que no dé un paso más hasta que hable el TAS

García de la Vega, el pasado sábado, en Elche./vicente vicens / agm
García de la Vega, el pasado sábado, en Elche. / vicente vicens / agm

El mexicano no quiere asumir los gastos que genere el empresario oriolano antes de que el tribunal deportivo diga quién «es el propietario legítimo del Real Murcia»

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Mauricio García de la Vega ha permanecido en silencio en las últimas semanas. Desde que el Real Murcia se metió de lleno en la lucha por el ascenso, ha ocupado un segundo plano, aunque siguió acudiendo a todos los partidos del que considera su equipo. «Prefiero que los jugadores estén centrados en lo que pasa en el césped y estar callado. A mí lo que me interesa es que el Real Murcia ascienda. Es mi club», aseguró a 'La Verdad' antes de arrancar la fase de ascenso a Segunda.

Pero en la mañana de ayer y, ante los movimientos de Víctor Gálvez una vez acabada la temporada, el mexicano ha decidio alzar la voz y anunciar que no ha abandonado su lucha por recuperar el club: «He buscado actuar con prudencia y respeto, he dado prioridad a la imagen institucional del Real Murcia sobre mis propios intereses personales», asegura en un comunicado en el que reconoce la «lamentable situación corporativa en la que se encuentra el club», asegura.

De la Vega avisa sobre la posible nulidad que en un futuro pueden tener las acciones y compromisos adquiridos por el grupo oriolano que, liderado por Víctor Gálvez, está al frente del club y que está tomando tanto decisiones administrativas como futbolísticas: «Solicito a los miembros del Consejo de Administración que se abstengan de celebrar contratos, préstamos participativos o incrementos al capital que pudieran ser desconocidos e impugnados por mi administración en un futuro», afirma. Aunque en la Junta de Accionistas que se celebró el pasado 11 de abril Víctor Gálvez y sus colaboradores fueron nombrados consejeros y además se aprobó una campaña de préstamos participativos que podrían acabar diluyendo la mayoría de acciones de García de la Vega (84%), para el mexicano todos esos pasos no tienen validez dado que no se le permitió la entrada a dicha Junta pese a ser el accionista mayoritario de la sociedad.

EL COMUNICADO

Sobre las decisiones actuales
«Solicito al Consejo que se abstenga de celebrar contratos, incrementos al capital o préstamos que pudieran ser impugnados»
Sobre la Junta del 11 de abril
«Está cuestionada y ha sido impugnada por la cantidad de irregularidades; el TAS aclarará quién es el dueño verdadero del Murcia»

El gestor mexicano conoce de primera mano que el CSD (Consejo Superior de Deportes) no se va a pronunciar sobre la inscripción o no de las acciones de la entidad hasta que no lo haga el TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo) y entiende que desde que aterrizó en Murcia cumplió con todos los requisitos legales para comprar el club, ejecutando una cláusula contenida en el contrato de compraventa entre él mismo y Moro. «Se realizaron todos los pasos legales necesarios para la adquisición del paquete accionarial del 84% del Real Murcia y el TAS determinará su resolución en ese sentido, por lo que la legitimidad de quienes están ejerciendo las labores administrativas dentro del mismo es seriamente cuestionada, ya que se han autonombrado 'consejeros' en una junta de accionistas que, por demás, ha sido impugnada debido a la gran cantidad de irregularidades». Para acabar, De la Vega asegura que «confío en los mecanismos institucionales y creo que la resolución del TAS aclarará cualquier duda sobre quién es el legítimo propietario del club».

Visita a Monje Carrillo

García de la Vega visitó el pasado lunes a José Miguel Monje Carrillo. El mexicano quiso mostrar al presidente de la Federación Murciana de Fútbol todos los documentos que acreditan que el Real Murcia es suyo y que lo que está haciendo Víctor Gálvez con el club grana es ilegal. Pero Monje asegura que la propia Federación Murciana, la encargada de tramitar las fichas, está atada de pies y manos en este conflicto: «Hemos recibido a García de la Vega como también recibimos a Víctor Gálvez. Este es un proceso jurídico-administrativo entre dos mercantiles que depende del Consejo Superior de Deportes. Nosotros no podemos dar ninguna opinión al respecto. Nuestra intención es que el Real Murcia se gestione de la mejor manera posible», asegura Monje. A título informativo la Federación consultó al TAS, que aseguró que el proceso podría tardar en resolverse hasta catorce meses, en el peor de los casos.

Renato, un canterano que será del primer equipo el próximo año

Renato Da Silva es una de las perlas de la cantera del Murcia. Llegó el pasado verano desde el filial del Cartagena, con el que ascendió a Tercera, y ya ha debutado con el primer equipo grana. El delantero brasileño jugó 60 minutos en la vuelta de la Copa en el Camp Nou ante el Barcelona, y también ante el Melilla y el UCAM en la Liga. Con el Imperial de Víctor Basadre ha disputado 25 partidos, anotando 11 goles. Tiene contrato hasta 2020 y una cláusula por la que el Murcia está obligado a hacerle ficha del primer equipo este verano. Por otro lado, el centrocampista David Sánchez, que termina contrato el próximo 30 de junio, tiene una opción para renovar tras jugar 38 partidos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos