García de la Vega: «Es una vergüenza, esta Junta es ilegal»

Mauricio García de la Vega. /Nacho García/ AGM
Mauricio García de la Vega. / Nacho García/ AGM

El gestor mexicano, al que Deseado Flores no dejó acceder a la cita, afirmó que «me están echando de mi propio club, voy a tomar medidas legales»

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Mauricio García de la Vega fue uno de los grandes protagonistas de la Junta de Accionistas, a pesar de que no pudo acceder a ella. Se personó minutos antes de las 12 del mediodía en la puerta principal de la Nueva Condomina acompañado del notario Javier Escolano. Esperó, como el resto de accionistas, a que se abrirán las puertas para poder acceder a la sala de prensa, donde se celebraría el acto.

Y tras guardar la cola correspondiente e intentar el acceso, recibió la negativa de Deseado Flores, secretario del Consejo, que le denegó el acceso alegando que «el secretario Deseado Flores ha dicho que mis acciones no fueron admitidas en el registro de socios porque no han recibido la autorización del Consejo Superior de Deportes. Acudiremos a los tribunales. Tengo un equipo de abogados que están estudiando el asunto. Esta Junta va a ser impugnada y los acuerdos que aquí se tomen, sin mí no tiene el quórum necesario para celebrarse», aseguró el gestor mexicano.

Incluso el conflicto fue más allá, cuando los guardias de seguridad contratados por el club echaron al mexicano del recibidor de entrada a la zona noble de la Nueva Condomina cuando atendía a los medios de comunicación. «Es una vergüenza, una barbaridad, me están echando de mi propio club. Le están haciendo un daño terrible al Real Murcia, me duele mucho». Minutos más tarde, y ya fuera del estadio, siguió desvelando los pasos que va a seguir: «Vamos a ir a los tribunales. Ya tenemos un proceso abierto en el TAS y estamos estudiando los posibles delitos civiles, mercantiles y penales que se han producido contra los responsables de este atropello. Si hay visos de una posible estafa, también actuaremos. Tenemos nuestra estrategia».

«Esta situación es vergonzosa. No me ha pillado por sorpresa. Todos sabemos que esto es un atropello. Si no tienen el 84% de las acciones no pueden tomar ningún acuerdo. Voy a seguir peleando para recuperar mi club», afirmó el gestor mexicano.

Una Junta cerrada

Los medios de comunicación, al contrario de lo ocurrido en años anteriores, no pudieron entrar a la Junta y solo tuvieron acceso a la sala en la que se celebraba para tomar fotos e imágenes durante tres minutos. Miguel Martínez, el responsable de la decisión, aseguró que «no era una Junta fácil y solo debían estar presentes los accionistas». Martínez incluso desoyó a los accionistas minoritarios, quienes pidieron que accediera la prensa a la Junta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos