Víctor Alonso reclama al Real Murcia 42.550 euros

Víctor Alonso, en la Nueva Condomina, en 2016./Antonio Gil / AGM
Víctor Alonso, en la Nueva Condomina, en 2016. / Antonio Gil / AGM

El exgerente murcianista embarga al club grana para cobrar la cantidad acordada como indemnización por su despido

ALBERTO GÓMEZMURCIA

El presidente del Real Murcia, Víctor Manuel Gálvez, hizo un llamamiento la semana pasada para que acudieran a él todas las personas con las que la entidad pimentonera tuviera una deuda. «Que vengan a nosotros. Existe un calendario de pagos y todos van a cobrar, pero necesitamos tiempo. Que no nos embarguen las taquillas. Eso no vale para nada» dijo el empresario de Orihuela. Como adelantó 'La Verdad' en octubre, la entidad murcianista tiene embargadas todas las taquillas de la temporada debido al sin fin de pagos pendientes que tiene que acometer.

Esto ha provocado que el club murciano no haya podido disfrutar de lo ingresado por la venta de entradas de partidos con gran afluencia como los derbis disputados en la Nueva Condomina contra el UCAM y el Cartagena, el duelo contra el Extremadura o el último ante el Betis Deportivo, en el que se registró la mejor entrada del curso con 13.901 espectadores. Además, la visita del Barcelona en Copa sirvió para que cobrara Hacienda. De ese partido Gálvez anunció la desaparición de 280.000 euros de la taquilla.

Otro que está en la cola del Murcia para cobrar es Víctor Alonso. El exgerente exige el cobro de 42.550 euros correspondientes a la indemnización por su despido que pactó con el equipo grana.

Demanda de ejecución

El madrileño ha presentado una demanda de ejecución en el Juzgado de lo Social número 6 de Murcia y la secretaria judicial de este órgano ha dictado un decreto en el que recoge que se embargue al Murcia hasta cubrir la cantidad reclamada por Alonso. La resolución recoge el embargo de las taquillas de los partidos que los pimentoneros disputen como local y también de créditos que el club tenga por acciones de marketing o acuerdos publicitarios.

Se da la circunstancia de que el abogado de Víctor Alonso en este procedimiento es Pablo Martínez-Abarca, hijo del expresidente del Murcia, Guillermo Martínez-Abarca, con quien Alonso trabajó en la Nueva Condomina durante su etapa como gerente del club. El letrado también está embargando taquillas a la entidad grana porque el club le dejó pendiente el pago de 52.417 euros de su etapa en los servicios jurídicos del equipo murcianista. Martínez-Abarca se quedó con la recaudación del encuentro del pasado domingo ante el Betis Deportivo.

Víctor Alonso estuvo 18 años en el Murcia hasta que fue despedido con la entrada en el club del equipo del empresario extremeño Raúl Moro. El pasado 11 de julio llegó a un acuerdo para cobrar una indemnización de 20 días por año trabajado. La directiva pimentonera se comprometió a abonarle una parte con carácter inmediato y otra en diciembre, pero no ha cumplido su palabra y el madrileño ha llevado el asunto a los tribunales.

La taquilla del derbi con el Efesé enfrenta a Martínez-Abarca con el Betis de Valladolid

El Betis de Valladolid debió cobrar 35.000 euros de lo que el Real Murcia recaudó por la venta de entradas del partido contra el Cartagena que se disputó el 8 de abril. Sin embargo, no recibió un céntimo. En febrero el abogado Pablo Martínez-Abarca promovió una diligencia ante el Juzgado de lo Social número 8 de Murcia para embargar la taquilla de este encuentro. Al tener conocimiento de este movimiento, los abogados del Betis presentaron una demanda de tercería de mejor derecho ante el mismo órgano judicial para cobrar lo que entienden que les pertenece en virtud del acuerdo cerrado con el Murcia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos