Víctor Basadre, despedido pese a perdonar 18.000 euros

A. G. MURCIA

Víctor Basadre recibió hace una semana la carta de despido del Real Murcia después de no alcanzar un acuerdo para rescindir su contrato. El exentrenador del Imperial tenía firmados dos años más, a razón de 18.000 euros cada uno. El preparador gallego estaba dispuesto a renunciar a uno de ellos a cambio de tener garantía de cobro de los otros 18.000 euros que tenía comprometidos. Desde el club grana le ofrecieron cobrar uno de los años de contrato, repartido en ocho pagos, pero no daban ningún tipo de aval bancario ni garantía de que los pagos se iban a realizar.

La alternativa que puso encima de la mesa durante la negociación el conjunto pimentonero fue el despido que hizo efectivo el 13 de julio. Ante esta situación, Basadre denunció al Murcia esta semana ante la Federación Murciana. Al ser despedido, el entrenador está a expensas del cobro de los 36.000 euros que tenía firmados y no solo 18.000 como él estaba dispuesto a pactar.

Además, el exentrenador del Imperial interpuso otra denuncia contra el Murcia el pasado 1 de julio. En este caso, por el impago de las cinco últimas nóminas de la temporada pasada que todavía tiene pendiente de cobro. El representante del gallego avisó con anterioridad a Toni Hernández, director general de los granas, y a José Carrilero, responsables de las bases, de que la denuncia se iba a poner en caso de los impagos persistieran.

Cuando el Murcia recibió notificación de la Federación Murciana de esta primera denuncia, inició un periodo de negociación con Víctor Basadre que ha terminado con el despido del técnico. Los granas se comprometieron a pagar las nóminas pendientes, pero, de momento, no han movido ficha.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos