Víctor Gálvez se apoya en la AFE para demostrar que De la Vega no compró el club

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

El equipo de abogados que defiende al grupo liderado por Víctor Gálvez entiende que ha encontrado una resquicio legal con el que podría demostrar que Mauricio García de la Vega no es el propietario del Real Murcia. Tiene que ver con el contrato de compraventa firmado por Raúl Moro y el gestor mexicano, que el segundo ejecutó el pasado 7 de marzo. En dicho contrato existe una cláusula por la que la hipotética opción de compra quedaría anulada si De la Vega incumpliera un requisito: que la plantilla grana, bajo su mandato, acumulara tres o más meses de impagos. Los abogados de Gálvez se agarran a la relación de denuncias que ha llegado al club grana desde la AFE (Asociación de Futbolistas Profesionales) y en la que figura que cinco jugadores que fueron despedidos el 31 de enero de 2017 acumularon tres meses consecutivos sin cobrar.

Son los casos de Salva Chamorro, Fernando Llorente, Abel Molinero, Álex Ortiz y Fede Vega. Entre los tres, y con relación a los meses de noviembre, diciembre y enero, sumaron una cantidad impagada de 118.743 euros, que está incluida en los 630.000 euros que el Murcia debe pagar, o negociar con los acreedores, para poder inscribirse en Segunda B de cara al próximo curso.

Los abogados de Gálvez entienden que ese impago de tres mensualidades consecutivas anula la compra del Murcia por parte de García de la Vega y que por tanto el club es del oriolano.

Llamada a Salmerón

Mientras tanto, Toni Hernández, el actual director general y deportivo del Real Murcia, asegura que todavía no tiene cerrada la contratación de un nuevo entrenador para el Real Murcia y que «primero hablaremos con Salmerón». De hecho, aún no es seguro que en la rueda de prensa de mañana Gálvez pueda anunciar quién será el técnicos elegido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos