Víctor Gálvez: «Hablé con Guti, pero entrenará al Madrid»

El empresario Víctor Gálvez, ayer, junto a su hijo, en la rueda de prensa que ofreció en la Nueva Condomina. / Nacho garcía / agm

El oriolano avanza que los nuevos abonos costarán de 60 a 230 euros y que el club ha pedido ser sede de la futura final de Copa. Dice que negoció con el exjugador blanco para ser el nuevo técnico grana, pero la marcha de Zidane ha impedido su llegada al Real Murcia

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Víctor Gálvez, presidente del Real Murcia, fue de menos a más en su esperada aparición de ayer. Así, al final dejó muchos titulares y también la sensación de que va a seguir adelante, aunque el litigio con García de la Vega siga en pie y también la posibilidad de que en un tiempo el Murcia ya no sea suyo. Por eso su mensaje de inicio fue victimista: «Los medios de comunicación no me dan su apoyo, pese a que no teníamos constancia que la deuda del club era tan grande. Me falta apoyo y me quedo solo», aseguró, para después advertir que no está dispuesto a jugarse su patrimonio y que luego «se me acuse de no pagar. Gálvez no debe nada, lo debe el club».

Luego sacó la lista de facturas pendientes y pagos realizados: «He puesto cerca de un millón de euros y de aquí al 30 de junio tengo que poner 950.000 más aquí, donde hacía cuatro años que no se pagaba la seguridad social y dos que no se pagaba la luz». El gestor de la entidad grana incidió en las dificultades del día a día: «El Murcia tiene 25 procedimientos de ejecución de embargos que suman alrededor de 850.000 euros. Cuando llegamos pedimos un mes para arreglar las cosas y diseñar un plan de pagos. La situación del club era compleja, pero no tenía constancia de la situación económica. Además, todavía faltan ocho o diez días para que esté la auditoría. Y es que han pasado muchos golfos por aquí en los últimos años».

Lo puesto más intereses

Gálvez no escondió el riesgo que corre: «Sé que puedo ganar en el TAS, de la misma manera que puedo perder, pero esto no se va a resolver hasta dentro de 12 meses como mínimo y yo tengo que hacer un equipo en tres semanas. Tengo una escritura de compra del 84,2% de las acciones, pero, si le dan el club a Mauricio, me tendrán que indemnizar con lo que he puesto y los intereses».

Poco a poco el oriolano se fue creciendo y fueron llegando mejores noticias para el club: «Hemos recibido un escrito de Hacienda en el que nos dice que está de acuerdo con el documento que le mandamos, que podemos firmar un acuerdo». El oriolano, de este modo, debe pagar cerca de 1,4 millones (el 10% del total de la deuda) y luego pactar dos pagos más a lo largo del año con cantidades aún por definir. Un acuerdo similar al que Gálvez asegura tener con la Seguridad Social, a la que debe pagar 340.000 euros de inicio, más otros dos pagos anuales en noviembre y abril.

Y también habló de su visita a la Liga y los objetivos de la próxima campaña: «Pienso ascender la próxima temporada, sería un fracaso personal no acabar en la primera posición», dijo. La Liga, además del certificado de tener la deuda ordenada con Hacienda y la Seguridad Social, pide al club reducir la deuda total en 14 millones para ascender, dejándola «en 31 o 32 millones», afirmó.

Los aficionados del Murcia quieren saber cómo será la primera campaña de abonos diseñada por Víctor Gálvez. Aunque finalmente no fue presentada ayer, se conocieron algunos detalles: «Los precios son más económicos que otros años, el objetivo es llegar a los 15.000 socios. La campaña será muy agresiva. El precio máximo será de 230 euros y el mínimo de 60», dijo Toni Hernández, director general del club, presente en la rueda de prensa junto a Víctor Valentino, hijo del presidente, y Roberto Cases, consejero.

Cabe recordar que el pasado verano los precios oscilaron entre los 90 euros de los fondos y los 250 de la tribuna preferente. Gálvez hizo un guiño a las peñas: «Pablo Guzmán, su nuevo presidente, se está portando muy bien. El objetivo es llegar a los 5.000 peñistas y nos han asegurado que se podrán vender carnés en 45 puntos de la Región».

La nueva directiva grana pide ayuda a los empresarios y a las instituciones públicas para sacar el máximo partido al estadio. El Murcia ingresó el pasado curso 1,5 millones y se gastó más de 3, una tendencia que quiere cambiar: «Con ayuda de las empresas podemos facturar un 40% más. Urge un convenio con el Ayuntamiento. Además, estoy peleándome con la federación y Luis Rubiales para traer a Murcia la final de la Copa de la próxima temporada, pero las palmeras de la puerta están tres años sin cortarse».

Gálvez incidió en los conciertos que en verano tendrán lugar en la Nueva Condomina: «Nos iban a dar 12.500 euros, pero arreglar el césped después nos costará 30.000, así que he pedido que nos den 95.000».

Pero si hubo una estrella inesperada en la rueda de prensa ese fue el exjugador Guti: «Hemos hablado varias veces con Guti e hicimos una valoración de la plantilla actual. En una de mis visitas a Madrid teníamos previsto reunirnos con él, pero no fue posible, porque fue el mismo día que saltó lo del asunto de la marcha de Zidane. Guti va a entrenar al Real Madrid», dijo.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos