Fútbol | Real Murcia

Víctor Gálvez ya sueña con una ciudad deportiva a un paso del estadio grana

Víctor Gálvez, en su mansión de Campoamor, muestra a 'La Verdad' su ciudad deportiva, que aparece en el detalle. / G. Carrión / AGM

Asegura que tiene los inversores para una obra que incluiría un auditorio y dos complejos residenciales con más de 300 habitaciones

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Víctor Gálvez, que dirige el club grana desde el pasado mes de abril y no muestra intención de marcharse, a pesar de la resolución del TAS sobre el conflicto sobre la propiedad del club entre él y García de la Vega, tiene un sueño: construir una casa para la cantera grana y que al mismo tiempo sirva al Murcia como fuente de financiación: «Quiero 800 niños en la cantera y no 400 como ahora. Quiero incentivar la cantera, traer a los mejores niños a las bases del Real Murcia. Pero la ciudad deportiva que quiero construir será para que la utilicen más clubes y para que vengan 180 niños del mundo entero. Tengo los planos del complejo que quiero», explica detalladamente el oriolano a 'La Verdad'.

El actual presidente del Real Murcia ha hecho números sobre lo que cuesta levantar su proyecto: «Estaría en unos terrenos cercanos la Nueva Condomina y el coste total sería de 42,7 millones de euros. El Imperial jugaría en esta ciudad deportiva dentro de un estadio para 10.000 espectadores, en cualquier categoría en la que esté. Antes urgen tres campos de fútbol para el primer equipo. Ahora pagamos dinero para utilizar otros campos. Es una inversión, la ciudad deportiva sería rentable», afirma.

El empresario oriolano asegura tenerlo todo preparado: «Está todo diseñado y bien planteado para mis amigos inversores. Siempre tengo inversores porque han colaborado conmigo en grandes proyectos inmobiliarios. Murcia tiene 441.000 habitantes, es el principal reclamo». A Gálvez se le encienden los ojos cuando se imagina cumplido su gran sueño: «En la futura ciudad deportiva iría un auditorio, además de casas con planta baja y alta con los niños que se alojarían en el complejo, zonas para comedor, salas de estudio, piscinas con dimensiones olímpicas y otros equipamientos. También incluiría una ciudad del tenis con pistas de tierra y pádel y seis campos de fútbol para la cantera, además de dos campos para el fútbol profesional a los que equipos de primer nivel mundial tendrían acceso por túneles privados. Y por supuesto dos residencias hoteleras con 196 habitaciones y 120, respectivamente».

Arreglos en Cobatillas

Pero hasta que el sueño de Gálvez se haga realidad, el primer equipo del Real Murcia se tiene que conformar con entrenar en Cobatillas, una instalación que está recuperando el mejor césped poco a poco y a la que el actual presidente del Real Murcia también le está dando un lavado de cara: «En Cobatillas lo estamos arreglando todo, estamos pintando, hemos hecho un aseo nuevo. Vamos a poner las redes nuevas de color grana. En la Nueva Condomina hay otras preferencias, pero estamos limpiando bien los pasillos y adecentando las instalaciones. Hay olor a perfume como hace años que no había. No se puede echar a perder una instalación como esta», dice el de Molins.

En vez de 400, quiero 800 niños en la cantera y que los mejores vengan a jugar al Real Murcia

El club grana ultima el diseño de una tienda 'online' para la venta de productos y entradas

Gálvez asegura estar haciendo frente a diversos pagos que los murcianistas desconocen, empezando por 136.000 euros de embargos y 10.800 euros para Royal Verd, la empresa mantenedora del césped de la Nueva Condomina y también de Cobatillas. Sobre la campaña de abonos se muestra muy optimista y cree que el club grana llegará a los 12.000 socios. También que la grada lateral tendrá esta temporada buen ambiente y que el Murcia dispondrá en breve de una tienda 'online' en la que los aficionados murcianistas podrán comprar cualquier prenda o accesorio del equipo grana, además de entradas.

Y sobre todo, asevera con rotundidad que «estamos haciendo planes de pago. Toda la publicidad que va a entrar en el Real Murcia y que está contratada la vamos a cobrar en diez plazos, desde el 5 de septiembre al 5 de junio, para que el día 10 todos los empleados pueden cobrar. Cuando yo llegué me encontré otra cosa. Lo que no puede ser es que en Navidad ya nadie cobre».

Gálvez tiene fe en el futuro del club grana a pesar de la deuda de más de 50 millones: «Hay Real Murcia para rato y para disfrutar. Con el entrenador y los jugadores que tenemos vamos a ver buen fútbol esta temporada. Estoy fichando y renovando a los jugadores para dos o tres años porque quiero que haya una continuidad. Si subimos, solo habrá que hacer tres o cuatro refuerzos de Segunda la próxima campaña para intentar subir a Primera», dice el oriolano, que irradia optimismo a pesar del conflicto abierto por la propiedad del club centenario.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos