Una victoria para que no cunda el pánico

Manolo Sanlúcar da instrucciones en un entrenamiento en la Nueva Condomina.
Manolo Sanlúcar da instrucciones en un entrenamiento en la Nueva Condomina. / Nacho García / AGM

El Murcia busca ante El Ejido ganar su primer partido en la Liga y centrarse en el ascenso

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Cuando aterrizó en Murcia, Manolo Sanlúcar dijo que no tenía miedo de hacerse cargo de un club tan importante. Añadió que tampoco tenía presión por tener que buscar el ascenso de forma inexcusable. El extécnico del Villanovense también se reafirmó en que no tendría miedo a la hora de manejar una plantilla formada por futbolistas muy expertos. «Yo también formé parte, como futbolista, de equipos que estaban obligados a ascender», dijo. Esta tarde, el técnico gaditano se enfrenta a una de esas situaciones para las que dijo que estaba preparado y en la que debe buscar su primera victoria al frente del Real Murcia, después de dos pinchazos en las dos primeras jornadas. Hoy debe demostrar que no le tiembla el pulso para apostar por un once titular en el que jueguen los mejores, aunque para ello tenga que sentar en el banquillo a pesos pesados del vestuario.

De atrás hacia adelante hay muchas alternativas para cada puesto. David Mateos, pese a que el miércoles volvió a jugar un partido oficial, tras estar parado desde el 2 de octubre de 2016, pide paso entre los titulares. Si Sanlúcar decide ponerlo desde el inicio, tendrá que sentar a Pedro Orfila o a Álex Ortiz. El damnificado también podría ser Fede Vega, si Sanlúcar apuesta por colocar en el lateral derecho a Orfila, como hizo en el choque de Copa del Rey ante el Cacereño. Mateos, aunque aún no está al cien por cien, tiene una cualidad que le ha faltado al equipo grana en los últimos partidos: fiabilidad y contundencia en los balones aéreos.

Pero del centro del campo hacia arriba es donde Sanlúcar se tiene que estrujarse aún más la cabeza. Primero tiene que decidir si apuesta por jugar con un solo delantero o con dos, como hizo en la cita copera. El técnico grana ha alternado desde la pretemporada los dos sistemas, lo que ha provocado que el nuevo Murcia carezca aún de personalidad propia. En caso de seguir apostando por el 4-4-2, como hizo hace cinco días, la pareja de goleadores debe estar formada por Pedro Martín y Víctor Curto, los dos artilleros más inspirados. El primero hizo el único gol grana en Liga, en el empate ante el Recreativo, mientras que el tarraconense marcó los tres de la Copa y es el jugador con más dinamita en la plantilla.

Por lo tanto, si Sanlúcar apuesta por los dos delanteros tendrá que hacer criba en el centro del campo, donde habrá codazos por jugar. Juanma, a la hora de hacer las labores de destructor del juego rival, se lo ha puesto difícil a Armando, tras el buen partido del canterano ante el Cacereño. Además, Fran Carnicer, David Sánchez, Jordan Domínguez y Llorente pelearán por otro puesto, con lo que el técnico grana tendrá que tomar una decisión difícil. Otra de las posibilidades, para no perder fuerza en el centro del campo, podría ser desplazar a Fran Carnicer al extremo, mientras que David Sánchez y Armando o Juanma compartirían el doble pivote. Si apuesta por este dibujo, Abel Molinero, Santi Jara, Xiscu y Elady pelearán por otro de los puestos que tiene muchas novias.

Enfrente, el Real Murcia tiene hoy un equipo sin complejos, que la pasada jornada se revolvió frente al Cartagena y consiguió ponerse con 3-2 a favor en un choque que perdía 0-2. Tras salvarse la pasada campaña en la última jornada, y sobre la campana, esta temporada pretende no pasar apuros y consolidarse en Segunda B. El equipo que dirige Alberto González no podrá contar con Lolo y Javilillo, dos de sus principales baluartes, pero sí podrá alinear de inicio a futbolistas como el portero Gazzaniga, ex del Almería, el central Arregui, o el delantero Hakim. El Murcia necesita los tres puntos para enrolarse en el grupo de cabeza y no perder más terreno. En caso de perder, el equipo de Sanlúcar obtendrá la misma puntuación que el de Aira en la campaña 2015-16, cuando los granas arrancaron sumando solo un punto de nueve posibles y llegaron a ser colistas.

Los socios pagarán en la Copa

La directiva que comanda Raúl Moro ha tomado la decisión de cobrar a los socios en el choque de la segunda ronda de la Copa del Rey que se va a celebrar el próximo miércoles, y que va a enfrentar al club grana con el Racing de Ferrol, equipo que milita en el grupo I de Segunda B. El duelo se jugará a las 21.30 horas en la Nueva Condomina y los que son abonados pagarán 10 euros en la tribuna preferente y 5 euros en los fondos y la grada lateral. Los aficionados granas que no hayan retirado su carné tendrán que pasar por taquilla y pagar 20 euros por una entrada en la tribuna preferente y 10 en el resto de ubicaciones del estadio murciano. Si el Murcia elimina a los gallegos, entrará en el bombo de la tercera ronda.

Fotos

Vídeos