«La vuelta, en Cobatillas»

Raúl Moro. / J. C. Caval / AGM
Raúl Moro. / J. C. Caval / AGM

Moro asegura que el trato de Las Palmas fue «lamentable»

ALBERTO GÓMEZ

La contienda deportiva que protagonizaron ayer Real Murcia y Las Palmas Atlético se extrapoló al palco. Las directivas grana y canaria airearon sus diferencias por la ubicación que guardaron a la expedición murcianista los dirigentes amarillos en el campo donde se jugó el partido. La chispa saltó nada más comenzar el choque, cuando Raúl Moro Martín, presidente pimentonero y representante del equipo murciano en la zona noble durante el partido de ayer, criticó en su perfil de Twitter la mala visibilidad que había desde el sitio que se le había asignado. El empresario extremeño apuntaló su queja con la publicación de dos fotografías en las que se veía que estaba detrás de dos cámaras de televisión. Moro pidió «solo respeto» y tildó de «lamentable» lo sucedido. También denunció que el lado del palco opuesto al que le asignaron estaba «lleno de aficionados».

Lo cierto es que el malestar de la expedición del Murcia por las incomodidades del escenario en el que se jugó el encuentro fue notoria y consideró la organización de «tercermundista». En Twitter, Moro Martín llegó a amenazar con emplear las instalaciones de Cobatillas para el partido de la segunda vuelta que el filial amarillo dispute contra los murcianistas, pero matizó que no lo hará «por mis abonados».

El jefe de producción de Las Palmas, Rubén Fontes, salió al paso de las quejas del presidente pimentonero y le contestó que «cada uno se sienta donde quiere. Como observarán hay sitios de sobra. Al otro lado están directivos y miembros del Consejo de Las Palmas». El dirigente canario adjuntó una fotografía en la que se veían varios asientos vacíos de una parte del estadio. En esa zona del campo estuvieron presenciando el partido el presidente local, Miguel Ángel Ramírez, y el vicepresidente, Nicolás Ortega, entre otros representantes del equipo amarillo.

Obras en el campo

Un aficionado de Las Palmas también apuntó al presidente del Murcia que en el palco había directivos del equipo local y miembros de la primera plantilla. Moro no se dio por convencido y matizó: «Pues debe tener (Las Palmas) muchos entrenadores del primer equipo y muchos directores deportivos porque hay más de 20 y alguno no tiene más de 20 años». Desde Canarias también señalaron que el palco en el que se indicó que se ubicara el presidente murcianista es de creciente creación porque el Estadio Anexo al Gran Canaria se encuentra en obras por unas mejoras que se están llevando a cabo en la instalación deportiva.

De hecho, ayer los aficionados no pudieron acceder a la grada principal del recinto por no estar finalizados los trabajos que el club lleva a cabo en la cubierta de esa zona. Al margen de la polémica, la expedición del Real Murcia volvió satisfecha de Las Palmas después de lograr la primera victoria de la temporada fuera de casa y encadenar dos triunfos consecutivos tras ganar el pasado domingo al Granada B.

Fotos

Vídeos